Archivo | Perspectiva DH RSS de esta sección
texto deben obligarse a generar las condiciones propicias para que el ejercicio periodístico se lleve a cabo en un marco de seguridad y libertad.

Las referidas condiciones conllevan la necesidad de reconocer desde los más altos niveles del ejercicio del poder público, la importancia del trabajo de las y los periodistas para garantizar el acceso a la información de la sociedad, la transparencia en el ejercicio público, y con ello el fortalecimiento de la democracia.

No se mata la verdad matando periodistas

texto deben obligarse a generar las condiciones propicias para que el ejercicio periodístico se lleve a cabo en un marco de seguridad y libertad. Las referidas condiciones conllevan la necesidad de reconocer desde los más altos niveles del ejercicio del poder público, la importancia del trabajo de las y los periodistas para garantizar el acceso a la información de la sociedad, la transparencia en el ejercicio público, y con ello el fortalecimiento de la democracia.

El nuevo modelo procesal penal que sustituyó al inquisitivo o mixto, corre el riesgo de convertirse en el mismo sistema penal al servicio del gobierno para reprimir la protesta social. Las detenciones recientes de la defensora de los derechos humanos Silvia Juárez, y de empresarios vinculados a la asociación Empresarios Chiapanecos Organizados (ECHO) revelan la utilización indebida del Derecho Penal.

Uso politico del nuevo modelo penal

El nuevo modelo procesal penal que sustituyó al inquisitivo o mixto, corre el riesgo de convertirse en el mismo sistema penal al servicio del gobierno para reprimir la protesta social. Las detenciones recientes de la defensora de los derechos humanos Silvia Juárez, y de empresarios vinculados a la asociación Empresarios Chiapanecos Organizados (ECHO) revelan la utilización indebida del Derecho Penal.

Berta Cáceres

Berta Cáceres Vive!!!

El crimen de Berta enseña, una vez más, que las grandes empresas son capaces de eliminar todo obstáculo que se interpone en sus operaciones económicas para la explotación de los recursos naturales. Las y los defensores de los derechos humanos, y en particular de los derechos ambientales, representan eslabones vulnerables frente a la acción de las empresas en contubernio con los gobiernos.

Políticos que legitimaron la Trigésima Tercera reforma a la Constitución Política del Estado de Chiapas

Chiapas: reformas constitucionales y los retrocesos en derechos humanos

El contenido no es convincente en el sentido de que fortalezca nuestros derechos humanos. Es cierto que incorpora novedades, pero también adolece de retrocesos, incluso discriminación, y lo más triste es que suprime derechos contemplados en la anterior o reduce el alcance de los mismos. Tres ejemplos podríamos utilizar para el balance:

Poder Judicial del Estado de Chiapas

Poder judicial (y machista) del estado

En el marco del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, y a propósito de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, una medida adecuada y preventiva sería erradicar la discriminación institucional hacia las mujeres. Mientras no se erradiquen las causas que generan la violencia, las medidas que se puedan implementar solo tendrán un efecto temporal que no solucionara el problema. Esperemos la respuesta a la Declaratoria.

unach

UNACH: desigualdades de genero

En los últimos meses se ha evidenciado con mayor crudeza la situación de desigualdad y violencia que viven las mujeres en Chiapas. Desigualdad que se ha manifestado en la falta de respeto a normas sobre paridad de género en los espacios político electoral y en la administración pública, y violencia en los ataques físicos y sexuales, que en no pocas ocasiones han llegado al feminicidio.

Imagen: www.ndmx.co

Tlatelolco 68 en el contexto de la guerra sucia

La impunidad, entendida como la imposibilidad de jure o de facto para llevar ante los tribunales a los responsables de violaciones a los derechos humanos, continua reinando en los delitos cometidos durante la Guerra Sucia, a la par que las víctimas y sus familiares siguen esperando justicia. Todo indica que la máxima se cumple: quien no afronta el pasado, se condena a repetirlo. Tlatelolco 68 y Ayotzinapa 2014 no se olvidan.