Denuncian operación de grupo armado en Venustiano Carranza

Caravana Solidaria

Activistas y miembros de una  red de 35 organizaciones civiles demandaron al gobierno estatal y federal la desarticulación de un grupo armado que opera en la región de Venustiano Carranza y mantiene bajo amenaza a las  comunidades de Cruztón y Nueva Libertad, a quienes ya les causaron un asesinato.

 

 

Los miembros de los diferentes colectivos, organizaciones adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN, arribaron el domingo pasado en el marco de una Caravana de Solidaridad, para documentar la violencia  que viven los habitantes de los poblados de Cruztón y Nueva Libertad del municipio Venustiano Carranza.

 

Señalaron que viven amenazados por un Grupo Armado denominado Nuevo Guadalupe Victoria, quienes portan armas de fuego de uso exclusivo del Ejército mexicano, y que actúan en total impunidad.

 

Los miembros de la caravana dijeron hoy que el pasado 22 de mayo el Grupo Armado actuó con la complicidad del gobierno y  perpetró un ataque armado a miembros de las comunidades de Cruztón y Nueva Libertad, cuando estos se encontraban en el cementerio, resguardando y limpiando el el lugar sagrado que han poseído desde hace más de un siglo.

 

Días atrás, el 10 de mayo, el grupo armado había llegado para profanar las tumbas de sus muertos.

 

Pero al encontrarse ellos limpiando y cuidando las tumbas de sus seres queridos sufrieron un ataque armado en el que perdió la vida Rodrigo Guadalupe Huet Gómez.

 

Denunciaron que los pobladores de Cruzton y Nueva Libertad siguen con el temor de un nuevo ataque, pues hanestado exigiendo que se investigue, captura y sancione a los responsables del crimen que cometieron.

 

El mismo grupo armado, a las 60 familias de Nueva Libertad, les han cortado el sumistro de agua desde el 18 junio del presente año, lo que representa para ellos una crítica situación de subsistencia. 

 

En testimonios de los pobladores recibidos por los miembros de la caravana, recalcaron la complicidad gubernamental, pues hasta ahora actuan impunemente y no han sido detenidos para rendir cuentas por el crimen que cometieron.  

 

Los miembros del presunto grupo armado reclaman las tierras que poseen Cruzton y Nueva Libertad, sin embargo, estos alegan que es falso, pues les pertenecen las tierras desde sus antepasados.

 

“Nuestros abuelos y padres fueron mozos del finquero en aquel tiempo y también nosotros lo fuimos, por eso hoy defendemos lo que es nuestro. Nuestra voz no será callada, nuestra voz aun será más fuerte. No porque perdió la vida nuestro compañero callaremos o nos acobardemos”, dijeron los campesinos que se dicen agraviados por este grupo armado.

 

Los activistas y la red de organizaciones civiles exigieron al gobierno que realice una investigación exhaustiva e imparcial para dar con los responsables materiales e intelectuales de este ataque, para evitar que el asesinato del compañero Rodrigo Guadalupe Huet Gómez quede en la impunidad. Demandaron también investigar, desarmar y sancionar al grupo armado que opera en la zona.

 

Entre las organizaciones que llegaron hasta esa comunidad el domingo pasado, se encuentran Semilla Digna, Koma Ilel, Casa Gandhi, la Red Contra la Represión y por la Solidaridad (RrvR), Espacio de Lucha Contra el Olvido y la Represión (ELCOR), el Grupo de Trabajo no estamos todxs, el Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, A.C. (CDMCH), el Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, A.C, Salud y Desarrollo Comunitario A.C. (Sadec), el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A.C. (Frayba) y otras de diferentes países con presencia en México y en Chiapas.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.