Opinión

Joaquín Gutiérrez, escritor de Costa Rica.

Guatemala 1954: Las heridas profundas de Centroamérica

A propósito de un conversatorio -como se les llama ahora- llevado a cabo el 9 de marzo pasado en el CESMECA de la UNICACH, a través del Observatorio de las Democracias: Sur de México y Centroamérica, en coordinación con el Grupo de Estudios de Migración y Procesos Transfronterizos del ECOSUR, estuve reflexionando en que, desde mis días de estudiante de antropología en la ENAH, he estado relacionado estrechamente con Centroamérica.

La democracia es un proceso complejo y difícil. A veces de difícil acceso, en más de las ocasiones incomprensible para muchos, porque implica supeditarse por completo a la “dictadura de la mayoría”, una idea no tan arraigada en una población como la nuestra, la mexicana, en donde la ciudadanía ha sido relegada por años a un mero concepto sin uso, marchito y marginado por los partidos políticos que han estado en el gobierno.

Los Consejos Vecinales en Berriozábal

La democracia es un proceso complejo y difícil. A veces de difícil acceso, en más de las ocasiones incomprensible para muchos, porque implica supeditarse por completo a la “dictadura de la mayoría”, una idea no tan arraigada en una población como la nuestra, la mexicana, en donde la ciudadanía ha sido relegada por años a un mero concepto sin uso, marchito y marginado por los partidos políticos que han estado en el gobierno.

© Luis Echeverría Álvarez y Manuel Velasco Suárez. Auditorio de los Constituyentes. AGN Fondo Hermanos Mayo (concentrados, sobre 363). 1975.

Lejos de rapiña y sindicatos… ¡UNIVERSIDAD!

La crisis ética, académica y financiera por la que atraviesa nuestra Universidad se fue gestando durante esta su segunda época; al menos durante los últimos veintiun años, desde 1998, exacervada durante la administración de Vals Esponda (2010-2014), hoy secretario general de la ANUIES y, por si hubiese hecho falta, empeoradaa grado sumo por la tibia gestión de Ruiz Hernández (2014-2018), flamante coordinador de asesores del gobierno estatal vigente.

Asombrada por lo sucedido y agradecida por poder continuar su recorrido, Gertrudis recordó el silbido del viento y los ladridos de los perros. ¿Habría sido augurio o mera coincidencia? Jamás olvidaría esa noche.

El silbido del viento

Asombrada por lo sucedido y agradecida por poder continuar su recorrido, Gertrudis recordó el silbido del viento y los ladridos de los perros. ¿Habría sido augurio o mera coincidencia? Jamás olvidaría esa noche.

Pedro Ruiz tuvo la mala suerte de embarcarse en la compra de media hectárea en la colonia Santa Inés, en Berriozábal, hace unos diez años.

Amigo mío desde los tiempos cobachenses, fui testigo de su empeño por convertir aquel terreno, lleno de espinas y quebrachos, en un sembradío que bien podía competir por su productividad para la mazorca de oro.

El dilema del Estado ante el Mocri CMPA EZ

Pedro Ruiz tuvo la mala suerte de embarcarse en la compra de media hectárea en la colonia Santa Inés, en Berriozábal, hace unos diez años. Amigo mío desde los tiempos cobachenses, fui testigo de su empeño por convertir aquel terreno, lleno de espinas y quebrachos, en un sembradío que bien podía competir por su productividad para la mazorca de oro.

Las aves encuentran enemigos en los de su mismo tipo. En Tuxtla Gutiérrez, una de las especies exóticas invasoras más alarmantes, es la Cotorra Argentina (Myiopsitta monachus), un ave que ha llegado desde Sudamérica a gran parte del mundo, gracias a la irresponsabilidad de los aficionados a mantener estos animales como mascotas. Escapes y liberaciones anárquicas, han puesto a esta ave en sitios donde no debería estar. Entre los daños que ocasiona, se encuentra la competencia por espacios y alimento con las aves nativas, la transmisión de enfermedades, y el daño a la infraestructura, pues al construir sus nidos, acaban con cableados y árboles.

La Selva Tuxtleca

  Por Daniel Pineda Vera – Pájaro Cantil A.C. / (@danielp.bio – @pajaro.cantil) Tuxtla Gutiérrez, actual capital del Estado de Chiapas. A lo largo de las últimas décadas, ha sufrido de una expansión anárquica y sin precedentes, agregándose a la deplorable ausencia de una verdadera cultura ambiental en nuestra sociedad abúlica, factores que han gestado una serie de problemáticas ambientales… A pesar de todo, el Coyatocmó actual, así como el mismo Chiapas, son la prueba inequívoca de que la naturaleza, la vida misma, busca adaptarse a los constantes cambios y afectaciones que esta perniciosa especie, el Homo sapiens, ha provocado […]

El peligro de usar el hartazgo ciudadano contra el MOCRI

El origen del MOCRI y su división El Movimiento Campesino Regional Independiente (MOCRI) fue formado por los hermanos Jiménez Pablo hace algunas décadas. El gobierno de Pablo Salazar Mendiguchia persiguió a Francisco Jiménez Pablo y lo encarceló a pesar de que en su campaña política integrantes de este grupo simpatizaba con su propuesta. Aunque el grupo nació en las zonas rurales del estado, el movimiento llegó a Tuxtla Gutiérrez y conformó la colonia Emiliano Zapata, ubicada en la zona norte oriente de la ciudad.  Al principio fue una invasión, ahora, es una colonia regularizada. Las manifestaciones que realizaban como movimiento […]

En sus orígenes, por ahí de 1991, esta organización, como muchas otras, surgió como vehículo de lucha social de comunidades marginadas. Sus demandas: tierra, escuelas, salud, agua. Nada injusto. Nada nuevo tampoco. Como tampoco es nuevo afirmar que si algo definió al gobierno de Manuel Velasco -además de su deshonestidad- fue su colosal capacidad de seducción. Ahí se pervirtió la historia.

De marchas, plantones e intenciones

En sus orígenes, por ahí de 1991, esta organización, como muchas otras, surgió como vehículo de lucha social de comunidades marginadas. Sus demandas: tierra, escuelas, salud, agua. Nada injusto. Nada nuevo tampoco. Como tampoco es nuevo afirmar que si algo definió al gobierno de Manuel Velasco -además de su deshonestidad- fue su colosal capacidad de seducción. Ahí se pervirtió la historia.