Regular a las canasteras significa beneficiarlas y protegerlas: Karla Burguete

La estrategia forma parte del plan de reordenamiento urbano en el municipio

La Síndico Municipal de Tuxtla Gutiérrez, Karla Burguete Torrestiana, resaltó que las vendedoras de dulces tradicionales o canasteras no están siendo hostigadas, lo que se les está pidiendo es su regulación ante la Coordinación de Política Fiscal, además que están siendo atendidas desde un primer momento en una Mesa de Trabajo.

En este sentido, la Síndico resaltó que, el programa no prohíbe la venta de sus productos, pero si las invita a regularse para la obtención de permisos correspondientes.

Resaltó que, fue una sorpresa para la Mesa de Trabajo, que se publicara en medios informativos que se les estaba hostigando, cuando lo hecho por el Ayuntamiento solo corresponde a un proceso de regulación en el que ninguna, está reconocida mediante padrón para la administración actual, toda vez que, los permisos tienen como vigencia, la duración de la administración que se los otorgó.

En este sentido, detalló que, es un acto de responsabilidad regularse y tener un padrón para conocer sus nombres “La regulación implica tener un padrón completo y veraz de las señoras clasificadas como canasteras, dentro de ese padrón estará toda su documentación, la ubicación donde ofertarán sus productos, quienes son sus suplentes y tipo de productos que van a vender“.

Karla Burguete, subrayó “Ellas en otras administraciones han tenido permiso, eso no quiere decir que ese permiso esté vigente. También es importante que sepa la ciudadanía que muchas de ellas dejaron de pagar desde hace muchos meses de la administración pasada, por lo tanto podríamos decir que tampoco tienen un permiso de la administración pasada”.

Refirió que como Síndico en esta administración que representa, se está buscando regularlas para cumplir con los requisitos que el Reglamento de Comercios en Vía Pública exige.

Por último, Karla Burguete fue enfática en decir que “No se les está negando el derecho de trabajar, las estamos regulando, y regularlas implica cumplir una serie de requisitos. No se les está prohibiendo vender”. Esto es un acto de solidaridad y ordenamiento que beneficia de forma directa a la sociedad capitalina.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: