Falso, el paraíso muxe en Juchitán

Neli Rivas: Foto: LadoB

Neli Rivas: Foto: LadoB

Por Guadalupe Ríos | Revista En Marcha

Juchitán, Oaxaca. Ellas, las vestidas, las travesti, las intrépidas, vistieron una vez más de seda y lentejuelas y, glamorosas, hicieron realidad, por una noche, sus sueños y fantasías en medio del aplauso público y el reconocimiento a su identidad sexual.

Fueron el centro de atención de las miradas, y mientras unas lucían el resultado de meses de dieta y ejercicio, otras mostraron voluminosos senos y torneados glúteos resultado de costosas cirugías, mientras muchas más –quizá con menos recursos y más autoestima–, envolvieron sus 80 o 90 kilos de peso entre sonrisas y colores para posar ante las cámaras.

La vela de las intrépidas es noche de show, de carnaval y extravagancia que simboliza el clímax de su expresión de libertad sexual, lo mismo que harán las de la Vela Santa Cruz Baila Conmigo o las del Vela Nochebuena de Cheguigo Sur.

Unas más famosas que las otras, sin importar el nombre, todas coinciden en lo mismo, buscar el espacio propicio creado por “ellas” para disfrutar de su noche de luces y fantasía, donde no hay discriminación, donde existe el respeto, donde se olvida la otra realidad, la que a diario viven los muxes de Juchitán en su falso paraíso.

Continuar leyendo en LadoB

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: