En Puebla, la desigualdad laboral tiene rostro de mujer

DistribuciónGenérica

Por Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

En Puebla, la desigualdad laboral tiene rostro de mujer, lo dice la realidad que reflejan las cifras duras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo dice también la cotidianidad a la que enfrentan día con día las féminas insertas en el mercado laboral, pues no sólo enfrentan una mayor posibilidad de obtener un bajo salario sino que, además, el tener una mejor preparación educativa no les asegura obtener un empleo.

Lo dicen también la distribución de espacios de poder y de alta responsabilidad en el gobierno del estado, el gobierno municipal, el Congreso o el Tribunal Superior de Justicia.

En todos estos espacios, la participación de las mujeres es casi anecdótica, aunque sobresale el caso de la administración morenovallista, de los 15 miembros que integran su gabinete de gobierno sólo se tienen registradas dos mujeres, una de ellas, María Catalina Daza Hernández, en calidad de “encargada de despacho”, es decir, sin el nombramiento y con la posibilidad de que en cualquier momento alguien más sea nombrado titular del área. La otra, María Mercedes Aguilar López, tiene a su cargo la secretaría particular del gobernador.

Y en el ayuntamiento que encabeza Gali Fayad la cosa no es muy diferente, de los 15 integrantes de gabinete sólo tres son mujeres: Arely Sánchez Negrete, la Tesorera; Luz María Aguirre Barbosa, la Contralora Municipal; y María del Carmen Leyva, la coordinadora de Transparencia.

Continuar leyendo en LadoB

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: