El empresario debe entender la responsabilidad de aportarle a la ciudadanía: Julio Esquinca

En este 2013 recibió el reconocimiento como Empresario Emprendedor por la ALMAC (Asociación de Libreros Mexicanos A.C.). Foto: Cortesía/ Chiapas PARALELO.

En este 2013 recibió el reconocimiento como Empresario Emprendedor por la ALMAC (Asociación de Libreros Mexicanos A.C.). Foto: Cortesía/ Chiapas PARALELO.

 

Aunque no fue fácil reconocerse como un empresario cultural, Julio César Sánchez Esquinca, es uno de los más sobresalientes chiapanecos en este sector. Es ejemplo de como una empresa puede ser “socialmenteresponsable” al propiciar  la gestión y difusión de las artes.

Sin duda, su colaboración en la 2da. Muestra Internacional del libro Chiapas-Centroamérica Unach 2013, y que da inicio el próximo lunes, ratifica su compromiso por ser parte de la historia en la gestión cultural a favor de que autores como Mónica Lavín y Juan Villoro, compartan su contribución a la literatura mexicana.

El tercero de una generación dedicada a la promoción de la palabra escrita, tal y como la definía su abuelo, estudió la carrera de Administración de Empresas en el Tecnológico de Monterrey para enfocarla hacia el área humanística.

Comparte que precisamente ese instituto el año pasado hizo un proyecto que se llamó Nodo, a nivel Latinoamérica,  “donde se juntaban empresas culturales, y la intención es que de ahí salieran proyectos afines. Esto es la tendencia que estamos trabajado, y sobre todo lo que nos queda muy claro en la  cuestión de la promoción cultural es que solos no podemos hacer las cosas, son necesarias las alianzas estratégicas”.

Quien es actualmente Presidente de la Asociación de libreros del estado de Chiapas, al preguntarle cómo concibe la formación del público infantil en nuestro estado, responde: “ahora los niños tienen mayor información, aunque esto también trae su contraparte en la cuestión tecnológica. En México estamos creciendo, pero a pasos no tan apresurados como otros países, y en Chiapas, uno se pregunta qué pasa con los espacios culturales que el fin de semana están cerrados, el niño a dónde recae, pues a un centro comercial, pero es obligación de los padres de familia incentivarlo a otras dinámicas de recreación”.

A pesar de su característico entusiasmo por implementar proyectos culturales, no visualiza una cuarta generación de su familia dedicada a la comercialización de libros, sobre ello opina “hay un gran debate a nivel internacional sobre la muerte del libro impreso en hoja de papel y muchas tendencias a la cuestión electrónica, posiblemente va a haber un cambio, yo considero que el libro no se va a perder, pero sí se va reducir un poco más”.

Por lo que su principal interés es transmitirles a sus dos hijos, “que sigan como una tradición familiar el amor por la cultura, eso sí es mi granito de arena, que sean sensibles a una escultura, a una pintura, que puedan ver un libro y apreciar la cuestión de la edición, porque eso independientemente te abre las puertas, es importante la formación que tienen las personas, no en el ámbito profesional sino afectivo. Creo que es la misión fundamental que tengo como padre en empezar en trabajar eso y transmitir esta sensibilidad”.

“Las instituciones saben que han perdido un gran peso en las estrategias culturales”

El propietario de librerías Braulio´s, que lleva el nombre en honor  a su abuelo  y a su hijo, considera que las instituciones tienen la responsabilidad de darles a la ciudadanía lo que demandan, aunque existe una Ley de Cultura muchas cuestiones desconoce la sociedad, siendo responsabilidad del gobierno implementar estrategias de difusión y favorecer los procesos de creación de los artistas.

Afirma categórico que debe ser de vital relevancia que los puestos claves en Cultura deben ser ocupados por personas con sensibilidad de factor social, entendida a mediano y largo plazo, ya que son situaciones no tangibles y más que “firmar convenios decirles a las instituciones que eroguen lo que se tenga que erogar y no en lo económico sino en gestión”.

Ejemplifica “cuando tú le pides un apoyo a una institución no te permiten meter logos como empresario, es algo que en otros estados veo y hay una gran sinergia en la cuestión empresarial con la cuestión de Gobierno. La cuestión de difusión es muy importante, puede decirse que es el 60 por ciento del éxito de un evento, porque nos ha tocado asistir a espacios donde sólo hay tres personas. Necesita Chiapas de esta visión, que el empresario entienda la responsabilidad de aportarle a la ciudadanía, y la cuestión gubernamental comprenda la importancia que tiene de estas áreas de oportunidad”.

Enfatiza “las instituciones saben que han perdido un gran peso en las estrategias culturales, los ciudadanos agrupados en algunas asociaciones civiles están marcando el ritmo, es necesario lograr una sinergia trascendental y que no quede solo en un trienio o sexenio”.

Para concluir, el también Secretario del Comité de Cultura Municipal de Tuxtla Gutiérrez, declara “anteriormente no decía que era empresario, porque era como usar una terminología, pero la misma conceptualiza que es la persona que está en este mundo de emprender algo. Me reconozco con muchas ganas de desarrollarme en el aspecto cultural y educativo pero sobre todo ser parteaguas, con algunos colegas, de demostrar el otro aspecto humano que tiene Chiapas. Deseo contribuir para que nuestro estado sea reconocido con un gran potencial de semillero en empresas culturales”.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.