Crónica de una manifestación campesina

"Libertad",  de huipil, de bluejeans y choclos mineros, se repetía en ecos, en gorjeo de palomas y campanadas de la Catedral. Foto: Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

“Libertad”, de huipil, de bluejeans y choclos mineros, se repetía en ecos, en gorjeo de palomas y campanadas de la Catedral. Foto: Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

Chiapas Paralelo/Tecla  Cotidiana

 

Llegaron fortalecidos y encubiertos con su diversidad.
Vinieron de tantos lados  para coincidir en reclamos sociales, políticos y hasta ideológicos.

Anónimos como son. Lo fueron más con  sus capuchas, pañuelos y gafas; para mostrarse en su marginalidad, su rabia y su impotencia.

La media tarde de este lunes de manifestación, no fue benévola ni generosa con los 2 mil 500 campesinos e indígenas, que instalaron  su protesta indefinida afuera del  Palacio de Gobierno.

Este parque central es más hostil y agresivo desde que le quitaron la fronda de sus árboles, la comodidad de sus glorietas de hierro forjado y su kiosco mudéjar  de convivencia.

Su enorme  plancha de concreto, dominada por el asta de la bandera y las escasas bases de cemento, que hacen las veces  de asiento popular,  refleja bajo el murmurante calor, camas  y cabezales carcelarios.

Aun así, los campesinos de la Organización Nacional del Poder Popular del estado de Chiapas-  ( ONPP-Chiapas, reclamaron sin cesar  la liberación de Noé Hernández Caballero y Adela Gómez Martínez, arrestados  el pasado jueves y procesados actualmente en el centro penitenciario  El Amate, por los delitos de motín y extorsión.

Libertad Rincón, cuyo nombre puede  ser anhelo de plenitud, fulgor victorioso,  o adolorida penitencia, depende dónde se nazca,  donde se viva y la labor que se eche a cuesta, trajo a Tuxtla Gutiérrez  la petición de  excarcelación.

Bajo el   plomo derretido del sol, la joven activista, disipó  la seducción de su rostro, la suavidad de su voz, se plantó y lanzó la lista de agravios recibidos.

“Los dos profesores con treinta años de ejercicio fueron detenidos violentamente por policías ministeriales y vestidos de civil, sin  ninguna orden de arresto judicial …”

“ Son  inocentes,  deben ser liberados. Están presos porque  encabezan demandas que el gobierno  no resuelve, están ahí  los proyectos productivos,  de justicia social y denuncias por feminicidios y la invasión de mineras que atentan contra el medio ambiente y se llevan la riqueza natural de Chiapas…”

El gobierno no debe utilizar la ley y el aparato de justicia para golpear a quienes alzan la palabra  en favor de los demás…”

“Libertad”,  de huipil, de bluejeans y choclos mineros se repetía en ecos, en gorjeo de palomas y campanadas de la Catedral, que no lograron penetrar  el edificio de hormigón del Palacio de Gobierno, donde resguardados como está, los funcionarios de gobierno no observaron , sino sombras de multitudes que se repitían en muecas y mantas de reclamos y rechazos.

Libertad  que advertía en la potencia de sus 22 años, que “el plantón”   se mantendrá por tiempo indefinido, que no se irá, hasta que salgan de El Amate, Noé y Adela.

La ONPP- Chiapas  denunció que el pasado jueves, al domicilio de los profesores  llegaron tres camionetas de la policía estatal,  tres más de la policía municipal, con una treintena de elementos, y  otra decena de hombres, que se identificaron como policías ministeriales.

Todos sin excepción, portaban armas largas  de grueso calibre; se presentaron violentamente en el domicilio de los profesores  Gómez Martínez y Hernández Caballero. . .  quienes en ese momento, regresaban de una audiencia con el secretario General de Gobierno Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, misma que fue cancelada, precisó.

Fue al regresar a su domicilio, que cinco sujetos, vestidos de civil, los insultaron y comenzaron a golpear el automóvil donde se transportaban”, detalló La Organización Nacional del Poder Popular del estado de Chiapas.

La familia, al percatarse de las agresiones  en contra los dirigentes, intentó defenderse, pero intervinieron otros cinco hombres que apuntaron con sus armas  a quienes se encontraban en casa y a vecinos, expuso en su denuncia.

La ONPP-Chiapas advirtió que Adela Gómez, se recupera de una cirugía por fractura múltiple de tibia y peroné, como también de dos roturas de ligamento en el pie derecho y de una quemadura de segundo grado en la mano izquierda.

El día del arresto la organización social  reprobó  la acción policíaca y la detención de sus líderes Argumentó que la única acusación que el gobierno podría hacerles  es que defienden las causas de los más empobrecidos,  los  territorios y recursos naturales.

Comentarios cerrados