“Conmigo y sin mí, esta Diócesis seguirá su camino”: Samuel Ruiz García

 

Los Herederos. Foto: Cortesía

Los Herederos. Foto: Cortesía

 

  • Este 24 de enero se cumplen tres años del fallecimiento del Obispo Samuel Ruiz García

“Conmigo y sin mí, esta Diócesis seguirá su camino”, fueron las palabras del obispo Samuel Ruiz García, cuando dejó la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, en 1999.

Samuel Ruiz García, formado por religiosos Jesuitas, llegó en 1959 a la Diócesis de San Cristóbal de las Casas (fundada en 1539 en pleno auge de la colonización española), en la región indígena de Chiapas.

“Al principio, mi preocupación era exclusivamente religiosa. Pero al recorrer la Diócesis me impactó tremendamente la miseria y las carencias de la gente indígena, que era la mayoría, y el despotismo de una pequeña clase adinerada que seguían actuando frente a los indígenas prácticamente como los antiguos encomenderos”, reseñó el obispo en 1995, al tratar de explicar el trabajo que construyó en la Diócesis.

Historiadores como Juan Pedro Viqueira, en su libro Chiapas, los rumbos de otra historia, detalla el proceso de sensibilización que tuvo el obispo Samuel Ruiz, y que lo llevó a fundar una iglesia que suma la participación activa de las comunidades indígenas, y rompe con los esquemas de la Iglesia Católica tradicional.

El trabajo del obispo Samuel, además de la parte religiosa, se suscribe en el acompañamiento de los grupos indígenas en sus procesos de reflexión comunitaria, que con el tiempo, los llevaría a acciones concretas para cambiar su entorno, señala la historiadora Xóchitl Leyva Lozano, en su libro Militancia político-religiosa e identidad en la Lacandona.

 

 

La búsqueda de Dios en la tierra

La forma en que Samuel Ruiz y otros obispos de Latinoamérica asumieron el obispado y el compromiso activo hacia las comunidades donde les tocó vivir, se le conoció como Teología de la Liberación.

Entre las acciones concretas que realizó Samuel Ruiz en Chiapas, fue la fundación del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (1988), instancia que hasta la fecha es uno de los organismos humanitarios más importantes de la entidad, que acompaña a pobladores y comunidades enteras en los procesos de defensa de sus derechos humanos.

En 1994, cuando el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) hizo pública su presencia en la zona indígena de Chiapas, y declararon la guerra al gobierno federal, el Estado desplegó una campaña contra el obispo Samuel Ruiz y su Diócesis, acusándolos de ser parte del movimiento armado.

Samuel Ruiz y el resto de los obispos de Chiapas hicieron un pronunciamiento público, que dieron a conocer el 1 de enero de 1994, donde sostuvieron que era la pobreza, y no ellos, “la amenaza constante para la estabilidad social, el desarrollo de los pueblos y la paz”.

Al poco tiempo del alzamiento armado, se dio un proceso de pacificación, donde Samuel Ruiz encabezó la Comisión Nacional de Intermediación (Conai) entre el EZLN y el gobierno federal.

Sin embargo, las relaciones entre él y el Vaticano quedaron resquebrajadas, y en 1995 la Santa Sede le envió un obispo coadjutor, Raúl Vera López; quien no tardó en sumarse al trabajo en las comunidades, en el mismo tenor y con la sensibilidad de Samuel Ruiz.

El 3 de noviembre 1999, al cumplir 75 años de edad, de acuerdo con los cánones de la iglesia católica, Samuel Ruiz firmó su renuncia como Obispo de la Diócesis de San Cristóbal.

El Vaticano aceptó la renuncia, y en febrero de 2000 Samuel Ruiz se fue de Chiapas para asentarse en su lugar de origen, Irapuato, Guanajuato, en calidad de “obispo emérito”.  Ese mismo año Raúl Vera también fue removido, y enviado como Obispo en Saltillo, Coahuila.

Sin embargo, tanto Samuel Ruiz, como Raúl Vera, continuaron acompañando, de manera activa, a las comunidades de Chiapas, el primero como presidente del Consejo Directivo del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.

 

los herederos de la obra de Don Samuel

El 24 de enero de 2011 Tatik Samuel Ruiz murió por enfermedad, tenía 87 años de edad. A los pocas días de su muerte, el Centro de Derechos Humanos nombró a Raúl Vera nuevo presidente y sucesor del trabajo de don Samuel en ese organismo. Las comunidades indígenas, en distintas ceremonias, hicieron lo propio.

El EZLN, al pronunciarse sobre la muerte del Obispo, señaló: “Don Samuel Ruiz García no sólo destacó en un catolicismo practicado en y con los desposeídos, con su equipo también formó toda una generación de cristianos comprometidos con esa práctica de la religión católica (…) Ahora sería bueno voltear a mirar hacia abajo y encontrar ahí a quienes, como antes Don Samuel, desafiaron y desafían al Poder”.

El EZLN mencionó, entre otros, al Obispo Raúl Vera, a Joel Padrón y  Heriberto Cruz Vera, actuales párrocos en la Diócesis de San Cristóbal. También menciona a diversos laicos que forman parte de la Diócesis.

Como parte del reconocimiento al trabajo de los herederos de la obra de don Samuel, en el marco del aniversario de la muerte del obispo,  personal de la Diócesis, y el Centro Fray Bartolomé, entregan  el reconocimiento J jTatic Samuel jCanan Lum (Nuestro Padre Samuel Cuidador de los Pueblos).

Las personas y organizaciones que reciben el reconocimiento, es porque se han destacado por su servicio, cuidado y trayectoria “en su trabajo liberador por las causas verdaderas del pueblo”.

Quienes recibieron el reconocimiento este año fueron La Casa del Migrante, Casa del Caminante jTatic Samuel Ruiz García de Pakal-na, con sede en la cabecera municipal de Palenque, Chiapas; Fray Tomás Gonzales Castillo, responsable de la casa de migrantes La 72, de Tenosique, Tabasco; y el Grupo Ecuménico de Hortalizas Orgánicas de Pablo L. Sidar, de Chicomuselo.

Ellas y ellos tienen en común trabajar en concordancia con los derechos humanos, de las mujeres, de los pueblos; a favor de la reconciliación, la promoción del diálogo y prevención de la violencia. Tienen en común trabajar creando alternativas económicas, en la defensa de la tierra y el territorio; en el rescate cultural y de la sabiduría ancestral, el diálogo interreligioso y el ecumenismo; la salud, autonomía y medio ambiente.

Son personas que construyen alternativas a sus necesidades, que llevan a cabo transformaciones pacíficas y sociales desde abajo, desde los pobres. Son personas que trabajan en construir el Reino de Dios, también en la tierra. Son las y los herederos del Obispo Samuel Ruiz García.

 

(*) Extractos de este texto se publicaron originalmente en www.cnnmexico.com

Trackbacks/Pingbacks

  1. “Conmigo y sin mí, esta Diócesis seguirá su camino”: Samuel Ruiz García : Mexico Rojo.Com.MX - 25 enero, 2014

    […] Contiúa la lectura en Chiapas Paralelo […]

  2. “Conmigo y sin mí, esta Diócesis seguirá su camino”: Samuel Ruiz García - Revolución Tres Punto Cero - 25 enero, 2014

    […] Contiúa la lectura en Chiapas Paralelo […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.