Consorte, brochas y pintura blanca, indispensables en la candidatura de Félix Salgado

#AlianzadeMedios | Texto: Marlén Castro en Amapola

Fotografía: José Luis de la Cruz

16 de marzo del 2021

Chilpancingo

Hasta ahora, María de Jesús Pineda Echeverría, la esposa de Félix Salgado Macedonio era una persona difusa en la vida del candidato de Morena al gobierno de Guerrero.

Este 2021, Doña Chuy, como le dicen en su círculo cercano, está siempre con el candidato, al menos públicamente.

Con su presencia, parece que Félix Salgado busca borrar en la mente de los votantes las acusaciones de violación y acoso sexual que lo persiguen.

Las brochas y la pintura blanca son enseres físicos que tienen el mismo fin. Borrar. Como, ayer en las canchas del PRI, donde arrancó en la capital guerrerense su campaña política rumbo a la gubernatura.

¿Quiénes pintaron las canchas del PRI?

A las siete de la mañana del lunes, dos horas y media antes del acto de arranque de campaña de Félix Salgado en la colonia del PRI, una de las más viejas y grandes de la capital guerrerense, se aparecieron una decena de mujeres vestidas de negro y con el rostro cubierto.

En jardineras, bardas y suelo pintaron las consignas que acompañan a la Colectiva Nacional Feminista Ningún agresor al poder.

¡Un violador no será gobernador! ¡Verga violadora a la licuadora! ¡Toro violador! ¿Votarías por un violador? ¡La 4T no es feminista”

Los medios que hicieron la cobertura ni se preguntaron quiénes eran las autoras, dieron por hecho que se trataba de la colectiva feminista. Las mujeres rayaron con pintura de aerosol roja todo lo que estaba a la vista.

Las vecinas del PRI que vieron llegar a las encapuchadas a las siete de la mañana se asustaron.

La gente de esa colonia se despierta temprano. Su mercado local, a un lado de las canchas, comienza a tener movimiento desde la madrugada. Son famosos sus atoles y conservar para espantar el frío y ahuyentar el sueño.

Cuando las mujeres de negro y rostro cubierto comenzaron a rayar bardas y suelo, la gente se relajó.

“Se escucharon gritos y muchos salimos a ver. Me pegó un susto ver gente de negro, pero luego vi que eran mujeres y que gritaban toro violador y ya me tranquilicé”, contó una señora de esta colonia.

Dice que después de pintar, amenazaron que volverían cuando estuviera ahí Félix Salgado, hasta entonces supo que tendrían la visita del candidato de Morena.

Muchos de los vecinos se mantuvieron cerca de la cancha para ver si las encapuchadas regresaban cuando estuviera el candidato. Las mujeres los decepcionaron: nunca aparecieron.

Una hora después de que rayaron, aparecieron seguidoras y seguidores de Félix Salgado con brochas y cubetas de pintura blanca. Borrar no fue fácil. El acto que empezaría a las 9:30 de la mañana se retrasó una hora para concluir la limpieza de las consignas.

Pudieron dar una manita de gato y remozar un poco, pero sólo se concretaron a las pintas, aun así, el tiempo se comió al ejército de borradores.

El acto comenzó entre un fuerte olor a pintura y con los enseres para el borronamiento olvidados en el piso.

A los que pintaban, los gritos de ¡Guerrero decidió, Félix gobernador! señal de que ya había llegado el candidato los hicieron abandonar la tarea y dejar, donde estaban, los recipientes con brochas y pintura. Después de la tarea de borrar entraron a la faceta de porristas.

¡Toro, toro, toro! gritaron, algunos con sus ropas manchadas con pintura blanca.

Durante esta precampaña, Luis Walton Aburto, otro aspirante de Morena a la gubernatura, movió redes de gente para entregar a la población productos de primera necesidad a bajo costo, algo a lo que en tiempos de pandemia nadie dijo que no.

Bastantes de estas huestes waltonistas estuvieron ayer en las canchas de la colonia del PRI, no en el acto de Félix Salgado, sino alrededor de las canchas, donde el candidato de Morena llamaba a la unidad al resto de contendientes.

-¿Tú apoyabas a Walton? Se preguntó a uno de estos simpatizantes.

-Sí, es un hecho, todos lo saben.

-¿Y ahora ya estás con Félix Salgado?

-Apoyo al candidato que lance Morena.

-¿Por qué hay tanto waltonista hoy aquí?

-Setenta por ciento de los que apoyábamos a Walton apoyamos ahora a Félix, -respondió.

Entre algunos waltonistas que había ayer en las canchas del PRI durante el acto político de Félix Salgado había gente de uno de los coordinadores de la precampaña, Julio Ortega Meza, un tiempo muy cercano al ex gobernador Zeferino Torreblanca Galindo y, después, aliado de Ángel Aguirre, a quien se atribuyen las maniobras al interior del PRD para conseguir que la cúpula política hiciera alianza con el PRI en estas elecciones. PRI y PRD tienen a Mario Moreno como candidato común.

El waltonista reveló que el otro 30 por ciento de los que no se sumaron a la candidatura de Félix Salgado, eran la gente de Julio Ortega Meza.

“La gente de Ortega Meza no quiere apoyar a Félix”, dijo.

Amapola. Periodismo transgresor consultó a integrantes de la Colectiva Ningún agresor al poder para confirmar la autoría de las pintas.

Al principio, se resistieron. La integrante de la colectiva titubeo. Luego señaló que ellas, el núcleo básico de la colectiva, no había ido esa mañana a las canchas del PRI a rayar.

“Ya hay muchas mujeres de la población que no quieren a un agresor en el poder y por propia iniciativa han realizado acciones en otras ciudades, como hoy en Chipancingo”, aceptó.

Una consorte para una campaña 

María de Jesús Pineda, la esposa de Félix Salgado y madre de sus hijas mayores, de seis que tiene el candidato, es una figura relevante en la campaña 2021 del ahora aspirante de Morena.

En las anteriores campaña de Félix Salgado, en 1993 y 1999, María de Jesús no era visible. En estas campañas, Félix Salgado tuvo cerca a otras mujeres.

En 1993 no era tan pública pero tampoco un secreto la relación sentimental del entonces candidato del PRD con una mujer de origen chileno, que cantaba música de protesta y que trabajaba en El Sol de Chilpancingo.

La presencia de María de Jesús en la campaña 2021 sorprendió a los que han sido seguidores de Félix Salgado desde finales de los noventas, cuando fue conocido como el diputado costales.

Es sorprende que ahora María de Jesús sea una figura relevante pero es natural por el contexto de las acusaciones de violación y acoso sexual que lo persiguen.

María de Jesús Pineda apareció públicamente con Félix Salgado desde el registro en el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero (Iepcgro), el 15 de febrero, aunque no llegan juntos a ningún acto y en las actividades se nota el alejamiento y la distancia.

Félix Salgado menciona que su esposa está ahí.

“Quiero brindar un reconocimiento a mi esposa María de Jesús Pineda y a mis hijas que hoy están conmigo”, dijo Félix Salgado en el Iepcgro.

En el arranque en Acapulco el sábado, en Juan R. Escudero el domingo, y en Chilpancingo este lunes, saludó a su esposa.

Distante y presente. Así está la consorte de Félix Salgado, necesaria para una campaña en la que el punto débil del morenista son los señalamientos de agresión contra las mujeres.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.