Desarticulan caravana migrante, los detienen mientras descansaban, tras caminar 107 kilómetros

Este martes, el grupo de migrantes de Haití y otras nacionalidades, que emprendieron una caravana desde la ciudad de Tapachula, decidieron quedarse a descansar en la plaza central del municipio Mapastepec.  Habían caminado 107 kilómetros en tres días, y escapado a dos intentos de detención, cuando agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional (GN), finalmente los detuvieron.

Alrededor de las 9 de la mañana, unos 200 agentes llegaron al municipio, rodearon las calles que llevan a la plaza central, y tomaron por sorpresa a hombres, mujeres y niños que descansaban bajo un domo, en las colchonetas que una noche antes, le dio el ayuntamiento municipal.

El día anterior, este grupo, unos 500 migrantes había escapado del cerco con el que autoridades migratorias pretendían impedir su paso; en ese operativo habían detenido a otros de sus compañeros.

Lo mismo sucedió el sábado pasado, horas después de que salieron de la ciudad de Tapachula. Por eso, este martes, el grupo que había escapado a los desalojos, decidieron hacer una pausa, descansar, y esperar a la segunda caravana migrante que el lunes salió de esa misma ciudad, en donde autoridades mexicanas les impusieron la estancia, hasta que les resuelvan sus solicitudes de refugio.

La llegada de los agentes y GN los tomó por sorpresa, algunos corrieron por las calles cercanas, unos más se refugiaron en la iglesia; la mayoría quedó en el parque, donde fueron detenidos.

Por la noche, quienes aún se encontraban escondidos, decidieron entregarse. La caravana quedó desarticulada. Agentes del INM señalaron que la segunda caravana, que se quedó a pernoctar en la cabecera municipal de Huixtla, también será detenida.

 

Organismos descalifican violencia, piden fortalecer los procesos de asilo

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONUDH), cuestionaron la violencia con la que agentes migratorios han implementado operativos de contención.

En un comunicado, los organismos internacionales pidieron al gobierno mexicano respetar los derechos humanos de las personas migrantes y solicitantes de asilo. Aseguran que el uso de la fuerza en contra de personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo, incluyendo niñas y niños, es contrario a los estándares internacionales.

Señalan que lo ocurrido en Chiapas “es una muestra más de la necesidad de fortalecer la capacidad de Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) para los procesos de asilo y de establecer alternativas migratorias que garanticen los derechos humanos de las personas migrantes”.

 

INM dice que revisará estatus migratorio

Por su parte, el Instituto Nacional de Migración (INM) idio a conocer un comunicado donde señala que hará una revisión de manera particular al estatus migratorio de quienes integraron la caravana migrantes que llegó a Mapastepec.

Dijo que quien haya iniciado una solicitud de refugio ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), en el estado de Chiapas, debe permanecer en la entidad hasta que ésta sea resuelta, debido a que podría perder su trámite.

Añadió que el INM ha trabajado con la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), para lograr que personas solicitantes de refugio se inserten al mercado laboral en México, en diversos estados del territorio nacional.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d