P’urhépechas derriban monumento a la esclavitud indígena en Morelia

En el año que se cumplen cinco siglos de la invasión española en tierras p’urépechas de Michoacán, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán derribó el monumento Los Constructores, símbolo de la sumisión y esclavitud indígena

Texto: Redacción Pie de Página 

Foto: Cortesía Consejo Supremo Indígena de Michoacán

CIUDAD DE MÉXICO.- K´eri Kunkorhekua Iretecheri, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán, derribó la escultura Los Constructores”, en Morelia, “por ser un símbolo de subordinación, representación del esclavismo y un emblema del genocidio español”.

La decisión, dijo el Consejo, se tomó en Asamblea General, «ante la indolencia, racismo, discriminación y falta de atención por parte del Ayuntamiento de Morelia, quien se ha negado sistemáticamente a entablar el diálogo con las comunidades indígenas”.

Se trata de un monumento de ocho toneladas de peso que remite a la sumisión y esclavitud indígenas.

El Ayuntamiento de Morelia lamentó el derribó de la estatua, con el argumento de que es propiedad de todos los habitantes de esa ciudad.

Los monumentos no son propiedad de unos cuantos, sino de toda una sociedad que en su conjunto tiene diversas motivaciones y formas de pensar”.

El Consejo Supremo Indígena ya había manifestado su intención de derribar al monumento y habían realizado mesas de negociación con la alcaldía.

En octubre pasado, las autoridades locales mostraron la intención de retirar o modificar la escultura del acueducto de Morelia.

El Consejo Supremo Indígena es autónomo e independiente, constituido por autoridades civiles, comunales y tradicionales de 65 comunidades originarias.

Aniversario luctuoso de gobernante p’urépecha

El derribo del monumento ocurrió en el marco del Aniversario Luctuoso de Tangáxoan Tzíntzicha, el último Cazonci o Irecha, gobernante del Estado P’urhépecha. Al gobernante lo torturaron y quemaron vivo por parte de la presidencia de la Real Audiencia de Nueva España, a cargo del español Nuño de Guzmán, el 14 de febrero de 1530.

“Durante este año 2022, se cumplen 500 años de la Conquista e Invasión de Michoacán, acontecida en junio de 1522, durante la invasión al actual territorio michoacano, los españoles esclavizaron a miles de indígenas, baste recordar el paso de Nuño de Guzmán por estas tierras, quien sitió, saqueó, devastó y despobló decenas de comunidades, tan solo en febrero de 1530, Nuño esclavizó a más de 8000 p’urhèpecha quienes fueron engañados, herrados y esclavizados”, señaló el Consejo.

La organización señaló que los pueblos originarios continúan en resistencia y en lucha, por la autodeterminación y la autonomía, por la defensa del territorio y la tierra comunal, así como por el reconocimiento de sus sistemas de seguridad y de justicia, y la defensa de la madre tierra y los recursos naturales.

A 500 años de la Conquista, las luchas también deben de ser por nuestra historia, nuestra cultura, nuestro idioma y nuestro arte, actuar políticamente a partir de la memoria histórica, en contra de la cultura de discriminación, la resignación y la servidumbre”.

El Consejo se declaró en estado de alerta máximo. Convocó a las comunidades originarias, a que en el caso de la detención de compañeros indígenas por retirar la escultura, tomemos carreteras en todo el estado hasta lograr su libertad, haciendo responsable de cualquier acto de represión al Presidente Municipal de Morelia.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: