Privatizan suministro de agua en Querétaro; comunidad otomí busca revertirlo

Privatizan suministro de agua en Querétaro; comunidad otomí busca revertirlo
Foto: Isabel Briseño

La privatización del suministro de agua en Querétaro volvió a encender las alarmas de la comunidad otomí que Santiago Mexquititlán, que prepara movilizaciones para echarla abajo

Texto: Alejandro Ruiz en Pie de Página

Fotos: Isabel Briseño

CIUDAD DE MÉXICO.- Este miércoles la comunidad otomí de Santiago Mexquititlán, Querétaro, denunció que el gobierno de esa entidad aprobó una nueva ley que privatiza el agua en el estado.

Esto, a través de una rueda de prensa en la «Casa de los pueblos Samir Flores Soberanes», antes las oficinas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

Dicha legislación, aprobada por la LX legislatura del estado el pasado 19 de mayo, propone concesionar el suministro del líquido a empresas privadas.

La ley fue publicada en el diario oficial del estado por el gobernador Mauricio Kuri González, el pasado 24 de mayo.

Tras estos hechos, colectivos, organizaciones y representantes de pueblos indígenas de la entidad manifestaron su repudio a dicha legislación.

«Como pueblos originarios, activistas, científic@s, y personas conscientes, nos indigna el despojo y saqueo del agua que llevan a cabo empresas millonarias, principalmente inmobiliarias, en nuestro estado», explican en un comunicado.

La aprobación de la ley, advierten, “favorece la ambición de pocos, privatizando los diferentes servicios relacionados con el agua y pone en riesgo nuestro derecho a ésta».

Para las y los otomíes de Santiago Mexquititlán, esta legislación es parte de un proceso largo de privatización que, desde hace varios años, ha operado en el estado.

Concretamente, denunciaron, en Santiago Mexquititlán se ha reflejado este proceso a partir de las prácticas que el ayuntamiento ha realizado en el pozo de agua de la comunidad.

«En Santiago Mexquititlán tenemos el problema del saqueo desde hace varios años. Pero fue cuando nos dimos cuenta que se estaban llevando el agua del pozo de barrio cuarto que comenzamos a luchar», dijeron durante la rueda de prensa.

El «saqueo» del agua en Querétaro

En marzo del 2021, Ángela Cresencia miró cómo pipas privadas sacaban el agua del pozo de su comunidad. Ella es hñähñu, originaria de Santiago Mexquititlán.

Ese día ella avisó al resto de la comunidad. Tomaron la pipa. Protegieron su pozo. Se organizaron. Han vivido en carne propia la sequía y «el saqueo», como le llaman a las prácticas del gobierno estatal.

Ahora, ella y cientos de pobladores son parte de un consejo autónomo en defensa del agua; una de las pocas organizaciones que han defendido este recurso en el estado.

Actualmente tienen una mesa de negociación con la Comisión Nacional de Aguas (Conagua) para que el pozo sea restituido a la comunidad. Sin embargo, la dependencia federal no ha cumplido sus compromisos con el pueblo de Mexquititlán. Esto, pese a que después de una manifestació, dio un plazo de 15 días para resolver sus demandas.

«Quedaron que en 15 días nos iban a atender. Los buscamos por teléfono. Pero hasta hoy no han dicho nada», dijo Misael, integrante del consejo en defensa del agua de Santiago Mexquititlán.

Las y los pobladores lo han dicho claro, tanto Conagua, como la Comisión de aguas de Querétaro (CEA), han ignorado sus peticiones. Inclusive, acusan, les han tratado con racismo cuando entablan mesas de negociación. 

«Han sido ellos quienes han hecho el despojo», agrega Misael; acusando al ahora presidente municipal de Amealco, René Mejía, de operar junto a otros funcionarios esta política en Mexquititlán.

René Mejía fue delegado de la CEA en ese ayuntamiento durante la administración del panista Rosendo Anaya, ex presidente municipal. Su gobierno se caracterizó por la represión y el uso de funcionarios de segundo nivel para operar políticas públicas sin consultar a la población.

Actualmente Rosendo Anaya es titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del estado (SEDEA).

«Son los panistas los que quieren privatizar el agua. Ellos aprobaron esta ley de saqueo. Son ellos quienes siempre han estado en contra del pueblo», denuncia Misael.

Ante esto, el consejo autónomo en defensa del agua convocó a las organizaciones y colectivos del estado para defender el agua. La respuesta fue pronta, pues además de Santiago Mexquititlan, en la capital queretana este problema ha sido constante.

La red en defensa del agua

Mientras pobladores de Mexquititlán continuaban en la defensa del agua; en la capital del estado la carencia de este recurso comenzaba a sentirse en los barrios y colonias populares.

Braulio Ayala, integrante de la Confederación del Barrio de San Francisquito, lo vivió.

Los cortes repentinos del suministro de agua. La ausencia de explicaciones por parte de las autoridades. El uso político de esta necesidad. Son problemáticas que, hasta hoy, siguen vigentes.

Braulio es claro: a los fraccionamientos y a las empresas nunca les falta el agua; son a  las colonias y barrios populares a quienes no les llega.

Su lectura, atravesada por su formación como biólogo, da en el centro del problema:

«La problemática del agua en Querétaro empieza por el hecho de que aquí no hay mucha precipitación; aquí hay muy baja cantidad de lluvia. A pesar de que sí tenemos mantos acuíferos, y de que tenemos algunos cuerpos de agua superficiales, no se recargan con la velocidad en que están extrayendo y explotando el agua».

¿Quiénes están extrayendo el agua? De acuerdo con una investigación del colectivo Bajo Tierra Museo: las empresas inmobiliarias, y las industrias manufactureras.

Algunos de estos actores, vinculados directa o indirectamente al Consejo de la comisión de aguas del estado, participaron en la propuesta de ley.

¿Quiénes aprobaron la legislación? La bancada panista de la legislatura.

Para Braulio, y las organizaciones que se oponen a esta ley, existe un claro conflicto de intereses entre los empresarios que se benefician del uso del agua en el estado, y sus vínculos con políticos y la administración pública.

Movilizaciones

Ante esto, la red en defensa del agua en Querétaro prepara una serie de movilizaciones para pugnar por la inconstitucionalidad de esta nueva ley.

Las acciones se harán en ese estado y en la Ciudad de México:

El sábado 28 de mayo, a las 11 de la mañana, realizarán un foro sobre la privatización del agua en Querétaro. El foro se hará en el campus Amealco de la Universidad Autónoma de Querétaro.

El mismo sábado 4 de junio, a las 11 de la mañana, se replicará este foro en la Casa de los Pueblos Samir Flores Soberanes, en Ciudad de México (antes INPI). A su vez, el domingo 5 de junio a las cuatro de la tarde, el foro se replicará en el barrio originario conchero de San

Francisquito, en Querétaro.

Asimismo, el 10 de junio se realizará una movilización a las diez de la mañana en las inmediaciones de la Comisión Estatal de Aguas (CEA) en Querétaro.

«No nos detendremos hasta que esta ley se derogue. El agua no es solo un problema que afecta a Mexquititlán, o a Querétaro, sino a todo el mundo», concluye Misael.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: