Ser mujer trans y vivir con VIH también es un acto de resistencia dice la activista zapoteca Joselin Sosa

Ser mujer trans y vivir con VIH también es un acto de resistencia dice la activista zapoteca Joselin Sosa.
Foto: Diana Manzo

#Tehuantepec – “Ser mujer trans y vivir con VIH es acto de resistencia” dice Joselin Sosa de origen zapoteca que defiende su identidad a capa y espada en cualquier sitio donde se pare.

Para ella luchar contra la criminalización, discriminación y transfobía es un acto de resistencia contra la sociedad machista, que asegura sensibilizarla no ha sido una tarea fácil.

“Adiós Toño”, “¿cómo estas Paco?”, “Allá va ese putito”, “Mira ese marica” son algunas frases que todavía escucha en la calle o en espacios públicos, que lejos de intimidarla, la hace más fuerte, a lo que llama una resistencia.

De 46 años de edad y 15 años de identificarse como “Joselin”, reconoce que las cosas han cambiado poco, principalmente en zonas urbanas donde hay inclusión y respeto, no así en comunidades indígenas como son los pueblos del Istmo de Tehuantepec, donde todavía es una utopía.

“Desde la casa es donde comenzamos a vivir con violencia, con discriminación y criminalización, en mi caso así fue, un tío quería colgarme del árbol por mis preferencias sexuales, siempre nos han cosificado como algo que sirve para usarse, pero muy pocas veces nos reconocen como personas”, expresó.

Defender su identidad como persona trans y ser sobreviviente del VIH desde hace 14 años con VIH le llena de orgullo, en primera porque superó las barreras de la criminalización y discriminación.

“Ahora ya no soy una cosa cualquiera, soy una mujer que defiende los derechos de mi comunidad sin dañar a nadie, lo que se busca es una inclusión real y verdadera, no necesitamos dinero, pero sí mucha conciencia”.

Los años que tiene reconociéndose como Joselin son los mismo que tiene en el activismo por los derechos de la comunidad de la diversidad sexual y han significado una lucha colectiva de todas sus integrantes.

“Hacemos pruebas rápidas, caminamos casa por casa haciendo conciencia, damos talleres de sensibilización y nuestro objetivo es que desde los ayuntamientos se apliquen recursos para políticas públicas y se haga una conciencia masiva, ese es un sueño que aún no hacemos realidad como colectivas”, refirió.

**La lucha colectiva**

Joselin además de ser activista es integrante del proyecto “Transformandose” de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (Mexfam) que busca disminuir las brechas de desigualdad que vive la comunidad trans del Istmo de Tehuantepec.

“Transformándose busca que los funcionarios públicos se capaciten y sensibilicen en el tema de la orientación sexual e identidad de género con competencia cultural”, puntualizó.

Informó que de acuerdo con un estado elaborado por Transformandose en 2020 reconoció que los principales problemas que enfrentan las personas trans/muxes en la región del Istmo de Tehuantepec son: la Discriminación en los servicios de salud, Situaciones de violencia por prejuicios, Discriminación escolar, Dificultad para expresar plena y libremente su orientación sexual o identidad de género.

Por último expuso que estas acciones lo único que buscan es frenar la violencia y los crímenes de odio contra la comunidad de la diversidad sexual, que de acuerdo con un estudio colectivo hay un registro de 27 homicidios sin que hasta el momento tengan justicia.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: