Y 15 días después, AMLO no dio nuevo informe sobre ‘Culiacanazo’

Y 15 días después, AMLO no dio nuevo informe sobre ‘Culiacanazo’.
Foto: Jesús Bustamante

Ese día murieron 13 personas y 200 más fueron amenazadas de muerte en el complejo habitacional 21 de marzo del Ejército en Culiacán.

Por Revista Espejo

El Presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió:

“Hacemos el compromiso de informar sobre lo que estás planteando, públicamente. Vamos a informarlo bien cuando tengamos todos los elementos, es mi compromiso, puede ser una semana o 15 días, si te parece”, dijo en Culiacán durante conferencia de prensa el 27 de mayo del 2022.

Se refirió a dar un nuevo informe sobre el 17 de octubre de 2019, cuando se detuvo y liberó a Ovidio Guzmán López, para dar a conocer la situación de quiénes fueron responsables del operativo fallido que paralizó a la ciudad de Culiacán.

Fragmento de la conferencia matutina del 27 de mayo en Culiacán | Fuente: YouTube

El 17 de octubre de 2019 ocurrió el evento criminal más impactante en la historia de Sinaloa. Una serie de decisiones que paralizaron Culiacán.

LEE TAMBIÉN: AMLO PROMETE NUEVO INFORME SOBRE ‘JUEVES NEGRO’ EN 15 DÍAS

Ese día el “Cártel de Sinaloa” tomó por sorpresa a todos los habitantes de esta ciudad amenazando con sus fusiles, bloqueando calles y causando terror como un acto de negociación con las autoridades estatales que habían detenido a uno de los hijos del criminal Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’.

El operativo de las fuerzas estatales comenzó alrededor de las 14:00 horas, cuando se comenzó a rodear la casa de Guzmán López en el fraccionamiento Tres Ríos. 50 minutos después los elementos entraron al domicilio y comenzó a retumbar el sonido de armas y fusiles como una escena de terror.

Hubo al menos 500 hombres armados, miembros de grupos criminales, alrededor de esa casa para evitar esa detención, pero no lo lograron.

De inmediato esa violencia se trasladó a todo el sector Tres Ríos, las colonias Infonavit Humaya, Vicente Guerrero y Villa Universidad. Ahí habrían muerto hasta 13 personas, entre ellos un militar y tres personas que iban pasando por el lugar sin saber de la violencia desatada.

Los hombres armados robaron más de 50 vehículos, amenazaron a los culiacanenses con esos fusiles, algunos fueron golpeados y otros más quedaron heridos.

“Salimos porque en frente había hombres disparando contra los policías y apenas corrimos cuando me di cuenta que me salía sangre del pecho, pero no podía parar, las balas pegaban en el piso y zumbaban bien fuerte hasta que nos resguardamos en la LEY (supermercado) y una muchacha comenzó a revisarme”.

La estrategia de los grupos armados fue la de secuestrar la ciudad, cerrar las entradas y salidas carreteras con bloqueos hechos con tráileres y carros incendiados. Lo mismo con distintas calles y el Aeropuerto de la ciudad.

La violencia escaló hasta hacer que más de 40 presos del penal de Aguaruto se dieran a la fuga tras amotinarse y se amenazara la vida de al menos 200 personas en el complejo habitacional militar 21 de marzo.

Todo ese evento terminó con la orden presidencial de liberar al hijo de Guzmán Loera. Los hombres armados se retiraron festejando con balas al aire, dejando las cenizas de los vehículos y destrozos cuantificados en millones de pesos.

“Sí, es una información que ya hemos dado, en el sentido de que se suspendió el operativo y se suspendió porque no quisimos poner en riesgo la vida de mucha gente y yo dí la instrucción de que se detuviera el operativo porque lo que más me importa es la vida”, señaló López Obrador el 27 de mayo de 2019.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: