El paradero de nuestros hijos no está esclarecido: familiares de normalistas

Los 43 fueron llevados a distintos lugares, según la nuevainvestigación: Vidulfo Rosales

Los familiares de los 43 normalistas reconocen que el informe presentado es relevante y tienen elementos positivos; sin embargo, exigen pruebas científicas del destino de sus hijos. 

Texto: Kau Sirenio en Pie de Página

Fotos: Alexis Iván de la Cruz

CIUDAD DE MÉXICO.- La lluvia se soltó y la normalistas gritaron al unísono: “Ni la lluvia ni el viento detendrá el movimiento”. El corazón político y económico del país retumbó con el pase de lista de los 43 estudiantes detenidos y desaparecidos el 26 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero por el Estado mexicano.

No es la primera vez que caminan bajo la lluvia para buscar a los 43 normalistas desparecidos el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero. Desde hace 95 meses recorren montañas, ríos y ciudades, sin éxito, las instituciones del Estado mexicano le ha mentido, pero no han claudicado.

De ahí, que la señora Hilda Leguideño Vargas, en voz de los padres fijara posicionamiento sobre el informe que presentó el presidente de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa (Covaj), Alejandro Encinas Rodríguez el jueves 17 de este mes.

“No podemos claudicar en la lucha hasta no tener prueba plena que indique su paradero. Será doloroso para nuestras familias saber de su destino sobre todo sin vida, pero si nos dan prueba objetiva, científica e indubitable, nos iremos a casa a llorarle y vivir nuestro duelo. A la fecha estas pruebas no las tenemos, por lo tanto, nuestra exigencia y lucha siguen” dijo la madre de uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La marcha de los padres de los 43 normalistas desaparecidos por la Fuerzas Armadas de México, inició   casi a las cinco de la tarde en el monumento del Ángel de la Independencia. A la cabeza iban los padres y madres de los estudiantes; le siguen los alumnos de primer grado de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, luego las organizaciones sociales.

Después de que pasaron frente a la bolsa de valores, sopló aire fresco acompañado de la lluvia, así que la marcha se detuvo por un rato para que los papás de los normalistas se enfundaran de impermeable, mientras que los demás se empaparon.

Los tortugos acompañan a la marcha con las consignas que acuñaron en las manifestaciones en Guerrero: “Ahora ahora, se hace indispensable, presentación con vida y castigo a los culpables”. Cada paso que dan sobre el cemento de Reforma extraen del repertorio otro pedazo del movimiento. “Gobierno maldito, asesinar es un delito”.

La marcha se detuvo en el antimonumento de los 43 normalistas para pasar, la señora Cristiana Bautista madre de Benjamín Ascencio Bautista pasó lista de los muchachos que salieron de la instalación del internado de Ayotzinapa hace siete años y once meses tomar autobuses para trasladar a sus compañero a la Ciudad de México a la marcha nacional en el marco del 48 aniversario luctuoso del 2 de octubre en la plaza de las tres culturas de Tlatelolco, pero no han regresado.

Después del pase de lista el contingente retomó la marcha hacia Hemiciclo a Juárez, ahí la señora Hilda Leguideño madre de Jorge Antonio Tizapa Leguideño leyó el documento que resume el sentir de los padres y madres de los 43 muchachos desaparecidos por el Estado mexicano.

Con voz pausada empezó a leer: “Las madres y padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa saludamos a todas las organizaciones sociales y personas que de muy diversas formas han acompañado la exigencia de presentación con vida de nuestros hijos. A casi ocho años hemos sufrido tragos amargos y llorado lágrimas de sangre por la desaparición de nuestros hijos. La oscuridad continúa, el alba no aparece y el horizonte. Es como si el tiempo se hubiese detenido esa noche lluviosa y oscura del 26 de septiembre”.

Hizo un silencio, luego retomó la lectura para los puntos centrales del posicionamiento: “El día 17 de los corrientes el presidente de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa presentó un informe. Para nosotros es relevante y tienen elementos positivos que ayudarán al conocimiento de la verdad y a obtener justicia”.

Luego señaló los cuatro puntos centrales del posicionamiento: “1.- El reconocimiento de los hechos acontecidos el 26 de septiembre es un Crimen de Estado es significativo ya que evidencia que diversas entidades estatales participaron en la desaparición de nuestros hijos y que deberán ser investigadas y sancionadas.

“2.- La participación de autoridades de por lo menos cuatro municipios aledaños a Iguala, policía federal y elementos de 27 y 48 Batallón de Infantería, así como la 35 zona militar;

3.- Los hechos de Ayotzinapa fueron complejos. Se desarrollaron en varios lugares por lo que fue una agresión de gran magnitud que implicó la participación de diversas corporaciones estatales y grupos delictivos que les permitieron controlar y dirigir la agresión criminal y cobarde contra nuestros hijos.

“4.- El paradero y el destino de nuestros hijos no está esclarecido, existe prueba técnica que debe ser estudiada y analizada bajo el más alto rigor científico que esté consolidada y pueda sostener la afirmación del gobierno. Las madres y padres necesitamos prueba científica indubitable del destino de nuestros hijos. No podemos irnos a casa con indicios preliminares que no aclaran a cabalidad donde están y qué pasó con ellos”.

La madre de Jorge Antonio Tizapa dijo que la detención y vinculación a proceso de Jesús Murillo Karam representa un avance en el camino del acceso a la justicia: “Hoy el juez que tramita el caso nos da la razón. Murillo Karam condujo una investigación turbia, irregular, plagada de tortura, de manipulación de pruebas, construyendo así una mentira que impidió saber el paradero de nuestros hijos”.

Después de la lectura del posicionamiento de los 43 normalistas de Ayotzinapa, organizaciones de derechos humanos que acompañan a los padres de los estudiantes desaparecidos en Iguala el 26 de septiembre, fijaron postura.

“El día de hoy, los padres y las madres de los normalistas desaparecidos fijaron posición sobre los recientes acontecimientos relacionados con el caso, durante su marcha en la Ciudad de México con la que desde hace 95 meses exigen justicia y verdad. Las organizaciones de derechos humanos que les hemos acompañado estos años respaldamos su posicionamiento” se lee en el texto.

El comunicado aclara: “Respecto del Informe elaborado y presentado por el Presidente de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa (Covaj), los padres y las madres subrayaron que al calificar el caso como “crimen de Estado” y señalar responsabilidades en los tres niveles de gobierno -incluyendo a elementos del 27 Batallón de Infantería, en el ámbito federal- el reporte da la razón a lo que señalaron desde el principio de su lucha hace 8 años, con el añadido de que hoy es la propia administración pública federal en sus más altos niveles -y no sólo los familiares, las organizaciones, las instancias internacionales o los tribunales- quienes así lo aceptan”.

Agrega: “En cuanto a las hipótesis sobre paradero que surgen de dicho Informe, subrayamos que las familias han reiterado que su lucha ha sido por la verdad, por dolorosa que sea, siempre sobre la base de que ésta se acredite de la manera más técnica y científica posible. Por ello, les abrazamos en su incertidumbre y dolor”.

La postura de organizaciones de Derechos dice que comparte la preocupación de los padres y de las madres por las menciones efectuadas en el Informe sobre los obstáculos que, ya en esta administración, se han enfrentado en el esfuerzo de esclarecimiento, especialmente respecto de la Fiscalía General de la República (FGR) y el Ejército.

En la conferencia matutina, el presidente de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa, Alejandro Encinas Rodríguez, confirmó el contenido del informe que se presentó el jueves 17 de agosto: “Este informe es el resultado de un proceso de investigación y de análisis técnico y científico, pero sí, también hay un contenido político, pues esclarecer un crimen de Estado es un asunto que hemos encarado con convicción y voluntad política”.

Después de la lectura del posicionamiento de los padres de los normalistas, activistas de derechos humanos, organizaciones sociales y estudiante entonaron el himno Venceremos y cerraron: “Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: