Congelan juicio contra Murillo Karam por caso Ayotzinapa

Jesús Murillo Karam, el 27 de enero, 2015

Un juzgado de distrito en la Ciudad de México otorgó la suspensión definitiva del proceso que Jesús Murillo Karam libra por su participación en la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Esta medida cautelar congela el juicio penal en su contra, pero no implica que el exprocurador salga de prisión preventiva

Texto: Alejandro Ruiz en Pie de Página

CIUDAD DE MÉXICO. – La tarde de este miércoles un juzgado de distrito con sede en la Ciudad de México otorgó una suspensión definitiva del proceso contra Jesús Murillo Karam por el caso de Ayotzinapa.

La resolución deviene de un juicio de amparo que su defensa legal interpuso por presuntas irregularidades cometidas en la detención del exprocurador, acusado de delitos contra la administración de justicia, tortura y desaparición forzada en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Esto significa que queda congelado el juicio por su participación en la elaboración de la llamada «verdad histórica» acerca de los ataques a los estudiantes normalistas, en lo que se define si fue detenido con todos los requisitos que marca la ley.

Días antes la defensa legal del exprocurador, quien anunciara la “verdad histórica” en 2014, había ganado una suspensión provisional del proceso en su contra, lo que implicaba que mientras se desahogaba el juicio de amparo que su defensa interpuso, el juicio penal contra Murillo Karam no podía seguir su curso. Esta medida fue ratificada por un juzgado, otorgándole ahora una suspensión definitiva.

No obstante, aunque el procedimiento penal en su contra está pausado, la medida cautelar de prisión preventiva que le dictó el juez Marco Antonio Fuerte Tapia el pasado 24 de agosto sigue vigente, por lo que Karam seguirá en prisión, al menos lo que resta de los 90 días que se establecieron durante el juicio. Esto, si es que su defensa no interpone otro recurso legal para revertirla.

La resolución del juez de amparo se da en medio de un escenario de crispaciones entre la Fiscalía General de la República y la Comisión Especial para el caso de los 43 normalistas, pues en las últimas semanas han ocurrido filtraciones de información que comprometen las acusaciones y se han desechado más de una decena de órdenes de aprehensión giradas en contra de militares que probablemente participaron en la desaparición forzada de los estudiantes.

Murillo Karam fue el primer funcionario de alto nivel que se ha llevado a juicio por la desaparición de los 43, esto por su responsabilidad en fraguar la “verdad histórica” y ejercer actos de tortura contra testigos que secundaron esta versión del gobierno de Enrique Peña Nieto. También se le responsabiliza de la desaparición forzada de los normalistas, al presuntamente conocer las operaciones que en ese entonces realizaron las fuerzas armadas y los cuerpos de seguridad en Iguala, Guerrero.

A la vez, la absolución de José Luis Abarca, ex alcalde de Iguala cuando ocurrió la desaparición, se suma a esta ola de resoluciones que van en contra de las exigencias de los padres y madres de los 43.

Apenas hace unos días, las familias de los 43 acusaban que el gobierno mexicano tiene renuencia a enjuiciar a militares por este caso, y señalaban que aunque las detenciones de funcionarios implicados en este crimen son alentadoras para esclarecer la verdad, la debilidad de las acusaciones formuladas por la fiscalía, así como el criterio de algunos jueces, han puesto en riesgo el acceso a la justicia, la verdad, y sobre todo la necesidad de conocer qué es lo que pasó con sus hijos.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: