Despoja Cabildo al sacerdote Aristeo Baca de presea Fray García

Despoja Cabildo al sacerdote Aristeo Baca de presea Fray García.
Foto: La Verdad

El religioso católico sentenciado por violación y abuso sexual de una niña se convirtió en el primero al que Cabildo le retira la presea en 26 años de instituida; Aristeo recibió la distinción el 8 de diciembre de 2006

Por Martín Orquíz / LA VERDAD

Por primera vez en sus 26 años de existencia, la Presea Fray García de San Francisco fue retirada a uno de los galardonados, el exsacerdote Aristeo Trinidad Baca Baca, sentenciado a 34 años de prisión por los delitos de violación y abuso sexual en perjuicio de una niña, luego que el Cabildo de Juárez emitió la resolución con 10 votos a favor y 11 abstenciones.

Las posturas a favor fueron suscritas por el presidente municipal, Cruz Pérez Cuéllar y las y los regidores Mayra Karina Castillo Tapia, Antonio Domínguez Alderete, Ana Carmen Estrada García, Martha Patricia Mendoza Rodríguez, Vanessa Mora de la O, Yolanda Cecilia Reyes Castro de Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Además, votaron con esa intención Pedro Alberto Matus Peña, del Partido del Trabajo (PT), así como Jorge Marcial Bueno Quiroz y Karla Michael Escalante Ramírez, de Nueva Alianza (Panal).

Las abstenciones se dieron por parte de María Dolores Adame Alvarado, de Morena; Alma Edith Arredondo Salinas, Amparo Beltrán Ceballos, Joob Quintin Flores Silva, Austria Elizabeth Galindo Rodríguez, Víctor Manuel Talamantes Vázquez y Enrique Torres Valadez, del Partido Acción Nacional (PAN).

También, por parte de Jorge Alberto Gutiérrez Casas y Mireya Porras Armendáriz, del Partido Revolucionario Institucional (PRI); Héctor Hugo Avitia Arellanes, del Partido del Trabajo (PT) y Tania Maldonado Garduño, de Movimiento Ciudadano.

El proyecto de Acuerdo, que fue leído en la sesión 24 de Cabildo por el secretario del Ayuntamiento, Héctor Rafael Ortiz Orpinel, contenía la petición para retirar la presea a Baca Baca:

“al no ser congruente que se le mantenga un reconocimiento a un ciudadano que guarda en sus acciones el símbolo de gran honorabilidad y, al mismo tiempo, ese mismo hombre haya cometido actos de bajeza de nivel sancionado”.

La propuesta fue presentada por las y los ediles Mendoza Rodríguez, Mora de la O, Estrada García, Reyes Castro y Matus Peña.

 

Antes de la votación, hizo uso de su derecho para hablar Elia Orrantia Cárdenas, integrante de la Asociación Civil, Sin Violencia, quien fue la promotora de la destitución del galardonado.

Cuestionó si hasta ahora los derechos humanos de la víctima fueron respetados, si se garantizó el interés superior de la infancia y si se le otorgó la reparación integral del daño a la víctima.

Se tiene conocimiento, continuó, que son derechos a los que aún la víctima y su familia no han logrado acceder, por eso agradeció el Punto de Acuerdo presentado por la Comisión de la Mujer y Equidad de Género para retirar la presea a Baca Baca, buscando con ello una reparación social más que jurídica, así como un acompañamiento a la afectada y a su familia.

Fue un hecho que se presentó en situaciones de gran desigualdad social y económica, aseguró.

Orrantia Cárdenas cuestionó el estigma social al que la víctima debe enfrentarse actualmente, frente a un sistema patriarcal y machista en el que pareciera que es ella quien debe demostrar su inocencia ante la tardanza para tener una sentencia firme y, con ello, el acceso a la reparación del daño.

“Cuestionamos la indolencia social ante los hechos lamentables, aun cuando Ciudad Juárez ocupa el segundo lugar a nivel nacional en violencia sexual infantil… apelamos a que se apruebe este Punto de Acuerdo tomando en cuenta, por encima de todo, los derechos de la víctima y el interés superior de la infancia”, declaró.

El asesor jurídico de la víctima, César Enrique Juárez, dijo que es del conocimiento público que el pasado mes de mayo, un Tribunal Colegiado local ratificó la sentencia del procesado, pero su defensa recurrió a un juicio de amparo.

Un Tribunal Federal concedió la suspensión; sin embargo, esto no exime que Baca Baca siga sentenciado porque, si bien es cierto concede una suspensión a afecto de que esa sentencia no cause ejecutoria, la suspensión condicional no dice que ha dejado de ser sentenciado en segunda instancia, explicó.

Ahora se está en espera de la conclusión del Juicio de Garantías que, según la ley, tiene 3 meses para emitir una resolución, mientras que ya antes un Tribunal local duró un año para ratificar la sentencia.

“¿Dónde quedó el interés superior de la niñez?”, cuestionó.

La regidora Mendoza Rodríguez comentó que este Punto de Acuerdo no va en contra de ninguna religión, clero o creencia religiosa y que antes de presentarlo pasó muchos meses de indagación y reflexión para suscribir el documento con responsabilidad y no herir subjetividades.

“Lo que buscamos es enviar un mensaje que dé seguridad a las niñas niños y adolescentes para que nadie violente sus derechos humanos ni sus cuerpos”, dijo.

La edil Reyes Castro reafirmó su apoyo a la petición.

“La sociedad juarense enviamos un mensaje muy claro de sororidad y de congruencia al retirarle un honor a un ciudadano que, en su actuar, demostró no ser merecedor de él”, indicó. “Desde este Ayuntamiento, hacemos un llamado en contra de la violencia y a proteger a mujeres niños y niñas”, mencionó.

Dar esa protección, añadió, debe ser un derecho prioritario del interés superior de la infancia.

La Presea Fray García de San Francisco fue instituida en 1996 por parte del Cabildo de Ciudad Juárez, a través de la facultad que le otorga la fracción XXXIII del artículo 28 del Código Municipal, para hacer un reconocimiento público al mérito de personas u organizaciones por sus acciones, conductas valiosas o relevantes a beneficio de la comunidad.

Baca Baca recibió la distinción el 8 de diciembre de 2006 debido a que implementó en la comunidad un modelo de atención integral con servicios de educación, salud, nutrición, guardería, desarrollo de oficios y capacitación.

A través del Centro de Santa María de la Montaña, que él fundó, se apoya a las y los habitantes de colonias marginadas del surponiente, como Santa María, Primero de Septiembre, Caleros y Ladrilleros, Ciudad Moderna I, Ciudad Moderna II, Toribio Ortega, Pánfilo Natera, Revolución Mexicana, Revolución Mexicana II, Las Marraneras y Oasis Revolución.

“Ha sido muy gratificante, me siento muy agradecido con mi Dios, me ha puesto en medio de gente muy buena, y ando como uno más con ellos, y por eso he logrado meterme en el corazón de la gente, porque participo de todas sus angustias, miserias y carencias, y ponen un granito de arena, para remediar esas carencias”, declaró entonces el procesado.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: