«La gente tiene que entender que la movilidad está cambiando” sobre las nuevas ciclovías en Cdmx y Edomex

Ciclistas rodaron el pasado 27 de enero para defender la ciclovía de Escandón y la ciclovía Metropolitana después de que vecinos de estas zonas protestarán contra la construcción de éstas. Foto: Cortesía BiciVerde

*Esta nota fue realizada por Pie de Página, parte de la alianza de medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes leer la original.


La construcción de dos nuevas ciclovías, una en la colonia Escandón y otra que conecta Azcapotzalco y Naucalpan, desató el enojo de vecinos que utilizan el auto como principal medio de transporte. En esta pelea por el espacio público activistas y ciclistas recuerdan que las ciclovías son una necesidad para las personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte en medio de una ciudad con altos índices de violencia vial

Texto: María Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO. – El sueño de una ciclovía que conecte al Estado de México con la Ciudad de México se materializó este año con la ciclovía Metropolitana. A diario miles de personas se trasladan en bicicleta del estado vecino a la capital para llegar a sus trabajos o escuelas, enfrentando riesgosas avenidas llenas de coches.

Esta obra se anunció en noviembre del año pasado: 11.9 km con una inversión de 45.6 millones de pesos. Su construcción comenzó en diciembre y su principal objetivo es fortalecer la seguridad vial. Pero la idea del proyecto data desde el 2020. En ese entonces, colectivos ciclistas del Estado de México empezaron a pedir una ciclovía sobre la avenida Gustavo Baz. Sin embargo, las quejas de vecinos frenaron el proyecto.

Para activistas del ciclismo el tema de la infraestructura va de la mano con la seguridad vial. Los homicidios de ciclistas en México son una constante caracterizada por la impunidad. En muchos casos, existen varios ejemplos en los que los homicidas son liberados a pesar de contar con testigos.

Uno de estos casos es el de Carolina Cariñx, asesinada en 2020 por un conductor que manejaba en estado de ebriedad en la Cdmx. Su agresor fue liberado, y luego huyó. Ese mismo año, Jacinto León Guzmán fue asesinado por otro conductor en estado de ebriedad en la ciudad de Mérida. Al final, la jueza Fabiola Rodríguez Zurita retiró todos los cargos de homicidio al culpable de su muerte.

La impunidad y la falta de consecuencias en hechos de violencia vial abonan a la falta de cultura vial. En el Estado de México, por ejemplo, muchos municipios no cuentan con multas o infracciones a conductores que rompen las leyes viales y ponen en riesgo a ciclistas y peatones. «Sólo se les llama la atención», menciona Nayelli Evaristo, integrante del colectivo Bicimixtles de Naucalpan.

Bicimixtles es un colectivo ciclista que surgió en la pandemia. Buscan el reconocimiento de la bicicleta como medio de transporte. En Naucalpan tienen una biciescuela, y dan acompañamiento a las personas que están aprendiendo a moverse en bicicleta.

El colectivo denuncia que no existe infraestructura que garantice movilidad segura para ciclistas del Estado de México. Esto, a pesar de que miles de personas usan este medio de transporte todos los días. Comparten que tienen un estimado de 2 mil 500 personas que se beneficiarán con la existencia de la Ciclovía Metropolitana, pero creen firmemente que la cantidad puede aumentar conforme mejore la cultura vial y la infraestructura.

 “Estamos seguros de que incluso aquellos que ahorita no ven fructífera la Ciclovía, lo verán más adelante” compartió Evaristo.

Ella recuerda un caso, el de la ciclovía de Marinas en Echegaray, donde al principio los vecinos se opusieron a la obra, y ahora las personas la usan diariamente.

Bicimixtles también señalan que el Edomex tiene un rezago en temas de movilidad de más de 30 años, no sólo en el tema de ciclovías, sino en todo el tema de transporte público. El transporte en el Estado de México es de los más caros, recientemente subió de diez pesos a doce, además de ser de los más inseguros.

Bicicleta Blanca en memoria de Jacinto, Ciudad Caucel / Foto: Yuriria Ávila

¿Por qué las ciclovías en el Edomex son una necesidad?

Adrián Muciño del Colectivo Biciverde es uno de los tantos ciclistas que no sólo se mueven entre municipios del Edomex, también viaja desde Cuautitlán Izcalli a la Ciudad de México.

Él cuenta que las personas siempre se han trasladado en bicicleta en su estado y que hay quienes duermen ahí y trabajan o estudian en la Ciudad de México. Al inicio y al final del día se pueden ver las grandes cantidades de tráfico en vehículo particular y de movilidad en el transporte público.

Según datos del Censo de Población y Vivienda del Inegi, en 2020, de los 16 millones 919 mil 452 habitantes, 4 millones 865 mil 150 usan la bicicleta como medio de transporte.

Últimamente Muciño ha visto un incremento del uso de bicicleta en estas rutas.

“Ha sido impactante ver en las mañanas y tardes noches gente rodando sobre Gustavo Baz, camino al trabajo. Desde hace cinco voy seguido a Cdmx, desde que inició la pandemia me despedí del auto. La necesidad y la calidad de vida me llevó a decir mejor me voy en bicicleta y no he sido el único. Obviamente no vamos a ver tantos usuarios porque igual la percepción de muchos es que no es seguro pero desde un punto personal veo que el 30 por ciento de mi círculo cercano lo hace” comparte el ciclista.

En 2020, al rodar por la avenida Gustavo Baz, los colectivos de ciclistas que luchan por el reconocimiento de la bicicleta como medio de transporte se dieron cuenta que mucha gente rodaba por esta vía diariamente y que una ciclovía intermunicipal les vendría bien a todos.

“La ciclovía Gustavo Baz se nos hace una arteria porque puedes cruzar cuatro o cinco municipios y hasta te puede llevar al oriente. Tenemos un flujo muy alto de personas que duermen Izcalli y trabajaban en Tultitlán, si todos esos viajes, de 5km a 10km los hicieran en bici quitarían carga, habría un espacio más dentro del transporte público para quienes no puedan hacerlo en bici, habría un coche menos. No tenemos tantas subidas, hay dos o tres subidas complicadas y de ahí en fuera todo es plano” explica Muciño.

En el Estado de México existe también la intención de crear la Ciclovía Intermunicipal Oriente de la Zona Metropolitana del Valle de Toluca, ésta pasaría por San Mateo Atenco, Lerma, Metepec y Toluca, e iría paralela a la ruta del Tren Interurbano México-Toluca.

Pero por ahora la primer ciclovía que conecta distintos municipios entre dos estados es la Ciclovía Metropolitana. Ésta aún no se inaugura, pero ya hay tramos que comenzaron a ser usados por ciclistas que todos los días transitan las vialidades que atraviesa.

Muciño menciona que aunque no tienen vialidades principales le gusta el tramo actual:

“Yo no estaba de acuerdo con ese tramo pero ahora que ya lo pase no está tan mal. Todos los argumentos en contra de que hay hospitales, árboles, escuelas… una ciclovía reduce las velocidades y de eso se trata la ciclovía de pacificar las calles. Ahora,  si me gusta, si funciona, ¿por qué no la vamos a defender si es el único cacho que hasta ahorita está construido?” menciona el activista.

Y aunque al final ciclistas no diseñaron ven viable la ruta:

“Si ya hay interconexiones podemos empezar a ir hacia atrás. De Naucalpan a Azcapotzalco sería sencillo empezar a interconectar. El trazo no elegimos nosotros, nos habría gustado ir por el acceso principal pero vimos la oposición vecinal y aceptamos éste” menciona Muciño recordando que en este tramo vecino de la Cdmx ya cuentan con ciclovías por donde es fácil llegar desde el Estado al centro y sur de esta ciudad.

Vecinos opositores, sus argumentos

Vecinos de distintas colonias han protestado por ambas ciclovías. En Naucalpan habitantes de colonias como Hacienda Echegaray, Colón Echegaray y Bosque de Echegaray han realizado protestas en contra del paso de la ciclovía Metropolitana.

Desde el 26 de enero han realizado cuatro protestas para pedir que la ciclovía no pase por Avenida San Agustín. Argumentan que reducir un carril genera caos vial y que pasan más coches que bicis por esta vía.

“Vecinos argumentan que nadie la usa pero no nos ven porque no nos quedamos atorados en el tráfico, nuestro camino es constante. Los vecinos piden otro trazo, este trazo actual es uno de tantos que propusieron. La realidad es que ningún trazo les va a parecer porque ahorita son ellos pero quizá en otra calle se van a oponer otros” explica Nayelli de Bicimixtles.

En la colonia Escandón, el pasado 24 de enero comenzaron a protestar por la construcción de una nueva ciclovía. En esta colonia, el Comité de Participación Comunitaria argumenta que no hay espacio para una ciclovía por la cantidad de coches que circulan en la calle José Martí.

Ely Santana, ciclista urbana y creadora del Blog Rodada 2.0 comparte que, según información verificada con la organización Bicitekas al momento la decisión de la alcaldía Miguel Hidalgo de poner una ciclovía en esta zona no ha cambiado pero están abiertos a modificar el diseño.

Ante esta posibilidad Bicitekas recordó que los diseños de las ciclovías no deben de basarse en negociaciones y gustos de algunas personas sino en la eficiencia en seguridad para quienes transiten por éstas.

Ely Santana recuerda que las ciclovías son un elemento clave para incentivar a que más personas usen la bicicleta como medio de transporte, además de dignificar la equidad del espacio público y abonar al derecho a la movilidad.

“El paralelismo de Escandón con la ciclovía Metropolitana es el mismo: el derecho a la movilidad y la necesidad de infraestructura que incentive la movilidad en bici pero que también resguarde nuestra vida ante los constantes incidentes de violencia vial.La gente compra un auto, no la calle y la prisa de ningún conductor/a o su estado etílico merece cobrarse con una vida. Somos personas a bordo de una alternativa de movilidad no motorizada con el mismo derecho al uso de las vialidades” observó la periodista ciclista.

El viernes 27, diversos colectivos ciclistas convocaron a una rodada para transitar por las calles que estas ciclovías atravesarán. En su comunicado oficial recordaron la reciente Ley de Movilidad y Seguridad Vial, la cual establece que el Estado debe garantizar igualdad de condiciones de movilidad a todas las personas en el espacio público.

“La movilidad está cambiando”

Durante la pandemia por Covid -19 el uso de la bicicleta incrementó. Según datos de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, en 2020 los viajes en bicicleta aumentaron un 221 por ciento. Esto generó la creación de nuevas ciclovías, como la de Insurgentes, la cual comenzó siendo temporal y ahora lleva casi tres años funcionando.

El periodista y experto en ciclismo, Rogelio Garza, observa que el tema de las ciclovías está bastante politizado y por eso existen tantas en mal estado:

“Si un gobierno construye una ciclovía pero el siguiente gobierno es de otro partido no le da mantenimiento porque lo hizo el gobierno pasado. En Cuautitlán Izcalli quitaron una ciclovía construida con 20 millones de pesos, entró el nuevo gobierno municipal y dijo que iba a hacer una mejor pero esto no ha sucedido” observa.

Como alguna vez lo mencionó el escritor Eduardo Galeano en su antología de ensayos Úselo y Tírelo: “Los automóviles no votan, pero los políticos tienen pánico de provocarles el menor disgusto. Ningún gobierno latinoamericano, civil o militar, de derecha, centro o izquierda, se ha atrevido a desafiar al poder motorizado”, en eso coincide Garza: la ciudad está diseñada para los coches; y entre un coche y un ciclista hay una diferencia casi de mil kilos. De ahí viene la importancia de las ciclovías:

“Dado que los automovilistas no están acostumbrados a respetar pues entonces se tienen que crear espacios reservados para vehículos no motorizados. Me parece que (a los vecinos) les falta empatía. No quieren compartir el espacio […]. La gente empieza a sentir que se les está quitando ‘su’ espacio, y como leí por ahí: compraste un coche pero no compraste la calle. La gente tiene que entender que la movilidad está cambiando y se necesita mucho, por lo menos en el Estado de México se necesita una ciclovía que conecte con la Cdmx ” comparte Garza, quien es también habitante del Edomex.

Ahora, al periodista le preocupa el tema de los motociclistas en ciclovías ya que van a altas velocidades en un espacio que está destinado para bicicletas, pero que además propician la destrucción de ciclovías: “Me preocupa que, cómo ha ocurrido en otras partes, salgan en la noche y empiecen a destruir la ciclovía. Ya han sucedido casos que en la madrugada destruyen las ciclovías por la noche, eso paso hace dos años en División del Norte” recuerda el autor del libro Las bicicletas y sus dueños.

 Bicicletas: ahorro, seguridad y acceso a la movilidad

En promedio una persona que viaja del Estado de México a la Ciudad de México gasta de ochenta a cien pesos en transporte público ya que debe usar varios: combi ($12 por viaje), tren suburbano ($19 pesos por viaje), metro ($5 pesos), metrobús ($6 pesos) y en algunas ocasiones taxis.

Y contrario a lo que se cree de que la mayoría de las personas se transportan en automóvil, Adrián Muciño, integrante del colectivo Biciverde, recuerda los resultados de la última Encuesta Origen Destino del Inegi en la que el Instituto evidenció que la mayoría de las personas en el Valle de México caminan o usan el transporte público.

Pero hay quienes ven en la bicicleta un transporte accesible a sus posibilidades económicas, ya que no pueden pagar el transporte público. La bicicleta se vuelve un acceso a la movilidad más rápida y cómoda, pero es necesaria una infraestructura segura para cuidar su integridad.

“Me queda claro que las personas que lo hacen por necesidad han ido incrementando. Están desde el afilador… por lo menos el 3 por ciento de los viajes en la zona metropolitana no tienen otra opción más que la bicicleta. Uno de mis mejores amigos era ayudante en la zona industrial, ahora pudo mejorar su posición laboral y tiene que ir a trabajar a metro camarones. Cada tercer día viene de la zona conurbada, me cuenta que no puede invertir los 80 pesos en transporte público (que gastaría) y que la bicicleta es su única opción”.

Una importante anotación es que el hecho de que sea un transporte accesible que permite ahorrar y permite moverse gastando menos no quiere decir que es un transporte “para pobres”, como muchos usuarios de coche argumentan.  Países con alta estabilidad económica como Dinamarca apuestan por el uso de éstas sobre el automóvil e invierten en infraestructura, como la Super Cykelstier (Autopista Ciclista) en Copenhague, la cual  conecta 30 municipios.

Muciño cuenta que desde que empezó a usar más el automóvil ahorra entre 25 mil a 30 mil pesos anuales en gasolina.

“Ni siquiera un carro híbrido compite con una bicicleta, ahora con lo que ahorré me alcanzó para una bici cómoda para mis trayectos diarios. Han habido años en los que pude ahorrar hasta 40 mil pesos” comparte.

Para Nayelli Evaristo no sólo encuentra una posibilidad de ahorro también se siente más segura andando en bicicleta que en el transporte público donde evita robos y acoso.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: