Comunidades detienen cuartel de la Guardia Nacional en vivero de Xochimilco

Comunidades detienen cuartel de la Guardia Nacional en vivero de Xochimilco
Foto: Daliri Oropeza

*Esta nota fue realizada por Pie de Página, parte de la alianza de medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes leer la original.


Después de que comunidades de Xochimilco interpusieran un amparo, el gobierno de la Ciudad de México eliminó el decreto por el que cedía parte del vivero “Nezahualcóyotl” para la construcción de un cuartel de la Guardia Nacional

Texto: Alejandro Ruiz y Daliri Oropeza

Foto: Daliri Oropeza / Archivo

CIUDAD DE MÉXICO. – Habitantes de los pueblos y barrios originarios de Xochimilco ganaron un amparo para revertir un acuerdo en el que el gobierno de la Ciudad de México cedía 33 mil metros cuadrados del vivero Nezahualcóyotl para la construcción de un cuartel de la Guardia Nacional.

Antes, las comunidades de Xochimilco ya  habían ganado una suspensión definitiva en el juicio de amparo.

Ante esto, el 15 de agosto el gobierno capitalino emitió un decreto en el que cancela la cesión del territorio del vivero hecha durante la administración de Claudia Sheinbaum. Argumentaron que existía una inviabilidad del terreno para la construcción del cuartel.

Sin embargo, en el amparo, las comunidades de Xochimilco demandaron que el gobierno de la ciudad no les consultó al respecto.  Además, argumentaron que esta acción vulneraba sus derechos a la tierra, el territorio y a acceder a un medio ambiente saludable, pues la construcción del cuartel de la Guardia Nacional no tomaba en cuenta la importancia cultural y ambiental del vivero.

La historia no es nueva en la Ciudad de México, pues además del caso del vivero Nezahualcóyotl, existen otros puntos en la capital donde vecinos se han inconformado por la construcción de cuarteles de la Guardia Nacional.

Uno de esos casos es en la unidad habitacional El Rosario, en Azcapotzalco, donde la obra se construye en lo que era un parque con canchas deportivas.

Leer más

Sin embargo, la lucha que hoy se ganó en Xochimilco tiene una particularidad: las mujeres que la encabezan.

Mujeres al frente, defensoras de la vida

Claudia Zenteno es habitante de Xochimilco y defensora de derechos humanos y del medio ambiente. Ella y un grupo de mujeres de diferentes pueblos y barrios nahuas de Xochimilco son quienes metieron el amparo para defender el vivero, y con eso, su territorio.

Para ella, esta victoria “significa que una vez más, un pueblo originario de la Ciudad de México, como lo es Xochimilco, logró hacer valer con acciones legales en contra del Estado los derechos de los pueblos indígenas sobre aquello que es el derecho de todas y todos, la tierra y el agua”.

Haciendo memoria, Claudia recuerda que este era ya el segundo despojo de estas mismas tierras.

El primero fue en 1989, con una reforma promovida por Carlos Salinas de Gortari, con la cual expropiaron esa zona chinampera y la querían incorporar a la zona urbana, pues ya había asentamientos irregulares.

Con la lucha de ese tiempo, los pueblos de Xochimilco lograron que no se urbanizara ese espacio natura,  sino que se convirtiera en vivero. Esa fue una primera lucha ganada, a pesar de la expropiación. A quienes les quitaron las tierras, les construyeron el Barrio 18.

Ahora, esta es una victoria más para los pueblos y barrios de Xochimilco. Y esta lucha fue encabezada por mujeres xochimilcas, Claudia lo describe:

“Es muy importante la lucha de las mujeres en todos los tiempos, el actuar de nosotras en esta lucha, porque somos más las mujeres que defendemos la tierra, el agua, el territorio, quienes impulsamos y estamos al frente, las que vamos al frente y nunca dejamos de perder las esperanza. Pese a que nos digan que no va a servir, nosotras vamos con un pensamiento positivo: que no hay camino difícil, pero hay que emprenderlo. La lucha de la mujer genera precedentes en todas las luchas, y en esta lucha es muy importante porque quienes emprendimos el amparo somos mayoría mujeres, y se puede compartir la estrategia con pueblos donde quieren poner cuarteles”.

Las mujeres de Xochimilco aseguran que seguirán ejerciendo el cuidado de ese territorio del vivero, o de cualquier otro donde quieran construir obras o cuarteles en su tierras:

“La labor que queda por delante es hacer cumplir a la autoridad y no permitir que el Estado siga generando este tipo de violencia con la imposición de cuarteles y deforestación. Ya se generó un precedente que generamos aquí en Xochimilco, así como en Santa Marta Actatitla. Esperamos que permee en todos los lugares donde quieran construir cuarteles”, asegura Claudia Zenteno, quien también participó en la reciente Asamblea Nacional por el Agua y la Vida.

Claudia pide “entender que esta tierra y esta agua, este lugar que se había desincorporado para el cuartel de la Guardia Nacional, es un lugar que genera plantas, que genera vida, donde existe una biodiversidad”. Asegura que harán valer la vocación del vivero para reforestar barrancas, cerros, calles y camellones en toda la ciudad.

Denuncia que “Sacmex construyó sobre esta área donada a la Guardia Nacional, una planta de rebombeo que se llama río balsas, devastó el canal de Chalco y el área o zona chinampera. Sacmex violentó con construcción esta área. Esperamos que reviertan el daño, y nos digan cómo van a mitigar lo que ya devastaron, espero que haya una sanción”.

Claudia, con la frente en alto, concluye:

“Esta reversión genera un logro bastante importante para este pueblo originario, una vez más la justicia dio la razón al pueblo originario de Xochimilco, logrado con el acuerpamiento del Centro Prodh”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: