El invisible martirio de las mujeres migrantes

El invisible martirio de las mujeres migrantes
Foto. La Verdad

*Esta nota fue realizada por La Verdad, parte de la alianza de medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes leer la original.


Un recorrido por varias zonas de la ruta migratoria en México para captar las duras y peligrosas jornadas de mujeres solas, embarazadas y madres con sus hijos.

Foto: Alejandra Daniela de El Salvador da a luz a su tercer bebé con ayuda de las parteras de Partería y Medicina Ancestrales en Tijuana.

Mujeres migrantes que abortan en silencio en baños públicos, que maternan en trenes y embarazadas que suplican para no perder a sus bebés por la desnutrición que sufren luego de días decaminar y dormir en las calles, que huyen de sus lugares donde han sido violentadas, son los testimonios de ellas a lo largo de su travesía por México rumbo a Estados Unidos.

En la búsqueda de mejorar sus condiciones de vida y las de sus familiares se internan de forma clandestina en un país que violenta sus derechos y no ofrece garantías de seguridad ni de acceso a la salud. De acuerdo a las últimas estadísticas publicadas por Population Council, una organización no gubernamental internacional, entre el 60 por ciento y 70 por ciento de las mujeres migrantes que transitan por México son víctimas de abuso y/o violencia sexual.

Esto trae consecuencias como enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, alteraciones hormonales y psicológicas en un contexto en el que impera la impunidad.

Organizaciones que acompañan a las mujeres en movimiento concuerdan que las políticas públicas endurecidas tanto de México como de Estados Unidos, en donde la Guardia Nacional ha perseguido a los migrantes y a partir de la contingencia sanitaria del Covid han agravado la situación al obligar a las mujeres a buscar la clandestinidad y permanecer por mayor tiempo en territorio mexicano o en las rutas migratorias, exponiéndose ante peligros de secuestros y abusos diversos siendo las comunidades más vulnerables, las más afectadas.

Para este trabajo se recorrieron las fronteras del norte: Reynosa, Matamoros, Tijuana, Ciudad Juárez, y del sur de México: Ciudad Hidalgo y Tapachula así como puntos intermedios de la ruta migratoria como el desierto de Chihuahua, Coatzacoalcos y Las Choapas.

Por Alicia Fernández / La Verdad

Este reportaje fue realizado con el apoyo de la Fundación Internacional de Mujeres en los Medios (IWMF por sus siglas en inglés) como parte de su iniciativa de Derechos Reproductivos, Salud y Justicia en las Américas.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d