Vivir ‘lo común’: la apuesta zapatista contra el capital

Vivir ‘lo común’: la apuesta zapatista contra el capital
Foto: Fernando Santillán y Edith Victorino

En un momento en el que Chiapas vive una de las situaciones más violentas de las últimas décadas, la apuesta del Común, llama nuevamente a la organización de los pueblos para organizarse y hacer frente al despojo, la crisis ambiental y la violencia que se vive a nivel global a causa del capitalismo

Texto: Edith Victorino, Fernando Santillán

Fotos: Fernando Santillán y Edith Victorino

CHIAPAS. – A 30 años del levantamiento armado del EZLN, las y los zapatistas dan nuevamente una lección sobre la vigencia del movimiento y de su organización.

En el mes de noviembre a través de los comunicados zapatistas ya habían informado el contexto de violencia que se vive en Chiapas, “Las presidencias municipales están ocupadas por lo que nosotros llamamos “sicarios legales” o “Crimen Desorganizado”. Hay bloqueos, asaltos, secuestros, cobro de piso, reclutamiento forzado, balaceras. Esto es efecto del padrinazgo del gobierno del estado y la disputa por los cargos que está en proceso. No son propuestas políticas las que se enfrentan, sino sociedades criminales”.

Según el informe “Chiapas es un desastre”, del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (FRAYBA), la violencia en el estado ha ido en ascenso generando graves violaciones a derechos humanos. Hasta octubre de 2022 la organización ha documentado al menos 16,755 personas en situación de desplazamiento forzado interno. El informe también menciona que el periodo de 2020 a 2022 está caracterizado “por una disputa abierta de la tierra recuperada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en 1994, así como por una reconfiguración territorial a partir del proyecto, columna vertebral de la actual administración federal, Sembrando Vida.”

Durante el festejo, que se llevó a cabo el 1º de enero en el Caracol VIII “Resistencia y Rebeldía: Un Nuevo Horizonte” en el poblado Dolores Hidalgo, el Subcomandante Insurgente Moisés durante su discurso reiteró la importancia de la organización, “en cada geografía y cada quien con su calendario”. Anunció un cambio en la estructura donde desaparecerán los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas (MAREZ) y las Juntas del Buen Gobierno, para entrar una nueva etapa del movimiento: “El Común que quiere decir buscar juntos el camino”, donde “la propiedad debe ser del pueblo y común y el pueblo tiene que gobernarse a sí mismo”. “Estamos solos como hace 30 años, porque solos hemos descubierto ese nuevo camino que vamos a seguir” fue el mensaje a las bases de apoyo zapatistas.

Desde la llegada al Caracol VIII inaugurado en 2020, compartieron a los visitantes un acervo de mantas históricas que dan cuanta de la organización y resistencia del Zapatismo desde sus inicios.

A través de actividades deportivas y culturales como la música en vivo, que no dejó de sonar durante el día y la noche, el teatro, exposiciones fotográficas, carteles, cine, talleres mostraron su andar de 30 años de organización y lucha por la vida.

En un momento en el que Chiapas vive una de las situaciones más violentas de las últimas décadas, la apuesta del Común, llama nuevamente a la organización de los pueblos para organizarse y hacer frente al despojo, la crisis ambiental y la violencia que se vive a nivel global a causa del Capitalismo.

Hoy en día el andar y la semilla que ha sembrado el EZLN, florece en las nuevas generaciones zapatistas.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d