Bomberos de San Cristóbal luchan por sus derechos

Bomberos piden reconocimiento al Patronato que los representa, y pago de sus salarios. Foto: Archivo Bomberos de San Cristóbal

Bomberos piden reconocimiento al Patronato que los representa, y pago de sus salarios. Foto: Archivo Bomberos de San Cristóbal

Preparados para afrontar incendios, embates de la naturaleza, siniestros en tierra y agua o dominar animales peligrosos, los bomberos de San Cristóbal mantienen en la burocracia de su estructura una amenaza interna que, por temporadas, merma y pone en riesgo el desempeño de la noble labor que realizan en la región.

La crisis en esta ocasión reventó el 20 de julio pasado durante una reunión convocada  por los 24 bomberos y 2 bomberas que forman lo que denominan  “área operativa,” para manifestar sus inquietudes a los miembros honorarios del  Patronato del Heroico Cuerpo de Bomberos.

El Patronato está constituido en una asociación civil, para apoyar y ayudar al buen funcionamiento de  cuerpo de bomberos. Ello incluye la gestión de donativos y la administración.

En dicha reunión los bomberos llamaron severamente la atención a las 13 personalidades que integran el Patronato, advirtiéndoles que “ si alguno de sus integrantes ya no pueden dar cabal cumplimiento a sus obligaciones para con el heroico cuerpo de bomberos, presenten su renuncia y dejen trabajar a los que si tienen verdadera voluntad y vocación de servicio altruista”. Pidieron que no protagonicen situaciones que dañen a la Institución.

En los 13 puntos para tratar en esa reunión,  los jóvenes bomberos insistieron en la aplicación de la palabra  “dignidad”, con detalles tan esenciales como “la necesidad de la compra de equipo de rescate incluyendo cuerdas rígidas y dinámicas, marimbas, guantes, arneses, mosquetones, poleas, etcétera”.

Explicaron que parte del equipo con el que operan no cumple con las normas de seguridad para su trabajo, y eso implica un alto riesgo del momento de realizar un rescate  a  su  de por sí arriesgada labor.

Ese día denunciaron que con a quién aún reconocían como presidente del Patronato Jonathan Alejandro Díaz Gallegos, no existía  “cordialidad” ya que se comportaba como “ capataz” y los integrantes del patronato no les brindaron ningún apoyo.

Los bomberos pidieron  capacitación constante, incluyendo las que reciben en el extranjero, menos burocracia para solicitar permiso, “trato digno, viáticos dignos y suficientes para nuestra alimentación”.

A los altruistas miembros del Patronato les recordaron que  “ustedes saben que no existe una relación de subordinación ya que nuestra labor es de voluntariado y recibimos una compensación del subsidio que nos otorga el ayuntamiento”.

Afirmaron que hasta el momento  los gastos de operación y mantenimiento los libran gracias a los servicios de verificaciones de seguridad a empresas,  entrega de agua y platicas que realizan.

Pidieron que se transparente el uso de donaciones “que han otorgado empresas y personas a la estación”,  y demandaron “de manera inmediata a ustedes que se incrementen estos apoyos mediante gestiones que ustedes como actual patronato deben y pueden hacer”.

Solicitaron también que el Patronato los tomara en cuenta ya que hasta ese momento no tenían ni voz ni voto respecto a las decisiones sobre una institución donde son los protagonistas.  Este fue el único punto que se ha resuelto, y ya se integraron 2 bomberos operativos al Patronato.

El resto de solicitudes y el  problema de fondo, que es incremento de insumos y recursos para que trabajen,  “lejos de solucionarse están más complicados  con la asunción de  Georgina Alcazar Nájera como Presidenta del Patronato, haciendo valer su nombramiento en una asamblea de junio que fue reconocida por el notario Gustavo Víctor Moscoso Zenteno, y que está en trámite en el Registro Público de la Propiedad. Y por la negativa del anterior presidente Jonathan Díaz a entregar el cargo.

Díaz Gallegos, insistió en la  validez aún de su nombramiento como presidente, y continua manejando las cuentas bancarias de bomberos, porque ante las autoridades municipales es quien ostenta aún la personalidad jurídica.

Por escrito,  verbalmente y de facto, los bomberos lo desconocieron  esta designación, y sobreviven con el apoyo del nuevo patronato,  el dinero en efectivo que rescataron de la colecta, y el que juntan con los servicios diarios.

En una pequeña manifestación expresaron su   respaldo a Alcazar Nájera “como nuestra presidenta. Es la decisión unánime que tiene el cuerpo operativo de bomberos, le hemos pedido a la  licenciada  Alcazar que sea nuestra representante como presidenta del patronato. Los bomberos estamos  aquí acuerpándola, y no vamos a dejarla sola en ningún momento. Somos 26 bomberos y estamos brindándole nuestro apoyo”, explicó el capitán Agustín García Zúñiga, director operativo de la base .

Denunció que hasta el 20 de agosto no habían recibido el pago que el ayuntamiento depositó 4 días antes. “El manejo de la cuenta  del cuerpo de bomberos lo tiene Jonathán, donde el ayuntamiento maneja el dinero para la nomina de quienes integramos  el cuerpo de, desde esa fecha debió liberarnos el dinero que es para nuestros familias”.

Solicitaron a la autoridad municipal  que intervenga, recordando que el  subsidio que reciben proviene del gobierno federal para recursos de seguridad, y está etiquetado como apoyo a cada uno de los integrantes de esa institución. La cuenta tiene además de los 90 mil pesos de la quincena,  más de 180 mil pesos que constituye un  remanente  para el aguinaldo de fin de año.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.