Intoxicadas 42 personas en San Cristóbal, una fallece

Al menos 42 personas se intoxicaron al  consumir alimentos en una reunión. Autoridades sanitarias aún darán a conocer su diagnóstico. Foto: Amalia Avendaño

Al menos 42 personas se intoxicaron al consumir alimentos en una reunión. Autoridades sanitarias aún darán a conocer su diagnóstico. Foto: Amalia Avendaño

Integrantes de la Iglesia Presbiteriana resultaron intoxicados de gravedad -uno de ellos perdió la vida-, luego de ingerir chiles rellenos el domingo pasado,  durante una convivencia de su congregación en San Cristóbal de Las Casas.

El pastor Elmer Monzón Hernández explicó que,  como en otras ocasiones, se realizó  una venta de comida para reunir fondos para la congregación Orbe, en la colonia 5 de mayo, ubicada en la zona norte de San Cristóbal.

Para el evento tres señoras cocinaron chiles rellenos de pollo, que fueron consumidos aproximadamente a las 2 de la tarde. A las 5 de la tarde del domingo, las personas que consumieron los chiles rellenos comenzaron a reportar síntomas por intoxicación.

Como resultado, esa noche ingresaron los intoxicados a diversos hospitales con problemas de vómito, dolor de cabeza y estómago, diarrea y mareos. Las personas afectadas son 29 adultos y 2 niños, más 3 cocineras y sus respectivas familias.

Una de estas personas, Pedro Pérez Guzmán, de 55 años de edad, falleció en el hospital, al complicarse la intoxicación por una insuficiencia renal. La familia afirmó que  no se le ha entregado el reporte de la autopsia que realizaron las autoridades.

El pastor Elmer Monzón dijo que personal de la Jurisdicción Sanitaria tomó muestras de los alimentos para realizar los análisis, y determinar que provocó la intoxicación tan severa. Al momento no les han entregado ningún informe.

“La situación es preocupante porque no sabemos el origen de la intoxicación de las 42 personas,  y tenemos plena confianza en las personas que prepararon los alimentos”, dijo el religioso.

De los intoxicados algunas reingresaron al día siguiente a otros hospitales, y otras reciben atención en sus hogares con médicos particulares.  Al momento 27 personas fueron dadas de alta, pero continuaron con malestar, “sólo 2 están bien, aparentemente”.

De los 15 que permanecen internados, siete están en la Clínica de Campo del Seguro Social, uno en el hospital de las culturas y siete más en el sanatorio Ornelas.

El pastor agregó que solicitarán apoyo de la Secretaría de Gobierno del Estado para subsanar los gastos médicos de las personas intoxicadas, debido a que son de escasos recursos económicos.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.