Marchan para exigir la libertad de maestros de la ONPP

MarchaCampesinaUnos dos mil hombres, mujeres y niños indígenas y campesinos de la Organización Nacional del Poder Popular (ONPP) marcharon hoy para exigir al gobernador Manuel Velasco Coello, la libertad de dos de sus líderes detenidos el jueves pasado , quienes fueron acusados de bloquear varios tramos carreteros en Chiapas.

 

Libertad Rincón Gómez, vocera de la ONPP dijo hoy que tras la captura de sus compañeros decidieron marchar y realizar un plantón en las plaza central de Tuxtla para exigir al gobierno local la libertad de sus líderes en Chiapas, Adela Gómez Martínez y Noé Hernández Caballero, detenidos el jueves pasado por la noche por agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), quienes fueron acusados de los delitos de extorsión y motín.

 

Con mantas y consignas, los miembros de la ONPP en Chiapas marcharon a lo largo de varios kilómetros hasta llegar la plaza central y plantarse frente a las puertas de Palacio de Gobierno, dijeron que no se moverán de ese lugar hasta que hayan hablado con el Secretario General de Gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar o el gobernador Manuel Velasco Coello.

 

Libertad Rincón Gómez de la ONPP dijo que el gobierno de Chiapas atiende con acciones de represión a las demandas sociales de los grupos de campesinos en Chiapas. Señaló que los bloqueos de carretera han sido una forma de hacerse escuchar por el gobierno estatal, pero que en lugar de responder las demandas sociales que ellos traen, el gobierno responde con acciones policiacas y capturas arbitrarias.

 

Explicó que los dos maestros con una larga trayectoria de varias décadas de lucha social en las organizaciones campesinas y en el sindicato magisterial, los obligó a salir de sus comunidades para venir a la capital del estado y exigir que sean liberados.

 

El jueves 15 a las 20:30 horas, tres automóviles particulares, tres camionetas de la policía estatal y tres de la policía municipal con al menos unos treinta elementos policiacos, además de otros diez policías vestidos de civil de la PGJE, capturaron a los dos maestros cuando llegaban a su domicilio. Narran los testigos que todos sin excepción, portaban armas largas y de grueso calibre.

 

Los profesores Adela Gómez Martínez y Noé Hernández Caballero, dirigentes estatales de la Organización Nacional del Poder Popular del estado de Chiapas, llegaban a su domicilio luego de regresar de una audiencia con el Secretario General de Gobierno Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, misma que fue cancelada.

 

Apenas iban a entrar en su vehículo cuando, primero cinco sujetos, vestidos de civil, los insultaron y comenzaron a golpear el automóvil donde se transportaban. La familia, al percatarse de las agresiones, contra los profesores, intentaron defenderlos, sin embargo, de inmediato bajaron otros cinco sujetos, quienes apuntaron con sus armas a niños, mujeres y jóvenes que se encontraban en la casa, así como a vecinos que trataban de defender a la familia y a los dirigentes.

 

Los elementos policiacos, pidieron refuerzos a policías municipales y estatales, al tiempo que amenazaban con sus armas y gritaban: “son delincuentes, no los defiendan y dejen de gritar y meterse porque si no también a ustedes les va a cargar la chingada”.

 

A decir de los testigos, “los policías jamás mostraron una orden de aprehensión. Acto seguido, arremetieron contra la familia a los que empujaron, amagaron y encañonaron para posteriormente detener a la hija y al hijo de los profesores. De la misma forma, golpearon y amenazaron con armas en los rostros de otros cuatro menores que se encontraban en el domicilio”.

 

Según la PGJE de Chiapas se cumplimentó una orden de aprehensión girada por el Juez Tercero Penal de Delitos Graves con sede en el “Amate”, por los delitos de Extorsión y Motín, en contra de los dos maestros quienes “realización de una serie de bloqueos carreteros en varios puntos del estado”.

 

Dijo la PGJE hoy que “la denuncia fue presentada por diversos ciudadanos, quienes se vieron vulnerados por el bloqueo carretero que un grupo de alrededor de 80 personas, realizó en forma violenta el pasado 8 de agosto en  la autopista Tuxtla Gutiérrez –San Cristóbal de las Casas, en Tapachula, Frontera Comalapa y Comitán; por lo que la Fiscalía de Distrito Centro inició la averiguación previa 369/CEC9-T2/2013”.

 

Según la PGJE,  “de forma violenta se impidió el paso a los usuarios, así como al transporte de carga, cuerpos de socorro, personas enfermas que requerían atención médica en la capital del estado y turistas nacionales y extranjeros. Incluso se  realizaron actos de extorsión contra la ciudadanía como el pago de una cuota para el libre tránsito”.

 

Los medios impresos locales publicaron hoy una advertencia del Secretario General de Gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar, en el sentido de que no se tolerarán acciones de protestas que afecten a terceros.

 

“Cualquier ciudadano puede manifestarse pacífica y libremente, es un derecho que forma parte de sus garantías individuales, lo que no es correcto, ni legal, es bloquear las vías de comunicación como medida de presión, pensando que de esta manera obtendrá respuesta a sus demandas”, dice la misiva oficial enviada por la oficina de prensa del secretario General de Gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar.

 

Se dijo que el Secretario General de Gobierno y el Procurador  Raciel López Salazar, sostuvieron una reunión en la que acordaron que se “combata todo acto delictivo que busque desestabilizar la armonía, la paz y la tranquilidad en el estado de Chiapas”.

 

El gobierno del estado de Chiapas ratifica su voluntad de diálogo para alcanzar acuerdos y consensos con todos los sectores de la sociedad chiapaneca.

 

Recientemente, maestros, transportistas, así como diversos grupos de indígenas y campesinos se han dado a la tarea de bloquear diversos tramos carreteros en la entidad.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.