Revela estrategia gobierno federal para reanudar dialogo con EZLN

El gobierno de Enrique Peña Nieto pretende que el EZLN acepte reunirse con sus representantes. Foto: Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

El gobierno de Enrique Peña Nieto pretende que el EZLN acepte reunirse con sus representantes. Foto: Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

El gobierno de México  incorporara a los Acuerdos de San Andrés legislación  internacional en materia de derechos y cultura indígena, incluyendo la declaración de la ONU del 2006. Ello como parte de su estrategia para reactivar el diálogo con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Jaime Martínez Veloz, Comisionado del gobierno federal para el diálogo  con los pueblos indígenas, reveló que son 5 puntos en la ruta de trabajo para “ir reconstruyendo un camino que durante muchos años se ha dejado y no se ha correspondido a ese proceso de negociación que se produjo entre 95 y 96 aquí en Chiapas”.

El planteamiento gubernamental  que busca “la reconstrucción de niveles dignos de confianza”, explicó Martínez Veloz,  incluye que el gobierno manifieste  voluntad política unilateral; que se conforme la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa); se nombre a un comisionado para el diálogo;  salgan de la cárcel los indígenas Francisco Sántiz y Alberto Patishtán; y reponer el procedimiento de la iniciativa de ley que contiene los acuerdos de San Andrés.

Sobre la iniciativa de la que fue coautor en 1996 cuando era legislador, Martínez Veloz dijo que desde esa fecha “han cambiado mucho las cosas. Existe hoy un nuevo marco jurídico nacional e internacional que fortalece no solamente lo que se discutió en San Andrés Larrainzar, sino una serie de elementos que no estaban contenidos en la iniciativa de ley que nosotros formulamos en 1996”.

Indicó que a partir de 2011 el Congreso mexicano “reforma sustancialmente las condiciones jurídicas y le otorga a  los tratados internacionales y a las normas asumidas por México rango constitucional”.

“No hay que quitarle a la iniciativa de la Cocopa, hay que adicionarle el conjunto de elementos que hoy existe por ejemplo la declaración de la ONU emitió en el año 2006 que me parece que es importantísimo”, añadió.

En los últimos 19 años el EZLN ha crecido al interior de las comunidades de Chiapas. Actualmente hay una tercera generación que se está desarrollando. Foto: Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

En los últimos 19 años el EZLN ha crecido al interior de las comunidades de Chiapas. Actualmente hay una tercera generación que se está desarrollando. Foto: Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

A su arribo por primera vez a Chiapas desde su nombramiento en enero pasado, el Comisionado para la Paz, reveló así la estrategia del gobierno federal para reactivar el diálogo con el EZLN.

Habló en conferencia de prensa luego de visitar a indígena Alberto Patishtán, en el penal de San Cristóbal de Las Casas junto con su abogado Sandino Rivero.

Reconoció que no se ha restablecido el contacto que en el año 2000 suspendieron los zapatistas. “No hemos tenido contacto, tenemos bien determinado en este momento quién debe hablar, la pelota está del lado del gobierno y del Congreso de la Unión, el EZLN ya planteo su posición a favor de la iniciativa de Ley de los Acuerdos de San Andrés”.

Recordó que  que la Suprema Corte de Justicia de la Nacional (SCJN) a partir de esa la reforma constitucional emite un protocolo “que habla de los temas centrales que eran cuestionados en 1996, habla de tierras y territorios, de los recursos naturales, del derecho a la consulta, de la autoadscripción, de los derechos culturales incluso de los que tienen que ver con la justicia”.

“Eso naturalmente creo que hoy le imprime a nuestra Constitución una parte muy importante que antes no tenia y por lo tanto la iniciativa de ley original sobre derechos y cultura indígena, formulada por la Cocopa, creo que debería de ser enriquecida con una serie de instrumentos”, agregó.

Sostuvo que también agregarán para la negociación elementos del Plan Nacional de Desarrollo del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y del Pacto por México firmado con los partidos políticos de oposición, en el cual “se define que las comunidades indígenas serán reconocidas como entidades de derecho publico. Esto fue muy cuestionado, en 1996 , donde decían que eso significaría crear un cuarto nivel de gobierno, y eso hoy está contemplado en el Pacto”.

“Estamos formulando  llevar la iniciativa de los Acuerdos de San Andrés actualizada  a estos tiempos. Tendría que incorporar las nuevas normas nacionales e  internacionales en materia de derechos y cultura indígena y nos permitiría tener una base de sustento para una nueva relación entre el Estado Mexicano y los Pueblos indígenas de nuestro país”.

“Creo que los Acuerdos de San Andrés puede ser el lugar de encuentro donde en nuestro país se pueda procesar las diferencias, no que desaparezcan, que se puedan tener entre el estado y los distintos pueblos de nuestro país”, dijo.

En el año 2000 el EZLN pidió al entonces recién ungido presidente de la República Vicente Fox, “señales de paz” para reiniciar las negociaciones entre ellas la liberación de varios presos, la salida del ejército de sus comunidades y la aprobación de la ley sobre derechos y cultura indígena como lo habían planteado, diferencias en este último punto provocaron la suspensión del diálogo y la construcción de sus propio gobierno.

Tras asumir Enrique Peña Nieto la presidencia, el EZLN se movilizo el 21 de diciembre, luego, Martínez Veloz relató: “recibí una invitación del Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong para platicar del  tema de Chiapas, sobre todo a partir de las  movilizaciones que realizó el EZLN  en el mes de diciembre del año pasado, y le hice una propuesta de 5 puntos que me parecen importantes en el marco de la construcción de una posibilidad de reencuentro  de los trabajos que nos permitan avanzar en una nueva relación del Estado mexicano con los pueblos indígenas”.

“Esos 5 puntos –añadió-  fueron los que le planteamos al Secretario de Gobernación y él estuvo totalmente de acuerdo que esa fuera la ruta de trabajo que se impulsara para ir reconstruyendo un camino que durante muchos años se ha dejado y no se ha correspondido a ese proceso de negociación que se produjo entre 95, 96 aquí en Chiapas”.

“Primero, la necesidad de una voluntad política unilateral de parte del gobierno federal a favor de la paz, entendiendo que no hay puentes con el EZLN y que el EZLN dio su postura en relación con el cumplimiento de los acuerdos de San Andrés, y la iniciativa de ley que se formulo en el año de 1996.

“Segundo, -dijo- la necesidad  de conformar la COCOPA que en ese momento no la había nombrado el Congreso, el tercer aspecto fue el nombramiento de un Comisionado para  el diálogo de alto nivel nosotros nunca planteamos que fuéramos nosotros en ese  momento, pero sabiendo la importancia en un proceso de negociación que se le brinda al tipo de personalidad o el rango que pueda tener un representante del gobierno en un proceso de diálogo nosotros planteamos la necesidad que pudiera estar un personaje que pudiera ser un embajador o alguien con esas características”.

El cuarto punto era “la necesidad de impulsar la liberación de 2 presos que significaban desde nuestro punto de vista  dos asuntos donde había expresiones de injusticias en el procedimiento” y que eran el caso de Francisco Santíz de Banavil Tenejapa y Alberto  Patishtán, de El Bosque.

Y el quinto aspecto era “la necesidad de reposición de la iniciativa de ley en materia de derechos y cultura indígena de la Cocopa y que contiene los acuerdos de San Andrés”.

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.