Sabines, una biografía de traiciones

La familia Sabines Guerrero y la imagen sobrepuesta de Sabines Gutiérrez. Foto: Fundación y Museo Juan Sabines Gutiérrez, AC

La familia Sabines Guerrero y la imagen sobrepuesta de Sabines Gutiérrez. Foto: Fundación y Museo Juan Sabines Gutiérrez, AC

Vino, vio, saqueó y se fue

Hasta finales de 1998, nadie o casi nadie, sabía en Chiapas quién era Juan José Sabines Guerrero. Mucho menos de que era un hijo que el exgobernador chiapaneco, Juan Sabines Gutiérrez, tuvo fuera de matrimonio con María de los Ángeles Guerrero en el centro del país.

El personaje irrumpió en el escenario político de Chiapas y en ocho años hizo una meteórica carrera política bajo la sombra de su fallecido progenitor, líder municipal de la Fundación Colosio del PRI, diputado local, alcalde de Tuxtla Gutiérrez hasta ser gobernador del estado en el 2006.

Su padre, un político parrandero y dilapidador también

El exgobernador Juan Sabines Gutiérrez, hermano del poeta, Jaime Sabines y del comerciante Jorge Sabines, hijos del mayor carrancista Julio Sabines, era conocido por su pasión al tabaco, el alcohol y las mujeres, aunque estando en el gobierno sólo se le conoció una esposa de forma oficial doña Natalia Venegas de Sabines, una mujer mucho mayor que él.

Con ella tuvo dos hijos, uno que adoptó y le dio su apellido Carlos Sabines Venegas y la otra que sí fue su hija biológica, Josefina Sabines Venegas. Aunque tuvo otros hijos, con María de los Ángeles Guerrero procreó al exgobernador de Chiapas y con Carolina Chesterking, tuvo a Luz, Julio y otro Juan Sabines Chesterking.

Las bohemias de quien fuera gobernador de noviembre de 1979 a diciembre 1982, era vox populi entre sus amigos, familiares y conocidos. Por eso se le adjudicaron muchas aventuras más allá de su relación con su esposa Natalia Venegas de Sabines.

El aprecio de los chiapanecos hacia la señora de Sabines, no fue menos del que se le tuvo a su esposo por ser uno de los gobernadores más populares de las últimas décadas.

La fotografía de doña Natalia Venegas siempre estuvo en las oficinas DIF estatal con el conjunto de damas que han presidido ese organismo, hasta que con la llegada del actual gobierno su imagen fue removida y en su lugar se puso la de la María de los Ángeles Guerrero madre de Juan Sabines Guerrero.

La imagen de doña Natalia regresaría en el 2013, con la llegada de la señora Leticia Coello Viudad de Velasco, madre del actual gobernador Manuel Velasco.

La llegada de Sabines Guerrero a Chiapas

La llegada de Sabines Guerrero a Chiapas fue en 1998. Desempleado y con la esperanza de hacer una carrera política. Foto: Archivo/Chiapas PARALELO

La llegada de Sabines Guerrero a Chiapas fue en 1998. Desempleado y con la esperanza de hacer una carrera política. Foto: Archivo/Chiapas PARALELO

Quienes conocen la historia de vida del exgobernador y omiten su nombre por temor a represalias en Chiapas, refieren que durante el gobierno de su padre Juan Sabines Gutiérrez, Sabines Guerrero y su madre, llegaron de manera subrepticia a Chiapas en al menos dos o tres ocasiones.

Aunque muy pocas personas sabían de su existencia, Juan José Sabines Guerrero llegó a Chiapas en 1998 desempleado. Vino invitado por el priísta Sami David David, para ser subdelegado estatal del Instituto de Segurididad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Al no poder lograr su objetivo de ser servidor público federal, el editor del Diario de Chiapas, Jorge Toledo, pidió apoyo al líder estatal del PRI, José Antonio Aguilar Bodegas para que le diera algún cargo en el partido. Y éste lo nombró líder municipal de la Fundación Luis Donaldo Colosio.

En el 2001 intentó ser candidato a la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez, sin embargo el CEN del PRI decidió nominar a Julio García Cáceres,  expresidente municipal con amplio arraigo popular.

La candidata por el PAN, Victoria Rincón, diputada local con licencia, ganó la presidencia municipal. Juan Sabines con el apoyo de Salazar Mendiguchía fue nominado candidato a diputado local por el PRI. El gobernador del estado se esmeraba en corresponder a Sabines Guerrero, agradecido por el apoyo decidido que recibió de su padre Sabines Gutiérrez, cuando el entonces mandatario era promotor equipos de futbol y basquetball de Chiapas a nivel profesional.

Fue en esa legislatura a partir del 2001 que se da el compadrazgo entre Manuel Velasco Coello y Juan Sabines Guerrero a quienes Salazar Mendiguchía apoyó e impulsó para debilitar al PRI.

Sabines, desde acalde su vocación “endeudadora” 

Salazar impulsó a Sabines a la presidencia municipal con la alianza PRI-PVEM. La noche del día de la elección local en julio de 2004, en casa de Gobierno; muchos colaboradores de Pablo Salazar se sorprendieron al escuchar al entonces gobernador regocijarse con el triunfo de Sabines  pues la gente ahí reunida suponía que apoyaría a Juan Carlos Cal y Mayor del PAN, quien le había sido muy útil como diputado local en su campaña a gobernador, sin embargo Salazar externó: “ese triunfo es mío y para mí”.

Como alcalde, Sabines se distinguió por casi venerar políticamente al gobernador Salazar. Ya como gobernador lo tuvo 526 preso. Foto: Archivo/Chiapas PARALELO

Como alcalde, Sabines se distinguió por casi venerar políticamente al gobernador Salazar. Ya como gobernador lo tuvo 526 preso. Foto: Archivo/Chiapas PARALELO

En el desempeño de su cargo como presidente municipal, Sabines se distinguió por casi venerar políticamente al gobernador Salazar. De hecho antes de nombrar a sus colaboradores municipales recibían el visto bueno del mandatario.

Con su “vocación endeudadora”,  como lo llamaría Salazar desde su cárcel, cuando el gobierno de Chiapas saldó su deuda total en el 2006, la única existente y registrada ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) era la que Sabines había adquirido para el Ayuntamiento tuxtleco de unos 800 millones de pesos.

Pero al igual que no concluyó la gestión completa como diputado local, Sabines tampoco terminaría de forma completa la de alcalde y empezó a ver, animado por sus amigos y colaboradores, hacia la gubernatura de Chiapas, la misma que a decir del anecdotario local a su padre le costó 30 años.

Desde septiembre del 2005, Salazar empezó a contemplar a Sabines Guerrero como un probable sucesor y al no poder lograr la candidatura para gobernador del estado en el PRI, misma que terminó en manos de Aguilar Bodegas, Salazar cabildeó a través de su superasesor, César Chávez con el grupo de Los Chuchos: Jesús Ortega, Jesús Zambrano y Carlos Navarrete para que éste fuera el candidato de la izquierda en Chiapas e hizo a un lado a su exsecretario de gobierno Rubén Velázquez, ya postulado como candidato.

Pero sobre todo, tuvo como su coordinador y operador político de campaña a Amador Rodríguez Lozano, un expriísta tijuanense que le envió Salazar  junto a todo un equipo de sus excolaboradores de confianza como María de los Ángeles Cruz Hernández.

Además del apoyo decidido de Los Chuchos dentro del PRD, el de Pablo Salazar desde el aparato de gobierno, la fuerza arrolladora de Andrés Manuel López Obrador provocó que Sabines Guerrero ganara la gubernatura en el 2006.

Apóyenlo para que sea un gran líder: Pablo Salazar

Apóyenlo, háganlo su líder. Es de buena "estirpe", decía Pablo Salazar de su sucesor.

Apóyenlo, háganlo su líder. Es de buena “estirpe”, decía Pablo Salazar de su sucesor.

“El que está por llegar a la más alta responsabilidad política de Chiapas, vástago de una estirpe noble y recia, es un hombre joven y dinámico, preparado y con instinto de poder.

Tiene los atributos suficientes para sobreponerse a las acechanzas e invertir su tiempo, su vasto caudal de energía y sus ilusiones en la excepcional tarea que las chiapanecas y los chiapanecos le han dado. Le deseo le vaya muy bien para que muy bien le vaya a nuestro pueblo.

!Ayúdenle, denle fuerza sin regateos, hágalo su líder hasta que logren, al final de la jornada, que Juan Sabines Guerrero se con vierta en el mejor gobernador de Chiapas!”

Dijo Pablo Salazar días a los chiapanecos  a los chiapanecos, antes de entregar la estafeta a su sucesor en el marco de su sexto informe de gobierno.

Lejos estaba Salazar de imaginar que seis años después estaría con un discurso radicalmente opuesto hacia su sucesor.

Desde su encierro, Pablo Salazar lo calificaría después como “el gobierno corrupto y cínico de Sabines”.

Salazar pretendió conservar el poder a través de Sabines Guerrero dejándole casi medio gabinete incrustado en su gobierno y pudo taparle el camino a José Antonio Aguilar Bodegas, a quien siempre culpó de su expulsión del PRI en el 2000.

Sabines persiguió, encarceló y doblegó a quienes lo impulsaron en Chiapas

De los primeros personajes que impulsaron su arribo a Chiapas, Manuel de la Torre, fue el primero en caer en prisión, ocho días después de haber asumido el cargo Sabines Guerrero. Fue acusado del delito de atentados contra la paz y la integridad corporal y patrimonial de la colectividad y del estado, pues se le detectó una conducta “para desestabilizar la gobernabilidad en Chiapas”.

En realidad, su delito había sido ser un operador político del candidato del PRI, Aguilar Bodegas, el adversario de Sabines Guerrero en la campaña para gobernador del estado.

Aguilar Bodegas impulsó a Sabines para hacer una carrera política en Chiapas y terminó perseguido por su discípulo. Foto: Archivo/Chiapas PARALELO

Aguilar Bodegas impulsó a Sabines para hacer una carrera política en Chiapas y terminó perseguido por su discípulo. Foto: Archivo/Chiapas PARALELO

También Aguilar Bodegas sería investigado, acusado de “asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita” y hasta del intento de homicidio de uno de los comunicadores oficios de Sabines Guerrero, cargos que se le despojarían casi al final de este sexenio.

Y ni qué decir de Salazar, otro de los personajes políticos que sí fue a prisión junto a siete de sus más cercanos excolaboradores, tales como su exfiscal de justicia Mariano Herrán Salvatti, su exsecretario de educación, Alfredo Palacios y casi 50 más de sus colaboradores huyeron de Chiapas.

Salazar tuvo que “pactar” su salida de la prisión en noviembre del 2012, con la condición de no proceder en su contra y Aguilar Bodegas tuvo que firmar un desplegado en el diario Reforma asegurándole que su gobierno era el mejor de la historia de Chiapas y que no guardaba rencores ni venganzas políticas o personales.

Sabines vino a Chiapas con toda una camarilla de amigos, compadres y familiares señalados por presuntos actos de corrupción durante todo su mandato.

El endeudamiento es la más alta en la historia de Chiapas. Se habla oficialmente de una deuda de unos 22 mil millones de pesos. Extraoficialmente se dice que la cifra es de 40 mil millones de pesos.

Lo más evidente es que, del despilfarro y la corrupción dejó huella por doquier.

7 Comentarios en “Sabines, una biografía de traiciones”

  1. ´paco
    8 julio, 2014 at 19:32 #

    CONSIDERO QUE LAS COSAS DEBEN RETOMAR EL RUMBO PERO NO OLVIDARSE DEL PASO, LA POBREZA ESTA AFLOTE CUANDO CADA SEXENIO DEBE AVANZAR PERO EL SEXENIO DEL EXGOBERNADOR JUAN SE DUDA MUCHO QUE HAYA AVANZADO

  2. ´paco
    1 abril, 2014 at 17:24 #

    es lo mas triste el saber que un hombre el mas corructo en la historia de mexico, llamdo juan sabines gutierrez, que dejo el estado pobre en el vil desgracia, hasta el moento no le hayan ni siquiera imvestigado por la palicacion de los recursos,

    Que se espera entoences que deberas todos los chiapanecos quedemos en la calle para pedir limosna con la gente que nos visita de fuera para sobrevivir.

  3. Andres Alberto Molina Coutiño
    21 noviembre, 2013 at 17:44 #

    Politicas basura…

  4. María
    20 noviembre, 2013 at 22:24 #

    Sigue la impunidad a Juan Sabines Guerrero, no le harán nada a pesar del saqueo más grande y descarado en la historia de Chiapas. Esto origina que no se crea ya en los Políticos de México.

  5. carlos
    3 septiembre, 2013 at 22:17 #

    como que …y? yo pregunto: no tenemos derecho, como sociedad, a la información? estas notas siguen confirmando la tremenda corrupción que se aprecio durante el peor sexenio en la historia de nuestro empobrecido y saqueado Chiapas.

  6. ABraham
    28 agosto, 2013 at 10:10 #

    Y?

    después de todo esto que ya se sabe, Y? que pasa? nada….. estas notas solo envenenan mas el desprecio a la política. por que ni meterán a la cárcel a sabines, y pablo esta de vuelta a la política como todo un redentor…. entonces la pregunta…. Y?

Trackbacks/Pingbacks

  1. Sabines, la impunidad | Chiapasparalelo - 1 septiembre, 2013

    […] Sabines, una biografía de traiciones […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.