Llama Frayba a acción urgente por el caso de maestra presa

Durante su detención policías abusaron de la Maestra Adela Gómez y sus dos hijos menores de edad. Foto: Archivo familia Gómez

Durante su detención policías abusaron de la Maestra Adela Gómez y sus dos hijos menores de edad. Foto: Archivo familia Gómez

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas emitió ayer una acción urgente por el caso de la maestra presa, Adela Gómez Martínez. Manifiesta su preocupación por su estado de salud y exige su pronta liberación.

En el documento, enviado a diferentes autoridades federales y del estado así como organismos defensores de los derechos humanos, señala que según información documentada por este Centro de Derechos Humanos, la maestra Adela Gómez Martínez, integrante de la Organización Nacional del Poder Popular (ONPP) se encuentra privada arbitrariamente de su libertad en condiciones graves de salud.

Así mismo, el derecho a la integridad y a la seguridad personal de los familiares que están denunciando la situación del injusto encarcelamiento está en riesgo, ya que se registran rondines de patrullas de policías municipales y estatales en las cercanías de su domicilio, después de la detención de Adela y Noé Hernández Caballero también integrante de la ONPP.

El frayba documentó que desde la madrugada del 16 de agosto de 2013, día en que Adela ingresó al Amate, no se le ha brindado atención médica adecuada, a pesar de las intervenciones de ella, de sus familiares y de las que este Centro de Derechos Humanos ha realizado.

Adela, desde hace meses padece de una enfermedad grave y crónica, su salud ha empeorado de manera preocupante desde el ingreso al penal, debido a la situación de estrés en la que se encuentra, además tiene una herida en la mano izquierda por una quemadura de segundo grado y está convaleciente de una operación al cartílago y ligamentos del peroné derecho, sin recibir rehabilitación alguna.

Debido a esto, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas responsabilizó al gobierno de Chiapas por las violaciones a las garantías individuales de los profesores, que están privados de su libertad de manera injusta.

Adela Gómez Martínez fue detenida junto con su esposo, Noé Hernández Caballero el pasado 15 de agosto. Durante la ejecución de la orden de aprehensión de documentaron diversos violaciones a los derechos humanos tanto de los profesores como de sus hijos, uno de ellos menor de edad.

Tanto la profesora como su esposo son acusados de obstruir las vías de comunicación, motín y extorsión. Ambos son líderes de una organización campesina y social y han realizado diversas manifestaciones. Las organizaciones, que defienden a los profesores, aseguran que la detención es una cuestión política que no abona en nada a la equidad de género y la lucha porque las mujeres defiendan sus derechos.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: