Mueren cinco en el fondo de un pozo

Los cuerpos de las cinco personas fueron trasladados a la agencia ejidal para ser velados: Foto: Fredy Martín Pérez

Los cuerpos de las cinco personas fueron trasladados a la agencia ejidal para ser velados: Foto: Fredy Martín Pérez

Cinco personas perdieron la vida, entre estos dos menores de edad, al inhalar monóxido de carbono, durante las labores de limpieza en un pozo que se ubica en un poblado cercano a la frontera con Guatemala, reportaron fuentes de socorro.

El incidente ocurrió el jueves por la tarde, en la comunidad 5 de Mayo, del municipio de Amatenango de la Frontera, cuando dos trabajadores de la constructora “Laroa”, Luis Antonio Hernández, de 29 años de edad; y Mario Humberto López Ramírez, de 21 años; procedieron a limpiar un pozo e instalar en el fondo una bomba para la extracción del agua, en la propiedad de Caciano López Velasco.

Cuando la madre de Luis Antonio, Irma López Ramírez, se dio cuenta que su hijo no llegaba a su hogar, se trasladó hasta donde se ubica el pozo, en un lugar conocido como “El Chorro”. Al ver que el joven no salía, decidió bajar al fondo del pozo para ver que pasaba.

De acuerdo a fuentes de socorro, cuando Irma vio que su hijo y el encargado de la construcción, Luis Antonio Hernández – de origen indígena tojolabal yacían en el fondo de la cavidad-, trató de reanimarlos con el fin de que abandonaran el lugar.

Sin embargo Irma López Ramírez también inhaló el dióxido de carbono, y  perdió la vida a los pocos minutos de haber ingresado al fondo del pozo. Junto a ella perecieron sus hijos Derli y Samuel Roblero López, de 14 y 11 años de edad, quienes también se introdujeron al mismo.

Socorristas tardaron varias horas en recuperar los cuerpos. Foto: Fredy Martín Pérez/Chiapas PARALELO

Socorristas tardaron varias horas en recuperar los cuerpos. Foto: Fredy Martín Pérez/Chiapas PARALELO

Los cinco cuerpos fueron localizados horas después por otros familiares, quienes llamaron a los cuerpos de socorro y agentes policíacos, quienes tardaron más de 5 horas en recuperar los cuerpos, porque el nivel del agua ya había aumentado hasta cinco metros, lo que dificultó el rescate.

Socorristas debieron abrir un agujero, con el fin de que bajara el nivel del agua y sólo así se logró sacar los cadáveres hacia las 03:00 horas del viernes. Un agente del Ministerio Público ordenó el traslado de los cuerpos al forense, donde les practicaron la necropsia de ley, para luego entregarlos a sus familias.
Los cuerpos son velados en la agencia ejidal de 5 de Mayo.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.