SMAPA: En 7 años, de la bonanza a la quiebra

Cuando se inauguró la Ciudad del Agua en el 2006 todo era bonanza, buenas perspectivas para los tuxtlecos. “Agua para todos, todos los días” fue la frase que acuñó el entonces alcalde de Tuxtla, Juan Sabines Guerrero con el apoyo del entonces gobernador Pablo Salazar, luego de que adquirieron un préstamo multimillonaria al Banco Nacional de Obras (BANOBRAS) paras poder construirlo en la parte más alta del norte-oriente de la ciudad, después del fraccionamiento Vida Mejor.

El objetivo, succionar la mayor cantidad de agua posible del río Grijalva, subirla a la super instalación construida, procesarla y distribuirla entre los más de 500 mil habitantes de Tuxtla, la capital del estado. La que tiene la mayor cantidad de habitantes por metro cuadrado.

Se presumió como el mejor abastecedor de agua potable en todo el sureste mexicano, y mientras todas las capitales de esta región del país, en esta temporada sufren de estiaje, en la capital chiapaneca, se dijo, el añejo problema ha quedado superado en beneficio de la población, como resultado de la puesta en marcha de Ciudad del Agua “Juan Sabines Gutiérrez”, que garantiza el suministro del vital líquido en los próximos 30 años.

Comparativamente hablando,  se dijo que Tuxtla superaba a otras ciudades de esta región de México, en la captación de agua potable; de acuerdo con el INEGI, Acapulco cuenta con una población de 717,766 habitantes y su captación de agua es tan sólo de dos mil 500 litros por segundo; en el caso de Villahermosa, con 535,778 habitantes cuenta con dos plantas que captan mil litros por segundo cada una; y Oaxaca, con 407,890 habitantes, tiene dos plantas con capacidad para captar 500 litros por segundo cada una.

Se dijo que era “la mejor tecnología en beneficio de la población”, dispone en la actualidad de una captación de tres mil 500 litros por segundo. De los cuales sólo se utilizan dos mil 500; dos mil son captados por la planta Ciudad del Agua y 500 por el antiguo sistema de captación.

Además se explicó que con una inversión superior a los 400 millones de pesos, Ciudad del Agua, que lleva el nombre de don Juan Sabines Gutiérrez, fue proyectada durante la administración del exgobernador Sabines Guerrero, en su gestión al frente del ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez.

Sin embargo, siete años después, las autoridades municipales refieren que el SMAPA está colapsado, y que le urgen 589 millones de pesos que no tiene la autoridad gubernamental y que “sólo podría sufragar una empresa privada”.

Ahora a SMAPA le salen todos los males habidos y por haber. El gobierno en aras de poderlo concesionar a la iniciativa privada, cada vez son más problemas que se complican.

Según Alfredo Araujo se tiene un saldo negativo de cerca de 10 millones de pesos mensuales, es decir un déficit de un poco más 120 millones de pesos al año”.

Se señala que el déficit fundamentalmente se hallaba en dos rubros, tales como el pago del crédito Banobras por la Ciudad del Agua de alrededor de 3.3 millones de pesos. Y el pago a la empresa FYPASA que opera la Ciudad del Agua que son alrededor de 4.1 a 4.2 millones de pesos mensuales.

“Entre esos dos rubros se anda en los 8 millones de pesos. Los otros dos millones de pesos tiene que ver con el gasto corriente como gasolina, refacciones y otros gastos administrativos”, dice Araujo Esquinca.

Según sus promotores para el concesionamiento, se encontraron realmente un Smapa en quiebra técnica que gasta más de lo que ingresa. Y con problemas muy graves que no permiten la operatividad del sistema.

Se tiene una nómina de cerca de 14 millones de pesos mensuales. Le pagan a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) un promedio de 13.5 millones de pesos mensuales. Tan sólo acá ya van 27.5 millones de pesos”.

Se dice que además le pagan una cantidad de 1.2 millones de pesos mensuales a un sanatorio médico privado (Metropolitano) que es subrogado para que preste  el servicio a los trabajadores.

“Acá nada más  ya van cerca de los 29 millones. Y gastamos en medicina un promedio de entre 700 mil y 800 mil pesos mensuales. Y si se suman, prácticamente ya estamos en los 30 millones de pesos mensuales” , explica Araujo Esquinca

Al menos el 30 por ciento de la población en Tuxtla Gutiérrez no tiene drenaje y el 15 por ciento no tiene servicio de agua.

Ahora las autoridades señala que se necesitan 589 millones de pesos.

En la iniciativa enviada al Congreso del Estado se prevé hasta 25 años de manejo del SMAPA por parte de una autoridad superior,

Trackbacks/Pingbacks

  1. El agua, la guerra que viene | Chiapasparalelo - 23 septiembre, 2013

    […] En 7 años, de la bonanza a la quiebra […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.