Ataques a la Libertad de Expresión en Chiapas

Maestros obligaron a la periodista Claudia Lobatón borrar las imágenes de su cámara, lo que constituye un delito. La agraviada interpuso una demanda ante la PGJE.

Maestros obligaron a la periodista Claudia Lobatón borrar las imágenes de su cámara, lo que constituye un delito. La agraviada interpuso una demanda ante la PGJE.

Un hombre joven  que pugna por sus libertades se consume en carboncillos iridiscentes  detrás de los barrotes de prisión. Afuera, al cruzar la plaza tapizada de protestas,  La Loba enfrenta  la agresión de la barbarie magisterial,  mientras que un funcionario público en la televisión,  en abalorios verbales exalta hasta el absurdo  la estatura humanista  del gobernante  que lo pretende mostrar  como el eximio liberador de  Patisthán, el tzotzil  que concitó la opinión en pro y en contra.

El telón de fondo,  el relieve gravitante, se alza todavía con la manifestación globalizante de hace unos días, del grito de las mascaradas de Anonymous contra  La Bestia del Poder,  que incansable recorre, coletea y vulnera la faz de la tierra.

Los cuatro episodios  distantes y distintos están tan próximos, son tan  íntimos en  los tempestuosos ríos de valores y miserias, que recorren a cada hombre, desde que éste se asienta como tal y se enumera en cada acto que lo constituye.

Los contradictorios de las libertades,  con  sus antifaces y metáforas no actúan al azar. Las máscaras,  movimientos y voces-alaridos  que desnudan tragedias  y comedias del drama diario de la supervivencia ,  poseen,  tienen nombres y apellidos.

Es Gustavo Maldonado López de 32 años, activista digital de Chiapas, arrestado y sujeto a proceso penal, el pasado 8 de agosto.

Se le imputa una comisión de delitos contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo, pero no cesa el señalamiento  que el gobierno chiapaneco lo encerró  porque ha sido uno de  sus  críticos en las redes cibernéticas.

En los barrios populares de Tuxtla Gutiérrez donde  Gumalo ha vivido, se le cita como el joven que estudió sin concluir carreras tan dispares  como sicología, derecho, sistemas de  computación. Como aquel de La Parábola del Buen Samaritano, que impulsado por  afanes solidarios fue capaz de quitarse la camisa para el menesteroso.

Presente está también con sus  aspiraciones de libertades. Sus iras contra abusos y coletazos de La Bestia del Poder, como consta  en sus investigaciones y comentarios lanzados en la red infinita del espacio virtual.

Anhelo de  vuelos sin cortapisas desde su computadora. Gumalo fue siempre cazador solitario tirador incorregible e irredento. Con petardos de escritos e imágenes arremetió contra las  murallas de La Bestia del Poder.

Nada lo  detenía.   Si no hubiera tenido  computadora, lo mismo hubiera atacado las puertas de la fortaleza, con garfios y troncos, como en el Medievo, comenta  José Antonio, su amigo y experto en las lenguas crípticas   de los sistemas computacionales.

Nada lo detenía, excepto   el lazo de   El Guardián de  La Fortaleza, Raciel López Salazar, el procurador del ex gobernador Juan José Sabines Guerrero, experto en la cacería  de Anonymous, como también se evidenció en 2010, con el arresto del bloguero Héctor Bautista.

Miedo a las libertades, a las  fronteras inasibles entre la concreción de los límites y la abstracción de la justicia y el derecho, éste que surge y se modifica raudo en cada una de sus vertientes sociales,  en la colectividad actual, donde la lucha es precisamente por  legitimar y legalizar la ciudadanía,  esta prerrogativa fundamentalmente humana que nos aleja de la condición de siervos y vasallos.

Muros reales o ficticios que no permiten al  aún procurador  estatal de justicia  del gobierno chiapaneco,  vislumbrar  horizontes, como tampoco al magisterio distinguir las sustancias del derecho natural y positivo, como lo demuestra la agresión verbal contra la periodista Claudia Lobatón,  La Loba y su camarógrafo, en un enésimo agravio más contra los  profesionales de la comunicación y el periodismo.

La Loba, una dama de temple,  aunque joven, curtida ya  en  batallas necesarias   fue vilipendiada por  una horda de docentes, cuya ignorancia casi supina, no admite las libertades como primera condición del Contrato Social.  La Loba fue obligada a borrar  imágenes captadas por su cámara. Acto equivalente al de un guerrero que se le despoja de  sus armas, a condición de que salve la vida

No causa extrañeza en individuos  casados con el radicalismo a ultranza que sólo  deja la lectura  de   El Libro Rojo  y sus  Tigres de Papel y la modorra de la no lectura.  De ello se podrá seguir abundando, según las curvaturas que asuman sus intolerancias y  su miopía intelectual, en momentos como éstos cuando un buen grupo de periodistas profesionales  y corresponsales cubren a diario, desde hace más de dos meses,  el conflicto magisterial chiapaneco, como consta en cada texto publicado en periódicos nacionales y este Chiapas Paralelo que se configura como  Un Diario de Urgencias.

El otro atropello a las libertades lo conllevó el sonsonete de funcionario de la clase política inveterada del PRI,   Francisco Javier Zorrilla Ravelo, responsable del Fondo de  Fomento Económico.

Este burócrata  caballerito y gentil  fue entrevistado en el Sistema Chiapaneco  de Radio, Televisión  y Cinematografía sobre los apoyos a damnificados por fenómenos naturales y al fomento empresarial y de negocios.

Su discurso relamido    de bufón  palaciego no cesó en exaltaciones a Manuel Velasco Coello a quien llamó  gobernador de estatura humanista, al citar que éste prodiga toda suerte de apoyos institucionales a  damnificados.

Entrado en alabanzas, los dislates  Zorrillanos no pararon en absurdos. Antes  expuso que cómo era posible que por un solo hombre se modificaran las normas, en referencia a Alberto Patisthán; al final adujo que fue necesaria la intervención de Velasco Coello para que el activista y docente tzotzil dejara las rejas.

Fue el mediodía  con su entretenimiento  bufonesco en un medio de comunicación tan importante, que siendo gubernamental bien podría asumir  carácter pleno  de  interés público, donde precisamente lo más democrático es que no figuren los gobernantes como lo demuestran  Estados nacionales realmente constituidos como tales.

Un comentario en “Ataques a la Libertad de Expresión en Chiapas”

  1. david
    7 noviembre, 2013 at 11:27 #

    ¿Por que dices que es un ataque contra la libertad de expresion? Si al caso fue un ataque contra la suciedad y la corrupcion que impregna hasta a los medios de comunicacion.

Responder a david Haga clic aquí para cancelar el reenvío

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: