A 20 años de Gertrude Duby Blom, recuerdan su legado

El Viejo Antonio celebró el ritual del balché en su templo sagrado dedicado a los dioses de esa etnia. Foto: Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

El Viejo Antonio celebró el ritual del balché en su templo sagrado dedicado a los dioses de esa etnia. Foto: Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

Amigos y admiradores de la obra de la fotógrafa y ecologista Gertrude Duby, junto a su esposo el arqueólogo Frans Blom, le rindieron honores este lunes 23 al cumplirse los 20 años de su muerte en San Cristóbal de Las Casas a los 92 años de edad.

 

Primero por la mañana, María Luisa Armendariz, así como un grupo de personas que conocieron a Trudy, como se le conocía cariñosamente, arribaron a su tumba en el panteón del poblado de Nahá, enclavado en la Selva Lacandona, precisamente cerca del lago que lleva ese mismo nombre.

Las fotografías de Gertrude Duby son cerca de 55 mil a las que hay que sumar los documentos, mapas, planos, dibujos y proyectos que realizaron Frans y Trudy a lo largo de su vida.

Las fotografías de Gertrude Duby son cerca de 55 mil a las que hay que sumar los documentos, mapas, planos, dibujos y proyectos que realizaron Frans y Trudy a lo largo de su vida.

 

Junto a otros indígenas fallecidos, entre estos sus célebres amigos Chankin Viejo y Mateo Viejo, se encuentra la tumba en la que se reposan los restos de Blom y Duby en una misma tumba con una lápida labrada con sus nombres. Son las únicas tumbas de ladinos y extranjeros en ese lugar.

 

Hasta ahí llegaron tras seis horas de viaje desde San Cristóbal de Las Casas, para encenderle velas a Trudy y Blom que el pasado mes de junio cumplió 50 años de muerto. Blom nació en Dinamarca en 1893 y falleció en San Cristóbal de Las Casas en 1963 a los 70 años. Trudy nació en Suiza en 1901 y falleció en San Cristóbal de Las Casas en 1993.

 

Ambos viajaron, exploraron, investigaron y difundieron la cultura de los indígenas lacandones que vivían en lo más remoto de la Selva Lacandona. En 1950 fundaron lo que ahora es es la Casa-Museo Na Bolom en San Cristóbal de Las Casas que cuenta con una biblioteca completa sobre los mayas en la región de Chiapas, el sureste de México y Centroamérica.

 

Blom y Trudy protegieron y defendieron siempre a los indígenas lacandones, por lo que ambos fueron queridos y apreciados por esa comunidad que se caracteriza por traer cabello largo y túnica blanca.

 

Luego de encenderles las velas en la tumba, el grupo se trasladó al templo sagrado de Antonio Chankin Martínez, donde en honor a Trudy se realizó el balché, un ritual a los dioses de los lacandones. Ahí el Viejo Antonio de 80 años, quien conoció a Blom y Trudy, rezó, encendió los inciensos y repartió balché entre los asistentes.

 

El balché es una bebida fermentada por tres días con tiras de la corteza de árbol, con agua y azúcar. Aunque antes en lugar de azúcar se usaba jugo de caña. El templo sagrado de los dioses del Viejo Antonio se encuentra escondido entre los grandes árboles que rodean a Nahá.

 

En Na Bolom, por la tarde se realizó un recital de piano y se habló sobre su obra.

 

Trudy falleció ocho días antes del alzamiento armado zapatista. Por ello, el día primero de enero Na Bolom iniciará su campaña de Cultura para la Paz que ha denominado Chiapaz y a la que invitará a los principales fotógrafos para realizar exposiciones sobre el levantamiento que ocurrió a escasa una semana de la muerte de Trudy hace 20 años.

 

Como parte de esta campaña que durará todo el año 2014, Na Bolom realizará distintas obras entre la que destaca el mural en el que se rendirá homenaje a Fray Bartolomé de Las Casas y a los indígenas que fallecieron en 1994 y la digitalización de los archivos documentales, entre los que se encuentra la correspondencia personal de Frans Blom y Gertrude Duby.

 

Un comentario en “A 20 años de Gertrude Duby Blom, recuerdan su legado”

  1. Pablo Ramírez Suárez
    7 octubre, 2015 at 22:47 #

    Alguien debe publicar que, en su primer testamento, y en alguna entrevista periodística, en las conferencias que daba y siempre, Gertrude Duby dijo que Na- Bolom, el edificio, el museo y todo lo que ella y Frans Blom, adquiririeron y formaron, más lo que a nombre de la institución se agregara mediante compra o donación, como es el caso de lo que fue el edificio de estilo neoclásico de la Escuela “LA ENSEÑANZA” quedaría como patrimonio EXCLUSIVO de la Ciudad de SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS. Sin embargo, después de la muerte de Gertrude la persona que fuingía como Presidente de la Asociación Civil que constituyó la propia Gertrude para atender Na- Bolom, practicamente se apropió de la totalidad de los bienes de Na- Bolom y de “LA ENSEÑANZA”, de lo cual estuvo lucrando nacional e internacionalmente, como hay testimonios, con el argumento de que en vida Gertrude DONO al padre de esta persona la institución y sus bienes. La historia de esto es larga y debe motivar acciones legales de la autoridad de San Cristóbal de Las Casas, para recuperar este muy valioso patrimonio histórico-cultural. .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.