El Subcomandante Marcos y su repliegue mediático

Desde hace más de seis años no se le ve físicamente al Subcomandante Marcos del EZLN. Sus últimas apariciones sólo han sido vía comunicados. Foto: Raúl Ortega/Chiapas PARALEO

Desde hace más de seis años no se le ve físicamente al Subcomandante Marcos del EZLN. Sus últimas apariciones sólo han sido vía comunicados. Foto:

Replegado mediáticamente desde que encabezó la Otra Campaña en el 2005 y 2006, el subcomandante Marcos, el vocero y líder político-militar del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) se guareció en las montañas de Chiapas catapultando como el nuevo líder visible al subcomandante insurgente Moisés e intentando en los últimos años que sean las bases de apoyo las que hablen y los miembros de la Comandancia General del Comité Clandestino Revolucionario Indígena (CG-CCRI).

Desde de la Otra Campaña, el EZLN volvió a mostrar su capacidad de convocatoria en la marcha de apoyo al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que encabezó el poeta Javier Sicilia en mayo del 2011. Cuando se creía mermado el movimiento indígena, desde los diversos rincones de su zona de influencia salieron unos 25 mil miembros de sus bases de apoyo y tomaron la Plaza de la Resistencia en San Cristóbal de Las Casas.

Luego de aquella movilización fue hasta el 21 de diciembre del 2012 cuando el EZLN volvió a mostrar el músculo. Ese viernes por la mañana miles de indígenas zapatistas procedentes de los diferentes regiones rebeldes llegaron para tomar las plazas de Palenque, San Cristóbal, Ocosingo, Las Margaritas y Altamirano.

La marcha del silencio, como se le denominó a aquella magna movilización del EZLN que demostró una vez que no han mermado su capacidad de convocatoria y presencia en sus territorios organizados desde hace 10 años en cinco Caracoles que son sedes de cada una de sus Juntas de Buen Gobierno que a su vez aglutinan el mando de los más de 30 municipios autónomos zapatistas.

Y hasta esos eventos, el Subcomandante Marcos no aparecía públicamente. Sólo sus comunicados enviados “desde algún lugar de las montañas del sureste mexicano”.

En casi seis años de su ausencia mediática, al subcomandante Marcos se le dio por muerto, se decía que estaba enfermo, “el mal de la montaña”, incluso que había abandonado la causa zapatista.

Otros medios más osados como Reforma creyeron verlo sin capucha en San Cristóbal de Las Casas al confundirlo con joven italiano, Leuccio Rizo, un activista solidario con las comunidades zapatistas en Chiapas.

Hasta que por fin en febrero del 2013, el subcomandante Marcos sacó también de su ocultamiento mediático a quien se le conociera como el mayor en 1994 y recientemente teniente coronel Moisés. Pero esta vez ya su rango era mayor: El Subcomandante Insurgente Moisés.

Moisésm un indígena tseltal le tocó coordinar el levantamiento armado en la región tojolabal de Las Margaritas. Fue conocido públicamente el 16 de febrero de 1994 cuando el EZLN entregó al exgobernador chiapaneco, el general en retiro, Absalón Castellanos Domínguez, tras ser sometido a un juicio popular por el grupo armado.

Queremos presentarles a uno de los muchos él que somos, nuestro compañero Subcomandante Insurgente Moisés. Él cuida nuestra puerta y en su palabra también hablamos los todos y todas que somos. Les pedimos que lo escuchen, es decir, que lo miren y así nos miren. (…)”, dijo Marcos en febrero del 2013.

Es decir, la voz de mando ahora la compartiría con Moisés. Tan es así que en la primera Escuelita de agosto pasado, el Subcomandante Insurgente Moisés salió de la Selva para encabezar los trabajos en la Universidad de la Tierra, en las afueras de San Cristóbal de Las Casas.

Sin embargo, el carisma de Marcos sigue siendo reclamado. La figura del nuevo líder militar del EZLN no cautivado tanto a los seguidores y simpatizantes del EZLN, como ha cautivado hasta ahora la figura carismática del Subcomandante Marcos, refiere Gaspar Morquecho, un investigador social del movimiento chiapaneco.

Marcos cede la estafeta pero su figura no desaparece del todo, sigue siendo el ícono que medios y periodistas buscan en Chiapas para poderlo entrevistar. Mientras tanto los indígenas bases de apoyo exhiben su forma de ejercer la autonomía en sus comunidades autónomas rebeldes.

Según Morquecho, quien ha seguido todos y cada una de las acciones del EZLN desde el 1 de enero de 1994 en San Cristóbal de Las Casas, “Marcos ha sido la figura central del EZLN y como a todas las figuras, a veces les va bien y a veces les va como en feria”.

Recuerda la entrevista que concedió a Julio Scherer García en 2006, donde Marcos aceptó que su error fundamental es: “(…) no haber cuidado (…), no haber previsto esta personalización y protagonismo que muchas veces, si no es que la mayoría de ellas, impide ver qué es lo que está detrás. (…)”.

Esto no lo ha percibido mucha gente; tiene que ver mucho con que Marcos haya ofuscado, obstruido la vista hacia atrás. Que de una u otra forma, Marcos es responsable también en eso, pues su imagen evitó que el conjunto del EZLN y los miles de hombres y mujeres de todas las edades y zapatistas no se vieran a cabalidad”, dijo el encapuchado en esa ocasión.

Pero dice Morquecho que a pesar de esa declaración y a pesar que han aparecido algunos trabajos que dan cuenta del trabajo de las y los zapatistas a ras de suelo la imagen del Subcomandante Marcos permanece en primer plano.

Desde enero del 2012, el subcomandante Marcos fue claro en señalar la emergencia de una nueva generación de jóvenes indígenas rebeldes zapatistas.

Dijo que son una nueva generación de zapatistas está llegando a los cargos de dirección del grupo armado: “Son jóvenes y jóvenas que nacieron después del alzamiento, que se formaron en la resistencia, y que se educaron en las escuelas autónomas, son ahora elegidos como autoridades autónomas y llegan a ser miembros de las Juntas de Buen Gobierno”.

Según Marcos, en aquel comunicado del 18 aniversario del EZLN, los viejos zapatistas acordaron apoyarlos, acompañarlos y “construir el puente de la historia entre los veteranos zapatistas y ellos. Como nuestros muertos nos heredan compromisos, memoria, el deber de seguir, de no desmayar, de no venderse, de no claudicar, de no rendirse”.

Y no sólo la nueva generación ha destacado Marcos, también destacó en esta nueva coyuntura, la fuerte influencia de los medios no sólo masivos de comunicación, sino también los medios alternativos.

Pero lo más importante, según Marcos es el efecto del internet, pues ahora “los nuevos “terroristas internacionales”, es decir, las redes sociales, pasan del escarnio a la movilización”.

El eso que EZLN es considerada la primera guerrilla en asaltar la red global de internet, con su primera web en línea www.ezln.org. Aunque nunca pudieron conocer quien la hizo, según señalaron en febrero del 2013 en una misiva.

Pero que desde ese día aprendieron que hay gente fuera de la Selva, fuera de Chiapas, incluso fuera de México que abrazaron la causa zapatista, la hicieron suya y replicaron el mensaje en todos los rincones del planeta.

Hay gente allá afuera, lejos o cerca, a quien no conocemos, quien tal vez no nos conozca, que es compa. Y lo es no porque haya participado en una marcha de apoyo, haya visitado una comunidad zapatista, lleve un paliacate rojo al cuello, o haya firmado un desplegado, una hoja de afiliación, un carnet de miembro, o como se diga. Lo es porque las zapatistas, los zapatistas, sabemos que así como muchos son los mundos que en el mundo habitan, también muchas son las formas, los modos, los tiempos y los lugares para luchar contra la bestia, sin pedir ni esperar nada a cambio”, dijo Marcos.

En este nuevo escenario de rebeldía, Marcos cada vez más se oculta, y en las próximas dos sesiones de la Escuelita zapatista, el EZLN ha anunciado que celebrará su 20 aniversario difundiendo su forma organización y construcción de autonomías. Dejarán que hablen los hombres y mujeres desde cada una de sus comunidades a los casi 4 mil 500 alumnos que se esperan en las dos sesiones, la de finales de diciembre y la de principios de enero de 2014.

Para sus aliados del Congreso Nacional Indígena y otros de los pueblos originarios del mundo, les anunciaron la realización de un encuentro especial con ellos, a decir de Moisés, quien habló en el más reciente comunicado rebelde.

Mientras tanto, Marcos sigue agazapado mediáticamente, eso sí, anunció Moisés, Rector de la Escuelita Zapatista, seguirá escribiendo sus comunicados “desde algún lugar de las montañas del sureste mexicano”.

Trackbacks/Pingbacks

  1. El subcomandante Marcos y su repliegue mediático - Michoacán - 18 diciembre, 2013

    […] Isaín Mandujano / Chiapas Paralelo […]

  2. El subcomandante Marcos y su repliegue mediático - Revolución Tres Punto Cero - 17 diciembre, 2013

    […] Isaín Mandujano / Chiapas Paralelo […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.