Desplazados de Puebla piden a Velasco Coello su intervención, tras visita sorpresiva

Desplazados de Puebla y el gobernador Velasco Coello se encontraron el miércoles por la mañana en ese ejido para buscar condiciones que les permitan quedarse en esa comunidad. Foto: Cortesía/Chiapas PARALELO

Desplazados de Puebla y el gobernador Velasco Coello se encontraron el miércoles por la mañana en ese ejido para buscar condiciones que les permitan quedarse en esa comunidad. Foto: Cortesía/Chiapas PARALELO

Líderes y miembros de 17 familias desplazadas de la comunidad de Puebla en el municipio de Chenahló, sostuvieron un encuentro con el gobernador Manuel Velasco Coello, a quien le demandaron garantías de seguridad para poder permanecer en su comunidad, esto luego de la visitó sorpresa que hizo a ese lugar.

Sin que nadie lo esperara o evento público previsto, Velasco Coello llegó hasta la comunidad indígena enclavada en los Altos de Chiapas para observar las condiciones en que se encuentran las más de 90 personas que conforman las 17 familias que fueron expulsadas en junio pasado de esa comunidad.

Las familias regresaron el 17 de enero a su comunidad de origen, Puebla, por temor a perder la cosecha de café de la presente temporada. Acompañado de policías estatales y activistas promotores y defensores de derechos humanos, las familias indígenas tienen previsto estar ahí hasta el lunes 27 de enero.

Pero advirtieron que si las condiciones son las necesarias para quedarse en su comunidad, ellos están decididos a quedarse, tras el conflicto que sostuvieron con evangélicos quienes a sus líderes católicos de envenenar el agua para el consumo de la población.

Acompañado del Secretario de Gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar, quien estuvo presente el pasado 17 de enero en el retorno para la cosecha de café, hoy Velasco Coello llegó a Puebla y les dijo que están dadas las garantías para que puedan seguir en su comunidad y que por su parte instruyó ya a su responsable de la política interior para que personalmente vele porque haya respeto y tolerancia entre las partes en conflicto.

Los indígenas exigieron que el gobierno intervenga o les ayude a recuperar sus muebles y demás pertenencias que fueron saqueadas de las 17 casas que estuvieron abandonadas por varios meses, pero que sobre todo no sean abandonados y posteriormente tengan que dejar la comunidad nuevamente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: