Grupos y colectivos ratifican adhesión con el EZLN 20 años después

“No están sol@s”, sino que les decimos: aquí estamos, estamos con ustedes, ni nos rendimos, ni nos vendemos, ni claudicamos", ratifican grupos adherentes a la causa del EZLN. Foto Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

“No están sol@s”, sino que les decimos: aquí estamos, estamos con ustedes, ni nos rendimos, ni nos vendemos, ni claudicamos”, ratifican grupos adherentes a la causa del EZLN. Foto Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

A veinte años de la magna movilización social en la Ciudad de México para pedir la paz en Chiapas y del cese al fuego declarado por el gobierno federal, una veintena de organizaciones simpatizantes del zapatismo ratificaron su adhesión al movimiento indígena rebelde.

“Veinte años después, les decimos: “No están sol@s”, sino que les decimos: aquí estamos, estamos con ustedes, ni nos rendimos, ni nos vendemos, ni claudicamos. Somos una parte de ese torrente que se ha construido desde La Otra Campaña y ahora en la Sexta”, dijeron en la carta difundida hoy.

Recordaron que el 12 de enero de 1994, centenares de miles de mexicanos salieron a las calles para proclamar que los indígenas rebeldes no estaban solos y que por su parte ellos estaban dispuestos a permitir que el gobierno del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari siguiera bombardeando indiscriminadamente en esta entidad.

“La izquierda mexicana fue un factor esencial de esa gran movilización popular. Con esa acción recuperábamos la vieja tradición, nacida de las entrañas mismas de su concepción como izquierda, al elevar la solidaridad de la buena como principio rector”, dice el pronunciamiento enviado hoy. .

Señalan que a partir de ese momento, con diversos matices, los grupos sociales y colectivos estuvieron relacionados con las diversas iniciativas zapatistas.

“Mal haríamos si diéramos la impresión de que hablamos en nombre de toda la izquierda mexicana. No, una parte prefirió tener como único camino el terreno institucional y ha sido factor clave en el mantenimiento del dominio de los poderosos. Otra parte decidió sacudirse a la primera para recorrer… el mismo camino, llamando siempre a sus seguidores a resolver tareas gigantescas sin nunca dar a conocer el cómo. Finalmente, el resto, prefirió tener una vida vegetativa que, siendo contemplativa”, dijeron los solidarios con el EZLN.

Recordaron que en estos 20 años han ido construyendo una relación no siempre sencilla con el zapatismo, sin embargo, siempre contaron con un punto de apoyo que les permitió mantenerne al lado de los zapatistas: “ni ellos nos pedían que nos convirtiéramos en lo que no somos, ni nosotros les pedimos que se convirtieran en lo que no son. De esta manera, nosotros no tuvimos que sacrificar ni nuestra teoría ni nuestra práctica, no tuvimos que disfrazarnos de lo que no somos”.

Refieren que en ese largo andar juntos, fue la Sexta Declaración de la Selva Lacandona la que permitió que esos encuentros y desencuentros se convirtieran en algo nuevo y diferente.

“La Sexta nos permitió contar con un marco anticapitalista común. Un concepto preciso sobre el sentido de la lucha en contra de las cuatro ruedas del capitalismo: la explotación, el despojo, el desprecio y la  represión”, dicen las organizaciones.

Dicen que fue igualmente fundamental ubicar el espacio donde esta lucha cobra toda su dimensión: abajo y a la izquierda. Y que esto les ha permitido trabajar de maneras diversas bajo una geografía común.

“Esa visión de abajo y a la izquierda busca, antes que nada, generar espacios para construir otra forma de hacer política, basada en la idea de que es posible construir nuevas relaciones sociales sin pedir permiso al gobierno ni a los partidos institucionales -existentes o suspirantes-“.

Aclararon que tras lo aprendido en la Escuelita Zapatista, el EZLN no es únicamente sus jefes militares y voceros, que tampoco es sólo su Comandancia General, tampoco solamente sus Juntas de Buen Gobierno. Que, antes que todo eso, “son sus pueblos y comunidades, mismos que diariamente están construyendo la forma más inédita de hacer política.

Señalan que hoy, “cuando parece que ya está claro que arriba no hay nada que hacer más que servir como bufón que da saltitos, aparentemente simpáticos, queriendo aparentar una oposición… Cuando, de manera persistente, han creado las bases para la venta, pedazo a pedazo de nuestra patria”.

Y que hoy, en este 12 de enero de 2014, veinte años después,  les decimos a nuestros compañeros lo que en 1994 gritamos: “no están solos”, sino que les decimos: aquí estamos, estamos con ustedes, ni nos rendimos, ni nos vendemos, ni claudicamos. Somos una parte de ese torrente que se ha construido desde La Otra Campaña y ahora en la Sexta”.

La carta la firman la Asamblea Nacional de Braceros, la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez”, Brújula Roja, Colectivo Feminista Cihuatlahtolli, Colectivo de Profesores con la Sexta, Consejo Nacional Urbano y Campesino, Coordinadora de la Sociedad Civil de la Región Orizaba, Enlace Urbano de Dignidad, Frente del Pueblo (Resistencia Organizada), Frente Popular Francisco Villa Independiente (UNOPII),  Juventud Comunista de México.

Así también el Movimiento Insumis@ Zapatista, Nodo de Derechos Humanos, Partido de los Comunistas, Resistencias Enlazando Dignidad, Movimiento y Corazón Zapatista, Unidad Popular Apizaquence Democrática e Independiente, Unidad Obrera y Socialista, Unión de Vecinos 19 de septiembre y la Unidad Nacional de Organizaciones Populares de Izquierda Independiente.-

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.