Religiosas del Hospital San Carlos, 45 años atendiendo a las comunidades indígenas

Hospital San Carlos es atendido por religiosas, personal médico y voluntarios. Foto: Cortesía Hospital San Carlos

Hospital San Carlos es atendido por religiosas, personal médico y voluntarios. Foto: Cortesía Hospital San Carlos

 

Religiosas del Hospital San Carlos, ubicado en el municipio de Altamirano, cumplirán en este 2014,  45 años atendiendo a la población de las comunidades indígenas de la zona selva y fronteriza.

En diversas ocasiones han sido agredidas por realizar esta acción de manera altruista, e independiente de la filiación política de las personas que solicitan los servicios. La agresión más reciente fue el pasado 30 de enero, por parte de integrantes de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (Cioac), en el marco de la disputa que sostenían con bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

En 1994, ganaderos de la región también realizaron amenazas y agresiones verbales contra el personal que laboraba en el Hospital.

En la página web del Hospital, señala que fue fundado en el año 1969 por la Misión Dominicana con el Obispo de San Cristóbal de Las Casas, Don Samuel Ruiz García, “ante la falta de atención de salud en la región”.

Añade que en 1976 se traspasó el cargo del hospital a las Hijas de La Caridad de San Vicente de Paúl, quienes han continuado la gestión del hospital hasta el día de hoy.

El Hospital San Carlos es un hospital no lucrativo y se sostiene principalmente por donativos. Una tercera parte de los ingresos es por cuotas de recuperación de los pacientes y los otros dos tercios por medio de donaciones.

Sus estadísticas señalan que el 89% de la población atendida es de origen indígena, en primer lugar tseltal, en segundo lugar tojolabal, y una minoría es de origen chol y tsotsil.

La población atendida es de origen indígena. Foto: Cortesía Hospital San Carlos

La población atendida es de origen indígena. Foto: Cortesía Hospital San Carlos

“En Chiapas, las tasas de mortalidad por enfermedades transmisibles y la falta de una buena nutrición son las más altas del país. Hay zonas endémicas de enfermedades del tercer mundo consideradas como chagas, tuberculosis, oncocercosis y el tracoma. El acceso a los servicios de salud en el estado es pobre, y hay una discriminación mayor hacia las mujeres indígenas”.

En la atención donde también se realizan cirugías, se integra la medicina tradicional indígena. En 2010 fueron atendidos 15,612 pacientes en la consulta externa y 2,918 pacientes fueron internados. La mayoría proceden de sitios muy alejados de Altamirano.

Sobre la agresión del 30 de enero, organismos y colectivos adherentes de la Sexta declaración de la selva Lacandona denunciaron que esta acción viola la legislación internacional. La Convención de Ginebra garantiza “derechos de las personas en tiempo de guerra, específicamente, los derechos del cuadro médico a ser considerado neutral a fin de poder tratar a los heridos”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.