Se reactivan secuestros de migrantes en el Istmo‏

 

Nuevamente están asaltando a los migrantes, que les cobran por su seguridad y los obligan a  reclutarse en los carteles de los zetas y del Golfo. Foto: Martha Izquierdo

Nuevamente están asaltando a los migrantes, que les cobran por su seguridad y los obligan a reclutarse en los carteles de los zetas y del Golfo. Foto: Martha Izquierdo

 

  • Maras presuntamente ligados a la delincuencia organizada operan en ciudad Ixtepec
  • Alejandro Solalinde advierte que los carteles de los zetas y del Golfo se disputan a los migrantes.

Ciudad Ixtepec, Oaxaca.-El padre Alejandro Solalinde Guerra alertó a las autoridades de los tres órdenes de Gobierno a atender la reactivación de asaltos y secuestros en la región del Istmo por grupos de carteles de los zetas y del Golfo que se disputan a los migrantes.

“Sabemos que nuevamente están asaltando a los migrantes, que les cobran por su seguridad y los obligan a  reclutarse en los carteles de los zetas y del Golfo, nos preocupa esta situación por eso estamos pidiendo a las autoridades que actúen”, dijo.

El defensor de los derechos humanos y director del albergue d emigrantes “Hermanos en el camino”, dijo que apenas hace unas semanas tres migrantes fueron secuestrados al salir de Ciudad Ixtepec hacia Media Aguas.

“Los bajaron del tren los agarraron a machetazos y uno de ellos aun esta hospitalizado, va ser intervenido, es urgen dar protección a  los migrantes que siguen siendo víctimas de la delincuencia organizada, que son visto como la mejor mercancía y les están cobrando hasta 5 mil dólares en cada uno de estos secuestros”, abundó.

 

Relatan migrantes secuestros 

¡Esto es un asalto denos su dinero!, y ahí empezó la pesadilla... Foto: Martha Izquierdo

¡Esto es un asalto denos su dinero!, y ahí empezó la pesadilla… Foto: Martha Izquierdo

Eran las 3:30 horas de la mañana, la bestia había partido de ciudad Ixtepec  rumbo a Medias Aguas Veracruz, pero media hora después de salir, los migrantes aun adormitados que viajaban en el lomo del ferrocarril fueron levantados bruscamente, ¡esto es un asalto denos su dinero!, y ahí empezó la pesadilla de Alejandro, Wilson y Carlos, tres migrantes guatemaltecos que escaparon de la muerte tras sufrir un secuestro.

Ellos habían esperado algunos días en las inmediaciones del ferrocarril, y en esos días conocieron a unos centroamericanos igual que ellos que se ganaron su confianza, el día que ocurrieron los hechos no imaginaron que su vida estaría en peligro en manos de quienes habían conocido en esos tres días.

La banda de presuntos integrantes de La Mara coludidos con la delincuencia organizada opera desde Arriaga Chiapas hasta Matías Romero, en Oaxaca, ahora se dedican asaltar y secuestrar migrantes “Es un buen negocio” aseguran ellos mismos cuando secuestran a sus víctimas.

Carlos Enrique Salvador Franco sentado en un cartón,  bajo un árbol en  en el albergue de migrantes hermanos en el camino, habla de cómo escapó de las manos de sus secuestradores.

“Trataron de secuestrarme pero gracias a Dios pude salir huyendo, no me pudieron agarrar porque me escapé, peor mis compañeros no corrieron con la misma suerte y fueron secuestrados y obligados a bajar del tren donde íbamos”, dijo.

Carlos, un migrante guatemalteco de 37 años obligado a salir de su país por la necesidad de darle mejores condiciones de vida a su familia ante la falta de oportunidades laborales en su país, narró que durante tres días estuvieron en las inmediaciones de las vías en donde los mismos asaltantes y secuestradores deambulan y acampan con los migrantes.

“Ellos se confunden ahí con todo el grupo de migrantes, agarran el tren, se meten entre la gente son entre ocho y diez personas, que empiezan asaltar a todos y luego escogen a algunos para secuestrarlos, algunos hasta van fumando mariguana, ya nos habían quitado nuestro dinero, a mí me quitaron 800 pesos y luego nos aventaron del tren para secuestrarnos, bajate, bajate me gritaron y me aventaron después”, abundó.

Carlos pudo ver la forma en la que agarraron a sus dos compañeros y el aprovechando la distracción de haber caído encima de dos de ellos se echó a correr y escapó, regresando a ciudad Ixtepec en dónde pido auxilio al ejército, a la policía municipal, peor no le hicieron caso y  tuvo que acudir a la fiscalía para poner su denuncia.

“Yo estoy bien porque me subí a un árbol y  me escondí para que no me agarraron, pero mis compañeros no tuvieron la misma suerte a ellos los machetearon y les quitaron dinero a sus familias según me dijeron y después de denunciar vine al albergue”, añadió.

A pesar de este episodio en su viaje en busca del sueño americano, Carlos no da marcha atrás y aunque ya no piensa ir a los Estados Unidos espera una oportunidad de encontrar trabajo en México.

Me hice el muerto para vivir. Foto: Martha Izquierdo

Me hice el muerto para vivir. Foto: Martha Izquierdo

Me hice el muerto para vivir

Aun con  las cicatrices de las heridas causadas por los machetazos que recibió de parte de sus secuestradores que casi le cuestan la vida, Wilson recuerda que tuvo que fingir su muerte para vivir.

Postrado en una cama en el albergue de migrantes Hermanos en el Camino  Wilson Morales de 27 años originario de Guatemala, le cuesta hablar sobre el secuestro que acaba de sufrir.

“Nos bajaron del tren, dijeron que nos iban a bajar, que valíamos mucho para ellos, me dijeron, si no te bajas la caída puede ser mortal y nadie se quiere morir por esos nos bajamos y ya estaban otros integrantes de la banda esperándonos”.

Recostado, Wilson muestra las cicatrices, su dedo pulgar fue cercenado, su tobillo aun muestra las puntadas que le cerraron las heridas, su costado derecho, su espalda, y su pantorrilla también resintieron los machetazos que seis sujetos le propinaban al mismo tiempo.

“Luego de que nos agarraron nos pidieron los números de teléfonos de nuestras familias, nos la pasaron y les pidieron 5 mil dólares, y después de colgar vino la orden, como de igual manera nos van a pagar mátenlos, ya no nos sirven y empezaron a machetearnos” contó.

Contener la respiración, fingir estar muerto lo salvo, y a pesar de dolor que le provocaban las heridas pensar en su familia lo mantuvo con vida.

Después de que sus plagiarios lo dieron por muerto a él y su compañero Alejandro, él se levantó y llego a la comunidad de La Mata en donde pidió auxilio y así regresaron por su compañero quien esta hospitalizado y siendo intervenido en el hospital 30 camas.

“Lo único que quisiera es que los detuvieran, los identificaran, estos que vivimos es la propia muerte”, dijo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Asalto a tren que salió de Arriaga deja a 4 migrantes muertos y 3 heridos - Revolución Tres Punto Cero - 20 abril, 2014

    […] Sacerdote Alejando Solalinde había advertido del incremento de los asaltos […]

  2. Asalto a tren que salió de Arriaga deja a 4 migrantes muertos y 3 heridos | Chiapasparalelo - 17 abril, 2014

    […] Sacerdote Alejando Solalinde había advertido del incremento de los asaltos […]

  3. Se reactivan secuestros de migrantes en el Istmo‏ - Revolución Tres Punto Cero - 16 abril, 2014

    […] Martha Izquierdo / Chiapas Paralelo […]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d