A tres años de la detención arbitraria y muerte en tortura de su hermano, exige justicia

Silvia en abril del 2012 cuando hizo la denuncia de la detención y tortura que le causó la muerte a su hermano.

Silvia en abril del 2012 cuando hizo la denuncia de la detención y tortura que le causó la muerte a su hermano.

A tres años de la detención arbitraria y merte por tortura a manos de policías municipales y estatales de su hermano Gabriel, Silvia Domínguez Escobedo, pidió hoy a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) no dar carpetazo al caso y reabrir el expediente para perseguir y capturar a otros implicados que hasta ahora han evadido la acción de la justicia.

Procedente de Reforma, un municipio del norte del estado, donde fueron los hechos el miércoles 11 de abril de 2012, Silvia Domínguez narró que a tres años de los hechos sólo tres personas están presos, el resto fueron liberados o bien permanecen prófugos desde el día en que ocurrió la tragedia que enlutó a su familia.

Recordó que además del ministerio público Edgar Benjamín Estrada Cervantes, quien encabezó el operativo para capturar a su hermano dentro de su domicilio sin orden judicial de cateo, Silvia asegura que los vecinos identificaron al comandante Aín “N” como el que dirigía a los municipales; entre estos uniformados del ayuntamiento municipal se encontraban Ángel Osorio, Daniel de la Cruz Villegas, Jesús Alberto Álvarez Acosta, Juan Antonio Castro Celaya y Paulino Izquierdo Alfaro.

Silvia dijo que sólo tres personas están presos, el resto libres o prófugos, y lo que es peor, la PGJE y la CEDH han dado por cerrado el caso.

Exigió que se castigue a los responsables de este crimen y no se deje en el desamparo a Carmen Cardona, la viuda del fallecido y su hija Guadalupe Domínguez Cardona, ahora de 10 años y que tiene una discapacidad.

De acuerdo con testigos, este miércoles 11 de abril, alrededor de las 22:00 horas, policías estatales de la PGJE al mando del ministerio público Edgar Benjamín Estrada Cervantes, arribaron al domicilio de Gabriel Domínguez Escobedo a bordo de una camioneta gris y un Tsuru blanco sin placas; llegaron acompañados de policías municipales en cuatro patrullas encabezados por el comandante Aín “N”.

De forma violenta, sin orden de captura ni orden judicial para catear la casa, los uniformados estatales y municipales ingresaron al domicilio con un perro para sacar a golpes y culatazos a Domínguez Escobedo.

Según los vecinos que presenciaron la captura, los uniformados buscaban a otra persona que había pasado corriendo y se metió a un lote baldío para perderse entre arbustos y matorrales, sin embargo, aparentemente capturaron al hombre equivocado, a quien le propinaron una severa golpiza aun cuando ya estaba sometido y era trasladado a bordo de una camioneta.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: