Otorga la UNICACH el grado de Doctor Honoris Causa al historiador Enrique Florescano

Florescano toma protesta como Doctor Honoris Causa por la UNICACH

Florescano toma protesta como Doctor Honoris Causa por la UNICACH

La Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) entregó esta viernes el grado de Doctor Honoris Causa al historiador Enrique Florescano Mayet, por su legado plasmado en más de una veintena de libros sobre indigenismo y los procesos culturales desde la época prehispánica.

Apadrinado por el también historiador Juan Pedro Viqueira, quien presentó al laureado y elogió su obra como un grabn aporte a la historia mexicana, así como un gran maestro de muchas generaciones de historiadores y antropólogos, Florescano fue vestido por el rector de la UNICACH, de toga y el birrete para recibir después un pergamino y la medalla de honor.

En el auditorio de Ciudad Universitaria de la UNICACH, ante más de mil personas, entre estudiantes, maestros e invitados, Florescano fue homenajeado por su trayectoria desde su primer libro Precios del maíz y crisis agrícolas en México (1969), pasando por el de Etnia, estado y nación, ensayos sobre las identidades colectivas de México (1997), Memoria Indígena (1969) y hasta su más reciente obra La función social de la historia (2012).

Florescano agradeció el reconocimiento que le fue conferido y recordó su vínculo a Chiapas, dijo que su padre nació en esta precisa ciudad capital del estado de Chiapas en 1911 para luego migrar a la edad de 8 años al estado de Veracruz, donde él nació en 1937. Y que aunque su padre quería que fuera abogado, el perfiló como un historiador.

Florescano reseñó su conocimiento de Chiapas y sus personajes más emblemáticos como Rosario Castellanos y Jaime Sabines, a quienes conoció personalmente. Exploró y conoció mucho de Chiapas no sólo en sus recorridos como titular del Instituto Nacional de Historia y Antropología (INAH) de 1982 a 1988, sino a través de obras escritas por Jan de Vos, Antonio García de León o bien su padrino de esta noche, Juan Pedro Viqueira.

A Florescano se le considera como uno de los principales renovadores de la investigación histórica, pues introdujo en México el enfoque historiográfico de la escuela francesa de los Annales, con su interés por el estudio de los largos procesos históricos desde la perspectiva económica y social.

Ha coordinado los libros Mitos mexicanos, Editorial Aguilar, 1995; Historiadores de México en el siglo XX, Fondo de Cultura Económica, 1995; y El patrimonio nacional de México, Fondo de Cultura Económica, 1997.

Ha publicado obras como La historia y el historiador, Fondo de Cultura Económica, 1997; Etnia, Estado y Nación. Ensayo sobre las identidades colectivas en México, Taurus, 2004; La bandera mexicana. Breve historia de su formación y simbolismo, Fondo de Cultura Económica, 1998 (edición en color de reciente aparición: Taurus, 2000); Memoria indígena, Taurus, 1999 (ya en su segunda edición); y Para qué estudiar y enseñar la historia, Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América, 2000.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia le otorgó el Premio Fray Bernardino de Sahagún, por su libro Precios del maíz y crisis agrícolas en México, 1708-1810, en el año de 1970. Entre otros reconocimientos que ha recibido destaca el Premio Nacional de Ciencias Sociales que le concedió la Academia de la Investigación Científica en 1976. Asimismo, en 1982 el gobierno francés le otorgó las Palmas Académicas. Humanities de Santa Monica, California, Estados Unidos, lo nombró Getty Scholar. A principios de 1996 la Universidad de Cambridge (Inglaterra) lo designó Simon Bolivar Professor para el año académico 1996-1997, un reconocimiento que otorga esa universidad a personalidades de la cultura latinoamericana.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: