Recuperar la confianza en el Programa Nacional de Vacunación, reto del gobierno en Simojovel Chiapas

Acuerdos en la comunidad La Pimienta, Simojovel. Foto: ChiapasPARALELO

Acuerdos en la comunidad La Pimienta, Simojovel. Foto: ChiapasPARALELO

 

Habitantes de la comunidad La Pimienta, del municipio de Simojovel, conformado en su mayoría por indígenas tsotsiles, sostuvieron una asamblea y de acuerdo a sus usos y costumbres, concluyeron que para recuperar la confianza en el sistema de salud pública, particularmente en el Programa Nacional de Vacunación, primero debe investigarse y fincarse una “responsabilidad a fondo”, en el caso de las muertes y afectaciones que sufrieron niños y niñas vacunados en el lugar el pasado 8 de mayo.

“De por si en la región la mayoría somos muy preocupados y desconfiados en. los servicios de salud pública, porque nunca hemos tenido una buena experiencia”, señala Fredy Camacho, habitante de Simojovel

Nombrado como enlace de comunicación por habitantes del poblado La Pimienta, Fredy Camacho explicó que en para los habitantes de las comunidades rurales y urbanas de la zona “está prohibido enfermarse los fines de semana, porque de por si entre semana el servicio de salud es escaso y deficiente, el sábado y domingo no hay un médico que se aparezca por acá”.

Y en el caso de las brigadas que llegan dentro del Programa Nacional de Vacunación –dijo- siempre han generado desconfianza entre la población, pero con el tiempo poco a poco los padres y madres de familia ha aceptado llevar a sus hijos a vacunar. “Ahora, con lo que pasó y la muerte de las dos criaturas, da nuevamente incertidumbre y uno se pregunta si será que van a volver a creer en vacunas”.

Durante la asamblea que los poco más de 2 mil habitantes de La Pimienta sostuvieron el pasado fin de semana, los pobladores tuvieron varios acuerdos, entre ellos un pliego de demandas a las autoridades, que de cumplirse, podrían permitir poder volver a abrir las puertas del lugar al sector salud y a las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Primero –explica Fredy Camacho- se debe hacer una investigación para fincar una responsabilidad a fondo. “Que se investigue quién es el responsable, cuál fue el problema que originó la muerte de los dos niños, y las afectaciones a los otros 29”, detalló.

Un segundo planteamiento es que si bien a la comunidad pueden llegar representantes de diversas instituciones –entre ellas las brigadas de salud-, la población no participará en tanto no acuda el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, y haga el compromiso con la comunidad para cambiar de fondo la situación de marginación en la que viven.

“Que el nos diga qué alternativa nos da, cómo va a quedar los dos fallecimientos. Que quede asentado ante el gobernador que se necesita un buen hospital, se necesitan caminos para sacar a los enfermos, se necesitan vías de comunicación”, detalló Fredy Camacho.

Los habitantes de La Pimienta, regidos por el sistema de usos y costumbres, acordaron que una vez que se dialogue con el gobernador, se aclare lo sucedido y se finquen responsabilidades, “la asamblea decidirá qué va a hacer, va a analizar si se vuelven a aceptar los programas de vacunación. No queremos que en Simojovel ni en ningún otro lugar vuelva a suceder un asunto como este”,dijo el portavoz.

 

Este martes, a la comunidad La Pimienta llegó personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para continuar con las investigación que inicio por el caso. El estado de salud de los 24 niños y niñas que permanecen hospitalizados no ha variado, seis se encuentran graves.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d