Adolfo Sarmiento: el candidato del partido nuevo de la derecha

Adolfo Sarmiento. Foto: Roberto Ortíz/ Chiapas PARALELO.

Adolfo Sarmiento. Foto: Roberto Ortíz/ Chiapas PARALELO.

La casa de campaña del candidato a la presidencia municipal de Tuxtla por el Partido Encuentro Social está ubicada muy cerca del parque de la marimba. El espacio es un local comercial pintado en color blanco, con un par de mesas en donde había propaganda electoral y una lona colgada con el logo del partido político de reciente creación. El día de la entrevista sólo estaban tres personas, una de ellas el candidato.

Adolfo Sarmiento Zenteno tiene 30 años de edad –es junto con Fernando Castellanos Cal y Mayor de los contendientes más jóvenes-. Es biólogo marino de profesión. Se ha dedicado, básicamente a su profesión: producción de tilapia y piñón, por ejemplo. Tiene una beca del Conacyt para estudiar una maestría en energías renovables en la Universidad Politécnica de Chiapas.

Su pasado en la política es haber sido coordinador de las y los jóvenes en el Partido del Trabajo. Recibió la constancia  de mayoría como diputado local plurinominal en el 2012, pero le impugnaron y al final el papel sólo le ha servido de recuerdo.

Después de su paso por el PT fundó una organización de jóvenes llamada “Yo también soy zurdo”. Se dedicó con la agrupación a hacer eventos deportivos, culturales y talleres para combatir el bullyng.

A principios del año se registró en el Partido Encuentro Social a invitación de su papá, quien es uno de los fundadores del instituto político en el estado y cuando se eligieron candidatos dice: “Yo alce la mano”.

Las posibilidades de un triunfo para un partido de reciente creación, como el suyo, son difíciles. ¿Tiene conciencia de cuáles son sus condiciones en este proceso electoral?

Estamos conscientes que tenemos rivales muy fuertes. Pero también tenemos claro que la ciudadanía está cansada de ellos, de su forma de hacer política. Nosotros estamos apelando a la conciencia y a la dignidad de los ciudadanos que no venden su voto. Es difícil, pero no es imposible. Tenemos las ganas, el empuje.

En lo personal ¿A qué le apuesta con esta candidatura?

Le apostamos a ganar. Le pedimos a la ciudadanía que no vea sólo dos colores. Nuestro partido no se formó de la ruptura de otro partido, es un partido que nació de una agrupación política. Le apostamos que la ciudadanía se dé cuenta que tiene voz en nosotros.

¿Cuál es su opinión de  los otros candidatos y candidatas?

Son respetables todos. Creo que hay vicios en cómo se llevan las campañas y en cierta parte los propios ciudadanos tenemos la culpa porque lo hemos permitido. Cada quien trae su visión de la política. Nosotros nos vamos a mantener con propuestas más que con protestas.

¿Considera que es una elección pareja?

La cancha es la misma, pero los utensilios son diferentes. No nos limita. Creo que no se puede tapar el sol con un dedo. Si se ve mucho apoyo para algún lado. Creo que las autoridades electorales  les toca ver eso, nosotros nos vamos a dedicar a lo nuestro.

Adolfo Sarmiento asegura que como presupuesto de campaña lo único que tiene son 10 mil pesos. Con ese recurso se está moviendo para promover el voto a favor de su partido.

Proyecto de Gobierno

Durante la entrevista, Adolfo Sarmiento habla más de Encuentro Social que de su propia candidatura. Repite con insistencia que son un partido nuevo que busca los votos de la ciudadanía consciente.

“La base de nuestro partido es la familia” y con tal afirmación  es imposible no comparar el partido nuevo con el instituto político más viejo de la derecha en México el Partido Acción Nacional (PAN).

Encuentro Social nació como una agrupación política. En su corta vida ha realizado alianzas con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el PAN y el Partido Nuevo Alianza.

¿Cuál considera que sea el principal problema de Tuxtla?

La apatía de la ciudadanía. Nada más nos acordamos que somos ciudadanos cada tres años. Votamos un día y luego  nos quejamos tres años de esos que nos llegaron a pedir el voto, pero a los tres años que llegan de nuevo les volvemos a dar el voto. No estamos de acuerdo, pero seguimos votando por los mismos.

Creo que ahora es responsabilidad también de los ciudadanos voltearnos a ver a los partidos nuevos, que estamos ofreciendo una opción diferente.

Otro grave problema es la corrupción. Todo eso se debe a que hemos dejado de fomentar los valores y principios en la familia. Si como familia fortalecemos los principios no va haber corrupción.

¿Cuál es su principal propuesta de campaña?

Creo que como autoridad tenemos una obligación que es cumplir con los servicios básicos: todo lo que es alumbrado público, alcantarillado y agua potable.

Pero, nosotros también proponemos apoyar la educación y realizar un programa fuerte en contra de la corrupción.

Las propuestas de Adolfo Sarmiento parecen más una carta de buenas intenciones que un proyecto con acciones concretas para lograr el bienestar de la ciudadanía de Tuxtla Gutiérrez.

“El zurdo” es un joven de buen trato, que ríe con facilidad y que cuando habla de política trata de ser concreto.

¿Cuál es su posición sobre la privatización de Smapa y las concesiones de algunos servicios o bienes públicos?

Estamos en contra de la privatización del agua potable. Hay que ver cómo está Smapa. No digo que en cuanto llegué vamos a resolverlo, pero sí que vamos a hacer algo para solucionar el problema que tiene Smapa. Sobre las concesiones hay que ver cómo están esos contratos y qué se puede hacer.

¿Cuál considera que es la obra pública prioritaria para Tuxtla?

La pavimentación de calles considero que es algo urgente, pero que es mi obligación. Vamos a fortalecer también las empresas para impulsar el empleo. Crear las mejores condiciones para que haya más inversión.

¿Cómo hacer para favorecer la obra pública cuando hay una deuda del municipio que le come buena parte de su presupuesto?

Es cierto hay una deuda grandísima. Es mentira decir que yo llegó a la presidencia municipal y la voy a quitar. Pero, podemos avanzar ahorrando recursos quitando a todos los aviadores que hay, eficientando los servicios, que sólo estén los trabajadores que deben de estar.

A nosotros no nos interesa el “moche”. No va haber diezmos ni nada de eso si nosotros llegamos al gobierno. Eso va a ayudar a la economía en Tuxtla.

¿Existe como eje transversal de sus propuestas el tema de equidad de género?

Nosotros no vemos una diferencia entre hombre y mujer. La Ley dice que hay que dar espacios a las mujeres, yo pienso que no debe ser por  Ley, sino por capacidad. Las mujeres son muy capaces. Son la piedra angular la familia. Los espacios para las mujeres no lo hacemos por un compromiso legal, sino porque confiamos en su capacidad.

Con su respuesta sobre este tema recuerda, una vez más, la posición de derecha que tiene el Partido Encuentro Social sobre los derechos humanos de las mujeres.

¿Qué va a pasar si el resultado no le favorece el 19 de Julio?

Mi esposa me dijo que esto era lo último a lo le entrabamos en la política porque es un desgaste muy grande, se sacrifica uno mucho. Pero, en lo personal, pienso que vale la pena que hay que seguir. Vamos a continuar trabajando con la asociación civil “Yo soy Zurdo”. Este proyecto no se termina el 19 Julio y veremos qué pasa en el 2018.

Al finalizar la entrevista unos jóvenes estudiantes de medicina se acercan a la casa de campaña. El candidato se levanta de su asiento y les dice, exactamente, lo que acaba de comentar a Chiapas Paralelo “somos un partido nuevo que busca el voto consciente de la ciudadanía”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: