Hackean web de Código Sur y denuncian compra masiva de la versión impresa

Hackean web de Código Sur y denuncian compra masiva de la versión impresa

Hackean web de Código Sur y denuncian compra masiva de la versión impresa

El periodista y editor del periódico Código Sur en Chiapas, Sergio Melgar Recinos denunció que por segunda ocasión en menos de una semana, hackers informáticos le tiraron su página de internet y le dejaron amenazas en su contra por la línea editorial crítica de su medio en contra del alcalde tuxtleco priísta Samuel Toledo Córdova.

Desde hace ocho años, el periodista y otros comunicadores creó el periódico quincenal Código Sur (www.codigo-sur.com) en su versión impresa y virtual, en donde hemos publicado reportajes, entrevistas, notas, columnas y cartones políticos sobre la realidad sociopolítica de Chiapas, desde una perspectiva crítica, lo que ha incomodado a algunos actores y grupos de poder político local.

A raíz de la edición 205 cuyo encabezado fue: “Se va Samuel Toledo millonario de Tuxtla”, una entrevista con María Delia Ruiz Torres, una ciudadana detenida y denunciada por el propio alcalde por el presunto delito de extorsión, dice Sergio Melgar que iniciaron una serie de ataques a su medio de comunicación.

En la citada entrevista con la ciudadana ahora ya en libertad, denunció que Samuel Toledo compró una casa de 30 millones de pesos en Cuernavaca y un departamento en el fraccionamiento exclusivo de Bosques de Santa Fe en el DF con un valor de 40 millones de pesos, lo que es imposible que pueda sustentar con su sueldo de 70 mil pesos como presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez.

Después de ese texto periodístico difundido, en su versión virtual e impresa d ela revista, la página de www.codigo-sur.com fue hackeada dos veces en una semana y que registró una compra masiva de ejemplares en todos los puestos de revistas de esta ciudad capital, intentando impedir la lectura de este periódico.

“Afortunadamente, Código Sur también se distribuye en San Cristóbal, Comitán, Palenque y Tapachula. A María Delia también la abordaron en la calle dos sujetos y le pidieron dejar de declarar pendejadas”, dijo Melgar Recinos. .

Señaló que en la página de Código Sur, además de burlarse del equipo editorial, así como del corresponsal de Proceso, Isaín Mandujano, se lee la leyenda: “Dejen de leer pendejadas que se publican aquí” y “dejen de publicar tanta pendejada”. “Al gobierno siempre se la pelan…”

“Independientemente de que vamos a interponer una formal querella ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, queremos manifestar nuestra preocupación y condena a esta serie de acciones que intentan censurar un medio de comunicación y además atentan contra la libertad de expresión en Chiapas”, expuso el reportero.

indicó que fente a tantos crímenes de compañeros periodistas, represión física, amenazas y cooptaciones en todo el país, “es lamentable que Código Sur no se pueda leer virtualmente así como tampoco en los puestos de revistas intentando acallar un medio crítico que ha dado voz no sólo a grupos que no tienen voz, sino a los lectores”.

Pidió a las instancias federales y estatales que garanticen la protección a periodistas para que libremente se pueda vender su periódico “sin hostigamiento ni persecuciones o daños tecnológicos, así como también reiteren su respeto a la libertad de expresión e investiguen quién quiere acallar la prensa crítica en Chiapas”.

Pidió la solidaridad de medios y periodistas chiapanecos y cusó Melgar Recinos al alcalde Samuel Toledo de estos ataques: “Al acalde de Tuxtla, Samuel Toledo, lo hago responsable de la integridad física de quienes trabajamos en Código Sur”.

En el sexenio de Juan Sabines Guerrero (2007-20012) sufrió no sólo compra masiva de ejemplares, sino incluso hostigamiento y acoso de las autoridades estatales a través de denuncias penales derivado de una publicado información sobre la deuda pública en ese sexenio. Al final del sexenio, la deuda oficial rondaba los 21 mil millones de pesos y la deuda total (con pago a proveedores y constructoras) era de 40 mil millones de pesos.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: