Ejército mexicano, omiso en recomendación por ejecución de 3 bases del EZLN

Como parte de los acuerdos suscritos con los familiares de las víctimas y de CIDH, las autoridades construirán un parque en el ejido Morelia en memoria de Severiano, Hermelindo y Sebastián. Foto: Chiapas Paralelo

Como parte de los acuerdos suscritos con los familiares de las víctimas y de CIDH, las autoridades construirán un parque en el ejido Morelia en memoria de Severiano, Hermelindo y Sebastián. Foto: Chiapas Paralelo

 

El Ejército mexicano fue el gran ausente en la ceremonia de reconocimiento de responsabilidad de esta institución y del Estado mexicano en su conjunto, en la muerte de 3 indígenas tzeltales, bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Tampoco se informó de la investigación y en su caso, juicio contra quienes participaron y ordenaron la ejecución de Severiano y Hermelindo Santiz Gómez y Sebastián Santiz López, ocurrida el 7 de enero de 1994, en el Ejido Morelia del municipio de Altamirano, en manos de militares.

En la ceremonia que se llevo a cabo el pasado 10 de noviembre en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, asistieron las viudas de los tres tzeltales: Patrona López Sántiz, Paulina Domínguez Gómez y familiares de Carmen López Sántiz, quien no pudo llegar por afecciones a su salud.

La dignidad que da la congruencia, le otorgó a Petrona la fortaleza para plantear ante representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) –organismo dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), que emitió la recomendación 48/97 del reconocimiento de responsabilidad al Estado mexicano- y ante el subsecretario de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, el reclamo por la impunidad con la que autoridades mexicanas actuaron durante 21 años.

“Ese es el dolor más profundo que siento, la rabia y la impotencia que tengo. No entiendo por qué el personal del Ejército como que no son hijos de Dios, son unos diablos por la forma en que actuaron”, dijo Petrona.

Recordó que su esposo trabajaba en la tienda comunitaria cuando llegaron los militares, en el marco de las acciones que llevaban a cabo contra el EZLN y quienes presuponían eran parte del grupo insurgente.

Sacaron a la cancha del poblado a todos los hombres de la comunidad. Ahí uno de los militares sacó una lista y nombró a Severiano, Hermelindo y Sebastián. Los separaron del grupo, los llevaron al interior de la Iglesia y los torturaron. Luego los subieron a un vehículo y se los llevaron.

Tres días después los pobladores –siguiendo el vuelo de unos zopilotes- encontraron los tres cuerpos en un camino, ya ejecutados.

“Han pasado muchos años y vivimos en la carencia y pobreza extremas. Y no se ha hecho la justicia. No quiero que pasen muchos años más porque es mucho lo que he sufrido”, expresó la anciana.

Como parte del reconocimiento de responsabilidad por la muerte de los tres indígenas a los que el EZLN reconoció como bases de apoyo de este grupo, Campa Cifrían dijo en representación del Estado Mexicano, que éste “cumplirá cien por ciento el acuerdo” con las víctimas y con la CIDH, que contiene el reconocimiento oficial en la responsabilidad de los hechos, la reparación a través de la indemnización, además de crear las condiciones para la no repetición de un hecho semejante.

“Sabemos que el Estado tiene una responsabilidad, que ha pasado mucho tiempo y la intención es atender oportunamente lo más pronto que se pueda cada uno de los compromisos”, dijo.

Sin embargo, se negó a explicar porque el Ejército mexicano se negó a estar presente en la reunión. Tampoco precisó el resultado de la investigación y sanción contra quienes cometieron la ejecución.

El representante de las familias, Miguel Ángel de los Santos Cruz, hizo énfasis en este vació.

Dijo que esperan en breve tener informes sobre el juicio que se inicie contra quienes ordenaron y cometieron el asesinato. “La CIDH no tuvo dudas en señalar que la responsabilidad por la privación de la vida es del Ejército Federal. Este acto es el inicio de un proceso de justicia que debe de concluir con el castigo a los responsables de la ejecución”, añadió.

Como parte de los acuerdos suscritos con los familiares de las víctimas y de CIDH, las autoridades construirán un parque en el ejido Morelia en memoria de Severiano, Hermelindo y Sebastián.

2 Comentarios en “Ejército mexicano, omiso en recomendación por ejecución de 3 bases del EZLN”

  1. rafael lima estrada
    13 noviembre, 2015 at 12:25 #

    Esto solo deja entrever que hay una constante e intensa campaña de desprestigio a las autoridades federales.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ejido Morelia: impunidad para el Ejercito | Chiapasparalelo - 13 noviembre, 2015

    […] a las claras evidencias, el Ejercito Nacional Mexicano ha negado responsabilidad en los hechos, y el Estado mexicano continúa protegiendo, negándose a investigar o simulando hacerlo, para […]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: