Falta de abastecimiento de agua e incremento de incendios en 2016, por sequía

Aguacero Foto: Laura Lorena Fernández

Aguacero Foto: Laura Lorena Fernández

 

El Consejo de la Cuenca de los ríos Grijalva y Usumacinta llamó a las autoridades de los tres niveles de gobierno a preparar acciones para enfrentar la severa sequía que habrá en Chiapas y Tabasco en 2016, como resultado del fenómeno climático de El Niño.

Alfredo Araujo Esquinca, presidente de este organismo, destacó que se prevén serias afectaciones en la agricultura y problemas para abastecer de agua potable a la población, porque las presas La Angostura, Malpaso y Chicoasén se mantienen en niveles históricamente bajos, como resultado de la falta de lluvias.

En 2015 llovió 25 por ciento menos que el año anterior; lo cual indica que la próxima temporada de estiaje -durante los primeros cuatro meses de 2016- provocará problemas en el abastecimiento de agua, incluso, en ciudades importantes como Tuxtla Gutiérrez y Villahermosa, capitales de Chiapas y Tabasco, respectivamente.

“Al bajar los niveles de los ríos, donde están los sistemas de captación, la succión del agua podría resultar imposible, porque los equipos de bombeo no pueden funcionar cuando la cota es más baja que el límite permisible”, explicó.

Ante este pronóstico y el riesgo de que se incrementen los incendios forestales, el Consejo de la Cuenca de los ríos Grijalva y Usumacinta realiza talleres con otras instituciones como la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Ejército mexicano, la Secretaría del Campo y la Secretaría de Protección Civil del estado para establecer medidas preventivas.

“Todas las dependencias deben estar atentas, sobre todo los organismos operadores de sistemas de agua potable; sólo con la prevención vamos a poder mitigar los efectos de este año seco; de lo contrario, tendremos graves consecuencias económicas y sociales”, advirtió.

Araujo Esquinca apuntó que El Niño es resultado del calentamiento de los océanos, que actualmente tienen una temperatura de tres grados arriba de lo normal; esto contribuye a que haya sequías intensas, pero también da lugar a fenómenos meteorológicos excepcionales como el huracán Patricia, que afortunadamente no causó daños importantes en el país, porque se degradó al tocar tierra.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.