La espera para hablar tres minutos con Fernando Castellanos

Después del mediodía seguía habiendo ciudadanos y ciudadanas esperando que les dieran una ficha para hablar con el alcalde.

Después del mediodía seguía habiendo ciudadanos y ciudadanas esperando que les dieran una ficha para hablar con el alcalde.

María Isabel Gómez está desde hace horas recargada en una columna del Palacio Municipal de Tuxtla Gutiérrez. Son casi la 1:00 de la tarde y tiene la ficha número 72 para hablar con el presidente municipal, Fernando Castellanos Cal y Mayor en el Jueves Ciudadano. Mientras espera su turno vigila de lejos al alcalde:” no se me vaya a ir”, dice que le urge hablar con él personalmente.

Fernando Castellanos Cal y Mayor le dedica de tres a cinco minutos a cada persona que pasa hablar con él. Su función es más bien de un “oficial de partes”. Las y los ciudadanos que se acercan le dicen qué necesita y los canaliza para alguna secretaria.

Mientras está escuchando a las personas mueve la pierna derecha debajo de la mesa de manera insistente, pareciera que tiene prisa, pero él mismo dice que se quedara hasta que haya atendido a la última persona de la fila.

Lo que más solicitan, quienes asisten al Jueves Ciudadano, son asuntos relacionados con desarrollo social: vivienda, apoyos económicos, terrenos. También piden que se les condonen recargos y multas, que se les otorgue un permiso. Hay líderes de colonias que llegan a nombre de todos sus vecinos a pedir que les atiendan problemas de servicios básicos. Hay de todo.

Dos

Ayuntamiento tres

El edil está sentado  en el fondo del patio de la presidencia municipal en una mesa en donde en un costado tiene al Secretario de Obras Públicas, Carlos Alberto Than; y en el otro lado a la Coordinadora de Atención Ciudadana, Laura Lobato. La mesa está cercada por valla elásticas de color azul, si bien, no logran detener a nadie, su intención es hacer una división.

Alrededor de la mesa hay personal de logística del Ayuntamiento vestidos con pantalón negro y blusa blanca. A algunos es fácil ubicarlos porque estuvieron en la campaña del ahora edil. Lo tratan con tanta vehemencia que hasta se ve caricaturesco. “Va a pasar el alcalde, permiso, permiso” dice alguien del personal de un modo reverencial exagerado mientras se cerciora que nadie se le acerque. El alcalde se ve habituado a ese trato.

En las mesas de alrededor hay funcionarios y funcionarias de todas las dependencias municipales. Son pocos los que atienden a algunas personas a pesar de las largas filas y es que la mayoría con quien quiere hablar es con el presidente municipal.

Ayuntamiento cuatro

Tres

María Isabel Gómez de la colonia Paulino Jonapá llegó desde las 6:00 de la mañana para poder hablar con el presidente municipal, quiere pedir empleo para su esposo. Trabajaba en Protección Civil Municipal, pero fue despedido con el cambio de administración.

Este jueves, María Isabel, se despertó más temprano que lo habitual porque a las 6:00 de la mañana ya estaba en el edificio de la presidencia municipal,  había otras personas esperando, le tocó la ficha 76. Para hablar con el edil necesitaba pasar tres filtros.

Mientras María Isabel ya espera en el patio de la presidencia municipal, afuera aún hay personas queriéndose anotar para tener una audiencia con el alcalde. Les dicen que ya no hay espacios, que debieron de haber sacado cita antes en la Coordinación de Atención Ciudadana.

La funcionaria Laura Lobato dice que se le pidió  a la ciudadanía que sacaran cita porque había quienes querían lucrar con los pases para hablar con el presidente municipal. Asegura que dejan algunos espacios para las personas que llegan el mismo día.

La estrategia no ha resultado del todo, la propia María Isabel cuenta que la primera vez que se anotó para poder hablar con el alcalde fue en una lista que llevaba personal del diputado Carlos Penagos cuando llegó a su colonia. Tuvo que asistir a un mitin del legislador para registrarse.

Cuatro

Ayuntamiento Dos

En el Jueves Ciudadano el ingreso a la presidencia municipal es controlado. Hay mesas de registros y personas, que literalmente, impiden el paso.

Ha pasado el mediodía y aún hay personas afuera de la presidencia esperando audiencia con el alcalde. No han logrado ni siquiera pasar al patio del edificio.

El alcalde y la coordinadora de atención ciudadana no se ponen de acuerdo en cuanto al número de personas que se reciben. Él dice que son de 4 mil a 6 mil, ella de 300 a 500. El personal de prensa del Ayuntamiento dice que la cifra correcta es la que da Castellanos.

Por el número de personas que llegan, pareciera que la única forma que ha encontrado la ciudadanía para resolver las problemáticas de los servicios municipales de su colonia es llegando a hablar, directamente, con el presidente, lo que podría ser muy poco funcional en cualquier administración o un mal indicador.

Sin embargo, Fernando Castellanos no lo ve así, prefiere pensar que la ciudadanía ha encontrado un “gobierno de puertas abiertas” y que por eso llegan a hablar con él.

Cinco

Ayuntamiento Cinco

Mientras se desarrolla el día de audiencias con el alcalde y sus funcionarios en el patio de la presidencia, afuera el grupo de música de marimba del Ayuntamiento toca para una audiencia que se nota cansada.

Es contrastante escuchar la música de fondo mientras también se oyen los alegatos de las personas que quieren pasar hablar con el alcalde o  se muestran cansadas de esperar en una fila que parece no avanzar.

La mayoría de las personas que llegan son de colonias del oriente norte de la ciudad. La zona en donde le fue bien a Fernando Castellanos Cal y Mayor en las votaciones.

Ahora la población que votó por él lo encuentra en otras circunstancias. Ya en su calidad de alcalde de Tuxtla. Le piden solución a sus problemas.

Ya es hora de la comida y María Isabel sigue esperando. Desde lejos sigue viendo que el edil no se le vaya a ir. Fernando Castellanos sigue moviendo de manera insistente su pie derecho y voltea a uno y a otro lado, donde todos le hablan. Aún faltan varias horas para que la jornada termine.

Un comentario en “La espera para hablar tres minutos con Fernando Castellanos”

  1. Loyda
    10 marzo, 2016 at 7:07 #

    Lamentable organización y lo peor de todo es que uno recurre para buscar solución de cobros indebidos como son: Agua, luz y etc. etc. y la información que proporcionan los «funcionarios» es infundada, haciendo que para llegar a la solución y/o respuesta, y una vez obteniendo la famosa ficha, se tenga que perder todo un día de espera, verdaderamente ES VERGONZOSO QUE EN UNA CAPITAL AÚN SIGA LA IGNORANCIA, LA POCA CAPACIDAD DE COORDINACIÓN Y EL RETROCESO.

Responder a Loyda Haga clic aquí para cancelar el reenvío

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: