Mercedes Osuna, agredida por «humanistas»

Mercdes Osuna, activista y defensora de los derechos humanos. Foto: Cortesía

Mercdes Osuna, activista y defensora de los derechos humanos. Foto: Cortesía

 

Dicen que son «un grupo de amigos que nos encanta la música (…) una la radio alternativa, libre e inteligente, sin compromisos que nos impidan decir lo que otros callan (…) una iniciativa católica que busca ofrecer “contenidos humanistas, arte, música, voces y pensamientos frescos del más alto nivel”.

Sin embargo el pasado 16 de febrero, Mercedes Osuna, miembro de un organismo contra la violencia y el feminicidio, fue golpeada por Ricardo Padilla Castillo -director de Veritas Medios Global A.C, organización de Mater Unitatis- quien al momento de la agresión portaba un chaleco con el logotipo de Veritas.

En conferencia de prensa, Mercedes denunció que  a las 16:00 horas de ese día se encontraba en el negocio de su madre, “El Encuentro”, una tienda de artesanía, ubicada en el andador Guadalupano, cuando Ricardo y otra mujer llegaron al negocio y gritaron: “Estamos hasta la madre”.

Fue entonces que Osuna, que se encontraba acompañada de su madre, se incorporó del lugar donde estaba, para cuestionar a los desconocidos qué pasaba y para esto, decidió usar su teléfono celular para grabar, pero en ese momento el hombre que llevaba el chaleco de Veritas, “se me aventó y me tiró el celular”.

Mercedes, integrante de la Campaña permanente contra la violencia y el feminicidio en Chiapas, tuvo que morder al desconocido un brazo para liberarse.

La mujer que acompañaba al director de Veritas procedió a tomar de los brazos a Mercedes, mientras que el hombre golpeó a la activista quien por varios años fungió como integrante del circulo de seguridad civil del Subcomandante Galeano del EZLN.

Según la versión de Mercedes, miembro del Consejo Ciudadano de San Cristóbal, el hombre “intentaban arrancarme el ojo; fue una cosa terrible”, por lo que al ver lo que ocurría, la madre de la activista activó el alarma contra robo y minutos después llegó la Policía Municipal.

Ozuna fue traslada a la comandancia de la corporación en una patrulla, mientras que el desconocido en un taxi, pero horas después quedó en libertad.

Por estos hechos, Ouna interpuso una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), con copia al Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.

Osuna dijo desconocer la causa de la agresión y aseguró no conocer a las personas, pero durante la agresión el hombre amenazó reiteradamente a la activista: “Pinche vieja te va cargar la madre. A nosotros no nos van hacer nada”.

Mercedes Osuna es una mujer conocida en Chiapas por su activismo a favor de grupos indígenas y campesinos, labor a la que ha dedicado más de 40 años de su vida. Mercedes posee una vida honesta y una calidad moral incuestionable, pero ante todo Mercedes es una mujer independiente, una cualidad que resulta incómoda hasta a «humanistas» que no son tal.

 

 

Comunicado de integrantes de la Campaña Popular contra la Violencia y el Feminicidio en Chiapas y el Consejo Ciudadano de San Cristóbal de las Casas

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 17 de febrero de 2016
A la Conferencia del Episcopado Mexicano
A la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas
A Mater Unitatis- Veritas Medios Global A.C
A los organismos de derechos humanos, nacionales e internacionales
Al Gobernador del Estado de Chiapas
Al H. Ayuntamiento de San Cristóbal de Las Casas
A los medios de comunicación
A la sociedad civil en general
Las organizaciones y personas integrantes de la Campaña Popular contra la Violencia y el Feminicidio en Chiapas y el Consejo Ciudadano de San Cristóbal de las Casas denunciamos públicamente la agresión de Ricardo Padilla Castillo contra nuestra compañera, activista y defensora de los derechos humanos, Mercedes Osuna .
El día de ayer, martes 16 de febrero, Mercedes fue agredida dentro de la tienda de artesanías «El Encuentro», propiedad de su madre, en el andador Guadalupano de esta ciudad por un hombre desconocido que después fue identificado como Ricardo Padilla Castillo, director de Veritas Medios Global A.C., organización de Mater Unitatis. (Ver video)
Nuestra compañera relata que «alrededor de las 4 de la tarde se presentaron un hombre y dos mujeres en la tienda de artesanías. El hombre que vestía un chaleco de color caqui con el logotipo “VERITAS” (radio de corte Católica) entró al negocio muy agresivo gritando «estoy hasta la madre”; por lo cual comencé a video-grabarlo con mi celular y entonces se me abalanza, tomándome del cabello jalándome del mismo con el fin de tirarme al suelo, además de proporcionarme diversos golpes en mi anatomía y en determinado momento me arrebató el celular. Me agarró las manos y me las dobló para someterme y lastimarme. A mi madre, una mujer de más de 80 años, la empujó. Una de las mujeres que lo acompañaban gritaba «Ricardo, Ricardo» para tratar de mesurarlo. Mordí la muñeca del agresor para soltarme y defenderme pero en ese momento otra de las mujeres me sujetó mientras el hombre me metía los dedos en los ojos. Entonces mi madre hizo sonar la chicharra de alarma para llamar la atención de la policía y fue cuando tres hombres entraron a defendernos y al ver la presencia de más personas los agresores salieron de manera inmediata de la tienda».
«Cuando llegó la policía municipal al lugar, argumentó que no podía detener al agresor y nos pidió que fuéramos a las oficinas de la Policía Municipal para levantar la denuncia e iniciar las diligencias.»
«Hasta después de poner mi denuncia ante el Ministerio Público por agresiones y amenazas supe el nombre del agresor», el cual es Ricardo Padilla Castillo, director de Veritas Medios Global A.C., organización de Mater Unitatis que tiene relación con la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas y enarbola el precepto de «Amar hasta lograr la unidad»
Es oportuno destacar que una de las mujeres que acompañaban al agresor le manifestó a nuestra compañera Mercedes “Te va a cargar la chingada, ya que soy comadre de Anahí”,
Ante el temor de que Mercedes y su madre sean nuevamente agredidas hacemos responsable a Ricardo Padilla Castillo de cualquier otro acto de violencia en su contra.
Expresamos públicamente nuestro apoyo y solidaridad hacia nuestra compañera y esperamos que este hecho no quede en la impunidad ante la presunta relación que dicen tener los agresores con la esposa del Gobernador del Estado.
Exigimos castigo ejemplar al agresor en cuestión y hacemos un llamado a la sociedad civil para denunciar todas las formas de violencia contra las mujeres e invitamos a que en caso de que alguna otra persona haya sido agredida por Ricardo Padilla Castillo, lo denuncie para evitar que estos hechos se repitan.
Atentamente,
Organizaciones y personas integrantes de la Campaña Popular contra la Violencia y el Feminicidio en Chiapas y el Consejo Ciudadano de San Cristóbal de las Casas

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.