Más de 20 años de millonaria de derrama económica y Chiapas sigue igual de pobre

Millones y millones de pesos para combatir la pobreza, pero Chiapas sigue igual o peor.

Millones y millones de pesos para combatir la pobreza, pero Chiapas sigue igual o peor.

Chiapas es el estado que más recursos para el combate a la pobreza ha recibido en todo el país durante los últimos 20 años, sin embargo, las mediciones muestran que ésta no se ha reducido, al contrario, parece incrementar de manera lenta pero sostenida.

 

Eso se concluyó en la presentación del informe “Desigualda y Exclusión Social en Chiapas, una mirada a largo plazo”, realizado por investigadores sociales y economistas chiapanecos y financiada por el organismo internacional Oxfam México.

 

El documento elaborado por Jorge López Arévalo y Gerardo Núñez Medina, dos investigadores de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) revelan la crítica situación que se vive en Chiapas, que tras el alzamiento armado de 1994 ha sido receptor de millones de dólares que poco han impactado entre las comunidades indígenas y campesinas de la entidad.

 

Elvia Quintanar Quintanar, coordinadora del proyecto de investigación dijo que gran parte del porqué estos recursos no impactan, es la corrupción de la que está plagada el aparato burocratico gubernamental en Chiapas en todoso los niveles, desde el federal, el estatal y el municipal.

 

Dijo que la nunca transparencia y la nula rendición de cuentas propicia una recurrente corrupción que no termina en Chiapas y que por ende los recursos que se aplicanpara el combate ala pobreza sólo llega a cuenta gotas a los destinatarios.

 

Ricardo Fuentes de Oxmfam México dijo que hay una tendencia creciente de la desigualdad y que es un fenómeno mundial sobre el que Oxfam ha alertado desde el 2014, cuando revelaron que 85 personas poseían más riqueza que la mitad de la población mundial.

 

Explicó que la crisis de desigualdad que se vive en el mundo tiene características especíales es por ello que Oxfam México público en junio de 2015 el documento “Desigualdad Extrema. Concentración del poder económico y político” en donde alertaron de la brecha que existe entre los que lo tienen todo y los que no tienen nada.

 

“Encontramos que en México las fortunas de cuatro personas crecieron cinco veces en el periodo 1996-2014 mientras que, en el mismo lapso, el PIB per cápita creció a menos del 1% anual. El país de 55.3 millones de personas en pobreza es a su vez el país de algunos de los hombres – sí, hombres – más ricos del mundo. “Muchos Méxicos”, es una frase común, pero no menos cierta”, dijo Ricardo Fuentes.

 

Agregó que el documento presentado el jueves en Chiapas, busca precisamente dar razón de las desigualdades del México que se vive en diferentes regiones del país, sus causas y consecuencias desde las construcciones territoriales y comunitarias; así como las rutas de salida que se pueden esbozar desde lo local.

 

“Nos preocupa un sistema en el que sea posible que 55 millones de personas vivan en pobreza”, indicó.

 

En el informe se señala que Chiapas es considerado como el estado con mayor concentración de población en situación de pobreza y pobreza extrema. Como consecuencia, es la entidad que más recursos ha recibido en Programas de Combate a la Pobreza durante los últimos 20 años. Sin embargo, las mediciones muestran que ésta no se ha reducido, al contrario, parece incrementar de manera lenta pero sostenida.

 

El documento se divide en cuatro partes: Desigualdad en Chiapas: problemas al interior y al exterior; Desigualdades sociales: la diferencia entre nacer en una familia indígena y en una mestiza; Desigualda- des y gasto público; Desarrollo con equidad. Conclusiones y propuestas.

 

En la primera parte se identifican los determinantes macro de la desigualdad, revisando aquellas gene radas en términos del Índice de Gini, y su relación con los niveles tanto de generación de riqueza como con los de pobreza municipal. Paralelamente se analiza la relación entre el crecimiento de la población y la evolución de la riqueza.

 

En la segunda parte se cuantifica la magnitud de las desigualdades sociales en el nivel micro, asociadas a las diferencias entre poblaciones indígenas y mestizas, ingresos salariales, tasas de empleo y niveles de educación. Se analizan las diferencias socioeconómicas producto de la desigualdad en los niveles de ingreso, educación y acceso a mercados laborales y la composición étnica de la población como un determinante fundamental para de nir la posición que ocupan las personas en la estructura social chiapaneca.

 

En la tercera parte se analizan las desigualdades generadas por el gasto social municipal, que lejos de ayudar a disminuir los niveles de pobreza ha servido para sostener e incluso incrementar la desigualdad socioeconómica entre municipios y poblaciones indígena y mestiza.

 

Finalmente, se expone la forma en que las políticas públicas deben incidir para generar condiciones mínimas de equidad y se expone una serie de propuestas de crecimiento y desarrollo con equidad, para que los grupos menos favorecidos superen su condición de vulnerabilidad.

 

El documento destaca que Chiapas, ha experimentado un lento crecimiento por más de un siglo, mismo que se ha profundizado en los últimos 35 años, configurando un mercado de trabajo débil y desestructurado: presenta la tasa de trabajo asalariado más baja a nivel nacional y una de las más altas tasas de informalidad, que al segundo trimestre de 2015 alcanzó el 80%.

 

Se señala que al interior de Chiapas, la precarización del empleo, aunada a la pérdida del valor real de los salarios, son los principales determinantes de las desigualdades económicas. Adicionalmente, el acceso a las oportunidades laborales se liga a factores discriminatorios que agudizan la frágil condición de las poblaciones indígenas.

 

Se dice en el informe que durante el último siglo, la población de Chiapas aumentó y la economía creció; sin embargo, las condiciones de vida de sus habitantes no mejoraron.

En el año 2010, Chiapas ocupó el séptimo lugar en términos de población a nivel nacional, con un total de 4.79 millones de habitantes. En términos económicos, el mismo año generó el 1.8% del PIB nacional y ocupó el lugar número 19, así como el último en el PIB per cápita del país.

 

Como resultado de un proceso histórico con altas tasas de crecimiento poblacional, crisis recurrentes y estancamiento económico, se ha generado un círculo vicioso entre pobreza y desigualdad, que reporta a la entidad los índices más altos de pobreza y desigualdades en todos los ámbitos.

 

———FIN——

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.