Tras 52 días de desaparecido por el INM, joven indígena aparece con vida

Maximiliano ya está con su familia...

Maximiliano ya está con su familia…

Luego de 52 días de desaparecido por el Instituto Nacional de Migración (INM), el joven indígena Maximiliano Gordillo Martínez apareció con vida tras la intensa campaña nacional e internacionales que libraron su familia, amigos y organizaciones civiles que lo apoyaron.

Las organizaciones civiles de derechos humanos que acompañaron a la familia de Gordillo Martínez en su proceso de búsqueda y exigencia de investigación, informaron anoche que el pasado lunes 29 de agosto fue localizado Maximiliano y que se encuentra ya con su familia.

Agradecieron al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, y a todas las personas, colectivos, iglesias y organizaciones de la sociedad civil en México y en otras partes del mundo, que respondieron de diferentes maneras a nuestros múltiples llamados y que se implicaron activamente en los esfuerzos para exigir y lograr su presentación con vida.

Confirmaron que desde su detención por parte de agentes federales del Instituto Nacional de Migración, el pasado 7 de mayo de 2016 en la caseta de revisión migratoria de Chablé, Tabasco, hasta el día de su localización, Maximiliano sufrió delitos y graves violaciones a sus derechos humanos, responsabilidad del Estado mexicano.

Dieron a conocer que este momento Maximiliano y su familia están viviendo un proceso de fortalecimiento emocional y espiritual, y que se continúa el trabajo de documentación y análisis del caso para definir los términos del seguimiento.

“De ello se informará a su debido tiempo. Por ello, solicitamos su sensibilidad y respeto a los procesos de sanación y fortalecimiento, como formas concretas de expresar la solidaridad”, dijo el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, a nombre de todos los organismos involucrados.

Refiere que “lo vivido por Maximiliano nos revela la magnitud de la violencia estructural, institucional y social que sufren las personas mexicanas y provenientes de otros países, durante sus traslados y destinos migratorios al interior de nuestro país. Pero también nos recuerda que la exigencia y realización de la verdad, la justicia y la reparación integral implican a una sociedad civil consciente y movilizada”.

“A las y los familiares de las miles de personas desaparecidas en México, les animamos a no desfallecer ante la insensibilidad e ineficacia de los mecanismos de administración y procuración de la justicia, y la impunidad que perpetúa las violaciones a los derechos humanos. Nos unimos a ellas y ellos para alentar su esperanza en los procesos de organización colectiva y lucha por la verdad y la justicia”, concluye el Frayba.

Además del Frayba estuvieron involucrados en su búsqueda de forma activa, Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes y La 72 Hogar Refugio para Personas Migrantes, de Tenosique, Tabasco.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.