Exigen organizaciones civiles feministas renuncia de mando policiaco municipal en Tuxtla

Activistas feministas

Activistas feministas

Organizaciones civiles femnistas denunciaron el incrmento de la violencia hacia las mujeres en la cpital del estpor lo que exigieron a las autoridades estatales y municipales desplegar medidas que frenen esta oleada de agravios.

Pronunciamiento

Al Gobernador Manuel Velasco Coello

A la Comisión Estatal de Derechos Humanos

A la Comisión de Igualdad de Género del Congreso del Estado

A los y las diputadas locales

A la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres

A la Secretaría de Seguridad Pública Estatal

A la Procuraduría de Justicia del Estado

Al Presidente Municipal Fernando Castellanos Cal y Mayor

A la Comisión de Equidad y Género del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez

A la Secretaría Municipal de la Mujer

A la Procuraduría General de la República

A las diputadas y diputados federales

Al Secretario de Comunicación y Transportes

 

Quienes suscribimos este documento, militantes feministas, activistas, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanía en general, ocupadas y comprometidas con la erradicación de todos los tipos de violencia hacia la mujer en particular y hacia toda la sociedad; realizamos el siguiente pronunciamiento:

Las organizaciones defensoras de los derechos humanos de las mujeres somos quienes documentamos, través de diferentes medios de comunicación tradicionales y digitales, la violencia de género y la violencia feminicida a la que estamos sujetas las mujeres. Durante este año, en Chiapas se han registrado 42 feminicidios y 7 transfeminicidios, de acuerdo a los datos aportados por el Colectivo de Mujeres (COLEM) y por el Observatorio de

Violencia de Género. Según el Observatorio ciudadano de Chiapas, el índice delictivo en esta ciudad ha incrementado. Tuxtla concentra el 33.9 de las denuncias registradas, siendo que solamente somos el 11.68 por ciento de la población del estado. La tasa de violencia sexual es mayor que la tasa nacional y estatal, sobrevivimos en una ciudad donde las mujeres somos doblemente atacadas.

En el lapso de dos días, en Tuxtla Gutiérrez, una de las llamadas ciudades más seguras, se han suscitado ataques como el de la joven deportista que fue secuestrada por unos sujetos cuando salía de las instalaciones del parque Caña Hueca para dirigirse a su hogar: dos sujetos a bordo de un taxi, la sometieron, la drogaron y agredieron sexualmente. Otra joven menor de edad fue agredida sexualmente en un lavado de autos ubicado en la colonia Jardines de Tuxtla y Bulevar Ciro Farrera.

Estos hechos violentos y el pésimo tratamiento por parte del gobierno municipal de Tuxtla Gutiérrez y del gobierno estatal, a través de la Procuraduría estatal; han evidenciado su falta de interés por este grave problema, la escasa capacitación de quienes están a cargo de atender estos casos, su falta de sensibilización y sus métodos, donde no se incorporan los protocolos de atención a víctimas y de perspectiva de género.

Así, al incremento de la violencia contra las mujeres, se agrega una segunda victimización a las afectadas por delitos, ahora de parte de las instituciones. Primeramente, no existió protección a la identidad de la víctima, toda vez que sus datos personales y su fotografía fue proporcionada a los medios de comunicación, poniendo en riesgo su integridad física y emocional, al ser expuesta a través de las redes sociales que, como bien sabemos, son exponenciales.

Seguidamente, Francisco Santos Hernández, Secretario de seguridad pública municipal, realiza declaraciones en las que legitima la violencia machista al juzgar a la víctima, poner en entredicho su palabra, vulnerar sus derechos humanos y poner en riesgo a otras mujeres al justificar los actos de los violadores y feminicidas.

Y por último, anoche se dio a conocer la supuesta declaración de la joven que fue secuestrada en las inmediaciones del parque Caña Hueca, en la que niega los hechos delictivos de los cuales había sido víctima. La nota no está firmada por nadie y tampoco aclara el origen de la información. Lo que si sabemos es que, por parte del gobierno municipal existe un gran interés por limpiar la imagen institucional, no por atender a la víctima y mucho menos por realizar acciones sustantivas para erradicar la violencia.

Por lo anterior, EXIGIMOS:

1.- La renuncia del Secretario de Seguridad Pública Municipal, Francisco Santos Hernández, quien no solamente no ha implementado estrategias efectivas para frenar el índice delictivo en la ciudad, sino que ha dado muestras fehacientes del machismo y la misoginia institucional.

2.- Que se realice una investigación y la sanción correspondiente a los funcionarios públicos del gobierno municipal y de la Fiscalía especializada en los derechos de la mujer, a fin de que se esclarezcan los motivos y circunstancias bajo las que se vulneraron los derechos de la víctima al negársele su derecho a no denunciar, a recibir apoyo emocional y exponerla de esta manera tan lamentable.

3.- Que se destine recurso económico y humano necesario para que la Secretaría de la mujer municipal, pueda realizar acciones eficaces que garanticen espacios sustantivos libres de violencia para todas las mujeres.

4.- Que las personas encargadas de atender a las víctimas, estén capacitadas, sensibilizadas y que en todo momento sigan el protocolo de atención de víctimas.

5.- Que, tanto las instituciones municipales como las estatales, cumplan con su encomienda en cuanto a garantizar los derechos humanos de las mujeres víctimas de violencia de género.

  1. Que se regule el servicio del transporte público en Tuxtla Gutiérrez y en el estado, a través de operativos interinstitucionales para atender el problema del pirataje y la certifcación.

7.- Que los medios de comunicación y quienes laboran en ellos, se comprometan a respetar la privacidad y datos personales de las víctimas, así como a dejar atrás prácticas que no abonan en nada a una vida libre de violencia para las mujeres.

8.- Que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Chiapas y la Visitaduría de la mujer, intervengan ante esta clara violación a los derechos humanos que el gobierno municipal de Tuxtla Gutiérrez ha realizado en contra de todas las mujeres.

9.- Que la Secretaria del empoderamiento de las mujeres en Chiapas, Itzel de León Villard, se pronuncie en contra de la violencia de género y de los femincidios, y ejecute políticas públicas que garanticen nuestro derecho a vivir libre de violencia.

10.- Llamamos a la reflexión a las autoridades y Congresistas de Chiapas para que promuevan la apertura de un debate serio acerca de la violencia sexual y feminicida, reconociendo la necesidad de analizar las diferentes propuestas para llamar a una Alerta de Género en el Estado.

Firmamos este documento y refrendamos nuestro compromiso social de continuar generando mecanismos que construyan sociedades dignas, equitativas y justas para fortalecer a las instituciones, a través de la participación organizada de la ciudadanía.

¡Vivas Nos Queremos!

¡Ni Una Mas!

¡Alto a las violencias machistas!

¡Alto al machismo institucionalizado!

¡Alerta de Género YA!

Firmantes

Frente Feminista de Chiapas, AC

Voces Feministas

Observatorio de Violencia de Género.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: