Chiapas en el 4o lugar nacional con muerte infantil por enfermedades preveniblescurables

Foto: Andrés Domínguez

Foto: Andrés Domínguez

La discriminación y violencia contra niñas y niños afecta su desarrollo físico, emocional y    psicológico. Sus expresiones más graves, tienen como consecuencia la muerte.

 

El Estado debe garantizar el derecho a la salud y a una vida libre de violencia. Sin embargo, hoy en Chiapas siguen muriendo niñas y niños por causas que pudieron haberse evitado. Para sensibilizar sobre este hecho y visibilizar a estas víctimas, Melel Xojobal promovió la Jornada La #MuerteImpune.

 

Niñas,  niños, y  jóvenes sancristobalenses, así como sus familias, recorriendo las calles del centro de la ciudad, alzaron la voz contra el olvido recordando los nombres de víctimas e informando sobre casos de niñas y niños que han fallecido por acción directa u omisión del Estado, como el asesinato de 18 niñas y niños en 1997 en la comunidad de Acteal en Chenalhó por grupos paramilitares, el asesinato de Jose Luis Tehuatlie en 2013 y de Luis Ángel hace unos días en operativos de la policía estatal del estado de Puebla, el caso de los dos niños fallecidos en Simojovel por una inadecuado manejo y aplicación de vacunas, y las 41 niñas y adolescentes que desde 2011 han sido asesinadas en Chiapas.

 

Además, informaron que a tasa de defunciones por desnutrición es mucho más alta en esta entidad que en el resto del país.

 

Al concluir la caminata, las y los integrantes de esta organización social que trabaja en el cumplimiento de los Derechos de la Infancia desde hace casi 20 años, invitaron a compartir la ofrenda del altar montado en la Plaza Catedral, para elevar la conciencia sobre esta situación y evitar que estas muertes, evitables, sigan pasando desapercibidos entre la sociedad chiapaneca.

 

La adecuada implementación de la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y operación del Sistema de Protección Integral de las Niñas Niños y Adolescentes en todos sus niveles debe garantizar condiciones para la supervivencia y desarrollo de todas ellas y ellos.

Ninguna de estas niñas, niños y jóvenes debieron morir.

Recordó Melel Xojobal que Chiapas es el cuarto lugar a nivel nacional con mayor tasa de mortalidad infantil por enfermedades que son prevenibles y curables. Y que de 2011 a la fecha, 41 niñas y adolescentes han sido víctimas de feminicidio en Chiapas. Pese a la gravedad y la frecuencia de los casos, no sólo no existen medidas para prevenirlos y castigar a los culpables.

 

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: